La Virgen María en la Biblia

La Virgen María en la Biblia


Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Mucha gente, dentro y fuera de la Iglesia Católica siente que la devoción de aquéllos que aman a María es exagerada, apenas Cristiana, y no fundada en la Biblia. Pero la negativa, especialmente de muchos protestantes, de reconocer a María como algo más que una especie de incubadora de Jesús, está muy lejos de hacer justicia al mensaje de la Biblia.

Ellos ignoran Lucas 1:48 donde María dice: “desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones”. Ellos no la llaman bienaventurada.

Ellos ignoran Lucas 1:52 donde María habla de Dios y de sí misma cuando dice. “Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.” Pretenden que siga siendo una humilde sierva, más que reconocer que Dios levantó a su humilde sierva hasta los más altos honores.

Ellos ignoran Apocalipsis 12:1, donde la madre del salvador es vista “ vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.”. ¿No la coronó Dios y la vistió con cuerpos celestiales, haciéndola así la Reina de los Cielos?

Ellos ignoran la parte de la historia de las bodas de Caná, donde María insta a Jesús a iniciar su ministerio. Ella le pide que muestre alguno de sus poderes sobrenaturales, “su gloria” como lo llama la Biblia. El dice “Aún no ha venido mi hora”. Pero ella parece saberlo mejor y lo empuja fuera del nido, por así decir. ¿Es ésta simplemente una “humilde sierva” o más una madre Judía asertiva y proactiva?.

María está presente, no sólo en cada paso de la vida de Jesús sobre la tierra, sino incluso antes y después. Así quizás como los magos en Mateo 2:11 que “vieron al niño con su madre María”, nosotros también tenemos que encontrar a Jesús con su madre. No hay necesidad de escoger a uno sobre el otro. Al contrario, según lo que la Bienaventurada Virgen María ha dicho en varias apariciones, Jesús quiere que recemos a y con ambos, Jesús y María.

Echemos un vistazo a la vida de María con Jesús

En su concepción, Dios no tomó a María por la fuerza. Él le habló muy respetuosamente, y ella consintió en convertirse en la madre virgen del Mesías. De modo que su consentimiento, su “ hágase conmigo conforme a tu palabra” era obviamente importante para Dios. El podía simplemente haberla impregnado e informado después del hecho. Pero tal parece que era parte de su plan dejarle la decisión a ella. ¿Por qué? Muchos pensadores católicos responden esta cuestión haciendo una conexión con Eva, la “Madre de todos los vivientes” (Génesis 3:20). En su carta a los Romanos 5:18-19, Pablo dice: “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos”. Los Católicos aplican el mismo pensamiento no sólo a Adán y a Jesús, sino también a Eva y a María. Entonces se lee. “Así como el pecado y la muerte llegaron al mundo por la desobediencia de Eva y Adán, el perdón y la vida eterna llegaron por la obediencia de María y Jesús.”

Madonna handing Jesus the no longer forbidden fruit of knowledge, 15th century statue in the church "St. Maria Koenigin" in Cologne, Germany

Madonna alcanzando a Jesús la ya no prohibida fruta del conocimiento. Estatua del siglo XV en la iglesia “Santa María Reina” en Colonia, Alemania.

La conexión entre Eva y María es también evidente en la profecía de Dios en Génesis 3:15, donde dice a la serpiente, que representa al Diablo: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”. Aquí Dios predice que aunque una mujer fue la primera en sucumbir a las tentaciones del diablo, también será la que lidere la lucha contra Satán. Y ella será la que eventualmente traerá un descendiente que aplastará el poder del Diablo (su cabeza) – aunque esto pueda costarle su vida corporal (el mordisco en el talón).

Lamentablemente, incluso entre Católicos hay muchos que dicen que María no sería nada sin Jesús, que ella recibe todo su poder y su gracia de él. Sin embargo eso no es lo que dice la Biblia. Aquí Dios escoge a María por sus propias cualidades para ser su madre. Antes de que ella conciba a Jesús, Dios ya le dice a ella: “¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres… has hallado gracia delante de Dios” (Lucas 1:28+30). Martín Lutero dijo ante todo el mundo “Dios está con ella, lo que significa que todo lo que ella hizo o no hizo es divino, y la acción de Dios a través suyo”. María no se volvió santa porque Jesús fuese su hijo. Jesús fue su hijo porque ella ya era santa. Esto no quiere decir que sus experiencias con Jesús no la hiciesen más santa, pero Dios ya estaba con ella y “el poder del Altísimo la cubrió con su sombra” antes de que Jesús se hiciese humano (Lucas 1:35). Así que el poder y la gracia de María vienen de las tres personas de la trinidad.

Volvamos al tema de la obediencia de María por un minuto, porque no era una cuestión baladí. Al consentir en un embarazo extra-marital ella lo arriesgaba todo. Si ella no podía convencer a José y a muchos otros del origen divino del niño, ella seguramente perdería a su novio y muy probablemente también su vida, porque la pena por adulterio era apedreamiento hasta la muerte. De modo que María mostró una fe increíble al participar en el plan de Dios, y parte del plan era una doncella cuya reputación y santidad ayudarían a la gente a creer que ella había concebido del Todopoderoso. ¿Qué habría sido si hubiese concebido a Jesús sólo para ser apedreada hasta la muerte por adulterio?

Obviamente su fe estaba bien arraigada. Dios cuidó de ella vinculándola con Isabel, que también concibió milagrosamente. Entonces él llenó a la prima de María, mayor que ella, con el Espíritu Santo y la hizo reconocer inmediatamente a María y su niño divino. En Lucas 1:42-43+45 Isabel exclama “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿De dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? “ Imbuida del Espíritu Santo, Isabel llama a ambos, madre e hijo, benditos y es la primera en llamar a María “La Madre de mi Señor”, i.e., la Madre de Dios. Por tanto, Isabel es la primera discípula de Jesús y María. Su sagrado entusiasmo continúa: “ Dichosa la que ha creído que se cumplirá lo que se le dijo de parte del Señor” (Lc 1:45). Exultante de que Dios le hubiese dado una aliada semejante, María responde con un canto de alabanza a Dios, conocido como el Magníficat (Lc. 1:46-55). ¡Qué hermoso ejemplo de mujeres apoyándose una a otra en el trabajo de Dios!

Aunque Dios tomó cuidado de María, su fe fue probada severamente una vez tras otra. Después de la concepción virginal tenía que dar a luz a Jesús en un pobre y viejo establo, mientras estaba de camino. Desde allí, la familia sigue a Jerusalén para presentar a Jesús ante Dios en su templo. Aquí de nuevo Dios envía al Espíritu Santo a través de un hombre y una mujer (Simón y Ana) para darle un mensaje a María y al mundo (Lc 2:26-38). Dios hace proclamar a Simón que Jesús es el mesías y que ambos, él y su madre, sufrirán mucho por causa de ello. En los versículos 34+35 le dice a María: “Simeón los bendijo, y dijo a María, su Madre: Puesto está para caída y levantamiento de muchos en Israel y para blanco de contradicción; y una espada atravesará tu alma, para que se descubran los pensamientos de muchos corazones”.

Los editores patriarcales han insertado paréntesis en el texto, como para hacer que parezca que las palabras de Simón sobre el sufrimiento de María (“ y una espada atravesará tu alma”) fuera un excurso y que el hecho de que se descubran los pensamientos de muchos corazones se debiese sólo al sufrimiento de Jesús. Pero no hay paréntesis en el texto Griego. Simón se refiere a las pruebas de Jesús y María, sin faltar ni una coma. Así que, de nuevo, las escrituras sugieren mucho más trabajo en común entre hombre y mujer, Jesús y María, que lo que la gente quiere admitir. Desde el nacimiento de Jesús en el establo hasta su muerte en la cruz, María lo acompañó y compartió su dolor. Su sufrimiento y sacrificio fue también el sufrimiento y sacrificio de ella y sus alegrías fueron también suyas (de ella).

"Pieta" — Detail of painting by William Adolphe Bouguereau

Piedad” – Detalle de un cuadro de William Adolphe Bouguereau

Cuando Jesús tenía doce años, él aparentemente pensaba que estaba listo para dejar a sus padres terrenales y permanecer en el templo en Jerusalén. Lc 2:41-52 describe cómo Jesús no quería volver a casa con su familia. La vida en el templo era una opción válida para los devotos extremos, pero María y José no lo permitieron. Sabiendo que Jesús era el Mesías, María aparentemente se sintió segura de que, de cualquier modo, ella podía prepararlo tan bien para su papel como cualquier número de sacerdotes y escolares del templo. Sus padres le mandaron volver a casa con ellos y él “y les estaba sujeto” (Lc 2:51). Aparentemente María tenía razón para su confianza, porque como informa Lucas “Jesús crecía en sabiduría y edad y gracia ante Dios y ante los hombres”. (Lc 2:52).

En las bodas de Caná (Juan 2:1-12) María le pide a Jesús que ayude con un milagro cuando la fiesta se queda sin vino. Al principio el lo rechaza bruscamente diciendo “Mujer, ¿qué nos va a ti y a mí? No es aún llegada mi hora”. Ella ignora su respuesta, aparentemente sabiendo que el no rechazaría realmente su petición, e instruye a los sirvientes que hagan lo que Jesús les diga. El resto es historia: el convierte el agua en vino y su hora de ministerio público ¡ha llegado después de todo!.

La respuesta de John Calvin a esta historia fue criticar a María por su deseo “de exceder su humanidad y hacerse ella mísma una intermediaria, lo que es olvidar que la gracia viene totalmente de Dios y lo que él disponga”*. La arrogancia de los pensadores patriarcales nunca deja de sorprenderme. Obviamente Dios concedió el deseó desinteresado de María porque ella sabía cómo pedir esa gracia, que es “totalmente de Dios”, para la humanidad. Dios debe haber visto únicamente compasión y sabiduría en su petición y confirmó su papel de intermediaria. Dios no tenía miedo de dar poder a María.

Así que la fiesta de la boda de Caná es de donde los Católicos sacan la idea de que Jesús no puede rechazar ninguna petición enviada a él a través de su madre.

María no fue solo un instrumento en esta boda, sino que estuvo también entre los primeros discípulos en viajar a lo largo del país con su hijo. El texto dice: “Después de esto (la boda) bajó a Cafarnaúm Él con su Madre, sus hermanos y sus discípulos.” (Jn 2:12) . Ella no estaba físicamente a su lado todo el tiempo, pero aparentemente tanto como podía. Ella estaba aún entre los discípulos en Pentecostés, cuando todos ellos recibieron el espíritu santo del ascendido Cristo. Hechos 1:13-14 lista los apóstoles presentes en la ocasión y añade: “Todos éstos perseveraban unánimes en la oración, con algunas mujeres, con María, la madre de Jesús, y con los hermanos de éste.”

Como los otros discípulos, María algunas veces tenía que ir a casa a cuidar de la familia etc. En ésto ella no es diferente de Simón, por ejemplo, quien en Marcos 1:30 atiende a su suegra, cuando ésta se encuentra seriamente enferma.

Durante estos años de recorridos errantes, la Biblia menciona a María un par de veces de un modo que se entiende a veces como si Jesús dijese que ella no era importante o le faltase al respeto. Miremos a Marcos 3:31-35. Desde un punto de vista más superficial, este pasaje trata de una típica madre Judía diciéndole a su hijo “Come! Come!”. Antes, en el mismo capítulo, (Mc 3:20-21) Marcos describe cómo tanta gente atosiga a Jesús y sus discípulos que ellos no tienen tiempo ni para comer. Aparentemente ésto ha sucedido más de una vez, porque alguien está lo suficientemente preocupado por ello como para dar un aviso a la familia de Jesús. Como cualquier buena madre haría, María piensa que su hijo está excediéndose. ¿Cómo puede llevar a cabo su ministerio si no saca tiempo para comer? Ella reúne a sus familiares para ir y llamarle la atención. Aparentemente quiere usar su autoridad y aliados para dispersar a la multitud el tiempo suficiente para que su hijo coma. Así es como llegan a la casa a rebosar donde está Jesús y pide que salga con ellos. Suena como si quisiera secuestrar a su hijo y hacerle comer. Pero él sabe lo que está ocurriendo y le dice básicamente “Mamá, ya soy un chico grande; yo sé lo que es mejor para mi vida!”. El se está emancipando.

Sin embargo, Jesús frecuentemente actúa y habla no sólo a un nivel mundano, sino también a un nivel espiritual. Y así, usa la ocasión para invitar a todos sus seguidores al interior de su familia. Él dice: “¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y, echando una mirada sobre los que estaban sentados en derredor suyo, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Quien hiciere la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.” (Mc 3:33-35). Él nos invita a todos nosotros a hacer lo que María hizo cuando dijo “hágase en mí según tu palabra” (Lc 1:38).

El mismo tema se desarrolla en Lucas 11:27-28. Aquí una mujer exclama: “ ..Bendito el seno que te llevó y los pechos que mamaste. Pero El dijo: Más bien dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan.” El no dijo: “No, mi madre no es bendita”, él literalmente dice “ciertamente” (ella es bendita por ser mi madre) “e incluso más benditos” son todos aquéllos que guardan la palabra de Dios. El mismo evangelio de Lucas pone muy claro que María es la primera entre aquéllos que “oyen la palabra de Dios y la guardan”. Ella oye al ángel Gabriel en la anunciación y responde con “que se cumpla en mí tu palabra”. Poco después Isabel confirma “Dichosa tú que creíste! Porque se cumplirá lo que el Señor te anunció” (Lc 1:44). De nuevo, en el capítulo siguiente Lucas dice: “Pero María conservaba y meditaba todo en su corazón.” Lc (2:18)

Desde luego, el énfasis de Jesús no está en el cuerpo que lo alimentó, sino en el alma que se unió con él en la realización de la voluntad de Dios. Nosotros tenemos que seguir el ejemplo de Jesús y María más que sólo admirarlos como algo externo.

El famoso místico del siglo XIII Master Eckhart dio voz a la misma idea cuando dijo: “¿Qué hay de bueno para mí si el eterno nacimiento del Hijo divino tiene lugar incesantemente, pero no tiene lugar dentro de mí mismo? ¿Qué hay de bueno para mí, si el creador hace nacer a su hijo y yo no lo hago nacer también en mi cultura?

El énfasis de Jesús estaba siempre en incluir a tantos como pudiese en la familia de Dios. En esta familia los más humildes son los más grandes. Así, el humilla no sólo a su madre sino también a sí mismo. Más que llamarse a sí mismo Hijo de Dios, prefiere llamarse como Hijo del Hombre. El mismo dice: “¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno fuera de Dios” (Lc. 18:19).

Jesús quería ser nuestro servidor y hermano y que su madre fuese nuestra hermana. ¿Es por ello erróneo pensar en ellos como el Hijo de Dios y la Madre de Dios? No, lo que es incorrecto es pensar que Dios no puede ser nuestro Señor y servidor, nuestro padre y hermano, nuestra madre y hermana, divino y humano. Dios no encaja en los pequeños y ordenados moldes en que queremos encajonarlo. Él rompe todos los esquemas.

Finalmente, en Juan 19:26-27. Aquí la vemos debajo de la cruz. Excepto el apóstol Juan todos los discípulos varones han huido temerosos. Los que arriesgan todo por Jesús son Juan y 3 Marías: La Virgen María, su hermana María y María Magdalena. “Jesús, viendo a su madre y al discípulo a quien amaba, que estaban allí, dijo a la madre: Mujer, he ahí a tu hijo. Luego dijo al discípulo: He ahí a tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.” Los Católicos dicen que en este momento Jesús dio a su madre a todos sus discípulos como madre suya (de ellos). Aparentemente esto nunca se les ha ocurrido a los Protestantes. ¿Por qué no? Ellos saben que lo que se dice en la Biblia no es simplemente un relato histórico de lo que pasó entre determinadas personas hace 2000 años. Ellos saben que cuando Jesús se dirige a sus discípulos, se dirige a todos nosotros. Ellos saben que cuando él dice a un individuo: “Tus pecados son perdonados; tu fe te ha hecho libre.” Él se refiere a todos nosotros. Entonces, ¿por qué no tendría que referirse a todos nosotros el Espíritu que inspiró la Biblia cuando él/ella inspiró a Jesús a decir “He ahí a tu madre”?

 

 

Notas al pie:

Thomas O’Meara, Mary in Protestant and Catholic Theology, -María en las Teologías Protestante y Católica” Sheed and Ward, New York: 1965, p.133

Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

María en las Apariciones

La Virgen María más allá de la Biblia y en Apariciones

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Muchas personas culpan a la Iglesia Católica por haber convertido a la Virgen María en algo que va más allá de la Biblia y que se asemeja más a algún tipo de Diosa “pagana”. De lo que no se dan cuenta estas personas es de que la Reina del Cielo, que en efecto va más allá de la Biblia, ha estado revelándose a sí misma en apariciones a lo largo del mundo, en todos los continentes, y desde el primer siglo después de Cristo. La Iglesia Católica nunca escogío esta actividad – Dios/Diosa (1) lo hizo. A las masas de fieles, y especialmente a las mujeres, generalmente les encanta cuando su Madre Celestial se le aparece a alguien, pero la jerarquía e instituciones eclesiásticas tiene una especie de relación amor-odio con Nuestra Señora de las apariciones (2). Le están agradecidos por traer gente a la fe, pero tienen miedo de una pérdida de control cuando el Espíritu se mueve libremente. No es de extrañar – el Espíritu tiene la costumbre de hablar a través de campesinos sin formación, y sin ordenar, mayormente mujeres y niños, y se atreve a llamar la atención al clero sobre sus carencias.

Difícilmente alguien podría mostrar más sospechas sobre las apariciones místicas de cualquier tipo que la Iglesia Católica misma. Lean cualquier tipo de relato sobre las apariciones famosas (como Lourdes, Fátima, Rue du Bac en París, o la Virgen de Guadalupe) y encontrarán siempre a las autoridades de la Iglesia que están tratando de bloquear todo el asunto, que interroga y falta al respeto a los visionarios, que rehúsa a creer hasta que las pruebas milagrosas se apilan delante de ellos. Luego envían esas pruebas a científicos de todo tipo para su investigación. Después, dejan pasar un montón de tiempo, esperando que la gente se olvide de todo el asunto. Y finalmente, años o décadas después, si se creen en la obligación, admitirán que hubo realmente una aparición de Nuestra Señora y darán su sello oficial de aprobación. Después de esto todavía pueden pasar unas pocas décadas sin intentar siquiera hacer alguna de las cosas que ella pedía en las apariciones.

Para no permitir que las apariciones de cualquier tipo tengan excesiva influencia en la fe Católica, las autoridades decidieron clasificarlas como “revelaciones privadas” que no son necesarias para la salvación. Sin embargo, por lo que yo puedo decir, sus mensajes raramente son privados, y nunca innecesarios. En 1982 a Nuestra Señora de Medjugorje le preguntaron por qué había estado apareciéndose tan a menudo y en tantos lugares. Ella respondió: “Es necesario para despertar la fe. Es un regalo de Dios. Si es necesario, apareceré en cada hogar”.

Our Lady of Medjugorje, Queen of Peace.

Nuestra Señora de Medjugorje, Reina de la Paz.

Por lo tanto, si usted quiere culpar a alguien por la posición de la Virgen María en la Iglesia Católica, culpe al Dios/Diosa que nos envía las apariciones Marianas, y a las masas que las aprecian, pero no al Vaticano.

Para ser justos, le concederé al Vaticano que las apariciones de la Reina del Cielo plantean un serio reto teológico. Porque aunque el clero pone gran énfasis en la opinión de que María no es Dios, Nuestra Señora, con seguridad se presenta como divina. Ella aparece desde el cielo, habla por Dios, actúa por Dios y llama a Jesús “mi hijo”, aunque ella obviamente no está hablando ya del Jesús histórico. Ella hace danzar al sol, escribe mensajes en el cielo y realiza otros incontables milagros. En resumen, ella actúa como Dios.
Aparte del reto teológico, está también el reto emocional de cómo amar a un Dios/Diosa que tiene múltiples aspectos. Los Cristianos tratan con esto continuamente. Cuán a menudo oigo a la gente decir que ellos aman a Jesús pero que no sienten ninguna conexión con Dios Padre, o viceversa. Y cuántos no tienen ni la menor idea de qué hacer con el Espíritu Santo! Tener una profunda relación emocional con las tres personas de la Trinidad no es fácil y es extremadamente raro.

Para mí, el mismo tema se presentó cuando Nuestra Señora de Medjugorje dijo en octubre de 2003: “Os llamo de nuevo a consagraros vosotros mismos a mi corazón y al corazón de mi Hijo Jesús”. Para mí, en mi mente, no tenía sentido, porque cuando te consagras a ti mismo, te das por entero a una persona celestial. ¿Cómo podría darme por entero a María, y entonces, cuando ya me he dado del todo a alguien, darme de nuevo, esta vez a Jesús? Tenía un verdadero problema con esto, también porque yo no sentía que pudiese amar a Jesús y a María exactamente igual. Un amigo mío me resultó de ayuda cuando me recordó que Dios nos mandó amar a nuestro padre y a nuestra madre, pero no dijo que teníamos que amarlos exactamente de la misma manera. Incluso nuestros padres mundanos no esperan de nosotros que tengamos exactamente el mismo amor por nuestro padre y por nuestra madre. Algunas veces podemos sentirnos más cercanos a uno, otras veces al otro. Lo único importante es que amemos de alguna manera a ambos. Yo aún me resistía, hasta que un día pense para mí misma: “Deja de pensar en ello; ¡haz simplemente lo que ella dice!” Cuando me di enteramente, primero a María y después a Jesús, en seguida se me hizo claro que no eran dos, sino uno, y que el consagrarme a mí misma a ambos les permitía a los dos celebrar su unión en mí. ¡Qué alegría sentí!

Intelectualmente los había visto a ambos como uno hacía ya algo de tiempo, pero no lo había “asimilado” emocionalmente hasta entonces.

Yo sospecho que los Católicos de todo el mundo y de todas las clases tienen un problema similar: no queremos diluir nuestro amor por Dios y extenderlo para todo tipo de santos y personas celestiales. Y nos sentimos ligeramente incómodos cuando no amamos todos los aspectos de Dios igualmente. La solución, sin embargo, no radica en reducir a Dios a algo que nosotros podamos amar fácilmente, sino en expandir nuestro amor para adecuarlo a la realidad de Dios. Para mí, la solución no es crear una jerarquía en la que pueda ser que el Hijo es menos que el Padre y la Madre menos que el Hijo. Lo mejor sería que no diésemos cuenta en nuestros corazones que todas las personas, aspectos y extensiones de Dios son uno pero no mezclado, distintos pero inseparables.

Notas al pie

1. Una nota sobre mi uso del género al escribir: la mayoría de nosotros hemos sido enseñados que la palabra hombre incluye a la palabra mujer, él incluye a ella, y Dios incluye a Dios el Padre y la Madre. Pero, hasta donde yo puedo ver mujer incluye a hombre, ella incluye a él y Dios/Diosa incluye los aspectos de la divinidad en cuya imagen fuimos creados como hombre y mujer.

2. Para detalles sobre historias de apariciones y el trato que les dio la Iglesia Católica, véase el libro de Roy Abraham Varghese “God Sent: A History of the Accredited Apparitions of Mary” -Enviada de Dios: una Historia de Apariciones Acreditadas de María”, o busque en la red las palabras clave “María apariciones”.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

La Virgen María y la Diosa

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Lugares de peregrinación relacionados:

1. Las ruinas de Éfeso y la casa de María (como en la carta de Pablo a los Efesios). En las afueras de Éfeso, Turquía, está la casa donde la Virgen María vivía con los Apóstoles Juan y María Magdalena después de que huyesen de Jerusalén por causa de las persecuciones. (Para la historia completa de esta casa véase el libro de Donald Carroll “Mary’s House” -La Casa de María- Christian Classics Co. 2002). Desde esta casa María “ascendió” al cielo.

Yo creo que no es coincidencia que durante muchos siglos Éfeso había sido el centro de culto de la diosa cuando se convirtió en la cuna de la veneración oficial hacia María en la iglesia. La ciudad alardeaba del templo más extraordinario a cualquier diosa del mundo antiguo. Era una de las Siete Maravillas del Mundo, el edificio más grande jamás construido completamente de mármol. Éfeso debía su fama y espíritu a este templo. Incluso para los estándares modernos el gobierno de la ciudad era compasivo y tolerante. Se rendía culto a Artemisa de Éfeso, una diosa madre y diosa de la tierra más antigua y primitiva que la Artemisa Helenística.

A la sombra de esta poderosa diosa, La Virgen María estaba segura ante las persecuciones y ascendió al cielo. Fue aquí donde en el siglo cuarto el edificio más grande de Éfeso (el viejo Museion, no el templo de Artemisa) fue convertido en una iglesia y dedicado a la Virgen María. (Algunos dicen que esta fue la primera iglesia en la Cristiandad en ser dedicada a la Virgen, pero otras iglesias reclaman también este honor. Parece ser que la capilla en España, erigida por el Apóstol Santiago, después de que Nuestra Señora se le apareciera en el año 40 E. C. podría calificarse como la primera -se refiere a la iglesia sobre la que se edificó posteriormente la basílica del Pilar- . En el año 431 E.C. el Tercer Concilio Ecuménico se celebró en la iglesia de María en Éfeso y la proclamó Madre de Dios.

Es interesante que Dios/Diosa ordenó para ambos la Virgen María y María Magdalena (según los evangelios apócrifos de Felipe y de María, Jesús la favoreció entre los discípulos y la amó devotamente) morir en este lugar sagrado,el lugar de la Diosa.

Muchos estudiosos creen que María fue declarada Madre de Dios y se le permitió ser venerada por la necesidad en el mundo Helenístico de un principio femenino divino. Dicen que fue un compromiso con los paganos para que la Cristiandad fuese aceptable. Aunque esto es bastante cierto, puede que haya algo más en ello. ¿No podría haber sido el Espíritu Santo, la cara femenina de Dios/Diosa ella misma, quien hubiese hecho la conexión entre lo femenino divino en la Cristiandad y en las religiones pre-Cristianas? ¿No podría ser que el mismo/la misma Dios/Diosa usase a María para hacernos ver que sólo hay un Dios/Diosa que tiene el poder de expresarse a sí mismo/misma de muchas maneras?

2. Esto es, según parece, lo que él/ella hizo de forma más clara en México. La Virgen de Guadalupe apareció en lo que hoy en día es México City, en la colina sagrada de Tepeyac, dedicada a Tonantzin, la Madre Tierra de los Aztecas. Esa es una razón por la que el obispo no creyó a Juan Diego. Seguramente pensó: “Sabemos quién se aparece en aquella montaña, ¡y no es la Virgen María, sino alguna diosa pagana!” . Realmente, los nativos Mexicanos pensaron lo mismo: “Sabemos quién se aparece en esa colina: ¡Tonantzin!”. Y así, se referían a lo que nosotros llamamos ‘Virgen de Guadalupe’ como ‘Tonantzin’ durante más de un siglo. Hasta el día de hoy los Mexicanos saben que la Virgen de Guadalupe no es simplemente como otra advocación de la Virgen María, sino como una Reina del Cielo particularmente Mexicana. Del mismo modo que la mayoría de los Mexicanos tienen sangre mezclada Mexicana Nativa y Española, así también su Madre divina es una persona celestial mestiza, nativa y extranjera.

Triángulos humanos y Divinos, o: ¡Mi Diosa no es ninguna debilucha !

Un artículo por Ella Rozett, escrito originalmente (pero nunca publicado) para una revista llamada “Mujer Sabia: Celebrando la Diosa en Cada Mujer”.

En algún tiempo alrededor de 1995 recibí un tratamiento de Reiki de una sanadora. Cuando hizo un tipo de gestos sagrados sobre mis órganos femeninos, una visión se produjo delante de mí: la Reina del Cielo con su corona y un manto formando un triángulo equilátero perfecto. Sólo duró unos pocos segundos, pero fue lo suficiente como para hacerme saber que tres cosas eran importantes allí: el triángulo perfecto, su poder divino y su nombre: una voz que no venía del triángulo lo pronunció como Santa María. Para mí fue amor a pimera vista.

Quinche_Ecuador.jpg Guatemala.jpg

Madonnas Triangulares Tradicionales: A la izquierda Nuestra Señora de Quiche, en Ecuador;
a la derecha Nuestra Señora del Rosario, Guatemala.

Yo no fui educada como Católica, y nunca había experimentado sentimientos hacia la Virgen María. Pero desde 1982 había estado meditando según modos Budistas y Cristianos. Había días en los que invocaba felizmente la presencia de Dios con el nombre muy patriarcal de: ¡Señor! Otras veces sentía una necesidad hacia lo femenino y gritaba ¡Amma! He usado esa palabra desde que oí a una mujer Tibetana hablar acerca de cómo fue arrestada por los Chinos. Ella decía que nunca podría olvidar el sonido de su hija gritando tras ella en desesperación máxima. Ella imitó aquellos gritos para nosotros, llenando una gran sala de conferencias con un sonido desesperado pero fuertemente poderoso y pleno de alma ¡Ahhhhmahhhh!. Aquel Amma se quedó grabado en mí. Y así ocurrió que a veces llamaba usando ese nombre, yo no sabía que Amma (Madre), con la misma palabra exacta para los Tibetanos, Hinduistas, Semitas y quién sabe quién más, es la palabra que todos ellos usan para llamar a la madre divina. Puede ser que esa fuese la razón por la que Santa María viniera a mí, porque yo, inconscientemente, la había estado llamando.

Dolores Delgado triangle madonna.jpg Caroline Ometz triangle madonna.jpg

Madonna Triangular Contemporánea, a la izquierda por Dolores Delgado, a la derecha por Caroline Ometz

Después de que la visión desapareciera, mi intuición me sugirió dos cosas:

Primera, el triángulo de alguna manera parecía ser un símbolo antiguo de la pureza femenina.

Segunda, Santa María no necesitaba ningún Dios masculino a su lado. Ella me parecía a mí todopoderosa, exactamente igual que una Diosa. Por todo lo que yo podía decir con mi, lo admito, muy limitada visión, no había Dios masculino o Niño Jesús en ningún sitio a la vista. Solo ella era suficiente. (Algunos dicen que ese era el significado de ‘virgen’ en la antigüedad: una mujer que no pertenecía a ningún hombre y era suficiente y perfecta en y por sí misma.)

Ahora tenía dos problemas. Primero, mi intuición me decía que el triángulo tenía que ser un símbolo antiguo de lo femenino, me costaba mucho darle sentido a eso y encontrar una confirmación satisfactoria para ello. El cuerpo de una mujer ciertamente forma muchos más círculos y curvas que triángulos. Desde luego está el “triángulo púbico”, pero a mí me parecía que está tan presente en hombres como mujeres. Alguien me sugirió que no sólo el pelo púbico, sino también los ovarios y el útero forman una especie de triángulo. Pero, quizás porque soy alemana y virgo (i.e. una perfeccionista) eso no me parecía suficiente. Los ovarios y el útero no forman un triángulo equilátero perfecto como el de mi visión. Quería un triángulo perfecto y real que apareciese sólo en mujeres. Pero me contentaba temporalmente con lo que tenía. Después de todo, Santa María apareciendo como un triángulo en el momento en que alguien estaba haciendo una sanación sobre mi triángulo púbico parecía una buena pista. Entonces a veces situaba mis manos sobre mis ovarios, formando un triángulo con dedos pulgares e índices. Entonces meditaba sobre cómo si uno le da la vuelta a ese triángulo, obtiene el triángulo de la diosa. De aquí llegaba a la conclusión de que ella es como el sol y cada mujer como un rayo de su luz.

SanJuan_statue.jpg SanJuan.jpg

Nuestra Señora de San Juan de Los Lagos, México, la estatua real y una réplica común.

Más tarde se me ocurrió que cuando se superponen dos triángulos juntos, se forma la “estrella de David”, símbolo del Judaísmo. Un rabí me explicó que simboliza los movimientos de Dios hacia nosotros y los movimientos de la humanidad hacia Dios. Era firme en decir que el triángulo no simbolizaba a Dios mismo. Yo sospecho que lo hacía porque no quería que el Dios Judío tuviese que ver con algo como la trinidad Cristiana, ni con el triángulo de los Masones Libres, ni con el símbolo de Dios en nuestros billetes de dólar, ni con un triángulo de la Diosa. Pero lo que yo quería saber es ¿de dónde obtuvo David esa estrella? ¿De la diosa Judía Asherah? La única pista que encontré sobre ello fue en la novela de Anita Diamant “The Red Tent” – La Tienda Roja- donde mujeres judías comen galletas con forma de triángulo en honor de su Diosa.

Sólo después de que comenzase a escribir este artículo, Dios/Diosa me ha conducido a las respuestas definitivas. Ay, ¡el valor de poner las cosas por escrito! Primero me topé con el libro Shahrukh Husain “The Goddes” -La Diosa- que dice que el triángulo como símbolo de la mujer, la tierra y/o la diosa, se remonta a la era Paleolítica, tan temprano como el 27.000 A.E.C.

El libro cita varias religiones que comparten este “triángulo genital de la Diosa, ampliamente conocido hoy por su nombre Sánscrito de yoni”. Luego muestra una figura de un yoni estilizado que no parece en absoluto como un triángulo, sino como una gota. En algún sitio menciona un ojo con la forma aproximada de la vulva. Ahora eso me parecía una forma más realista de retratarlo….hasta que mi búsqueda por un triángulo femenino perfecto y exclusivo me llevó a una sacerdotisa de la tradición de la Diosa. Ella me dio algunas pistas, pero aquí sólo puedo recomendar. “¡Mujeres, conocéos a vosotras mismas!” Coged un espejo, investigad y podréis sorprenderos de la perfección y el número de vuestros triángulos. Aun así, no encontraba es estos descubrimientos un explicación completamente satisfactoria para el símbolo de un triángulo femenino cósmico. Me parecía que tenía que haber más en el asunto que triángulos corporales. Supongo que yo también soy una hija de nuestra era. Milenios de patriarcado han desarraigado una apreciación espiritual de la puerta a través de la cual las mujeres traen toda la vida humana a este mundo, con un trabajo y dolor inimaginables.

Sin embargo, incluso los adoradores de la Diosa interpretan los tres lados del triángulo de la Diosa como más que partes del cuerpo. Ellos lo ven como un símbolo de las tres fases de la vida de una mujer ‘doncella, madre y bruja’. También hablan de las tres fases de la luna. Aunque yo encuentro ambas divisiones un poco aleatorias.

Yo prefiero lo que me enseñaron en la universidad de Bonn, Alemania: que la divinidad es tripartita porque incluye todas las cosas, sus opuestos y aquello que trasciende una cosa y su opuesto. Eso significaría que la Diosa femenina incluye al Dios masculino y aquello que transciende lo masculino y lo femenino. Eso significaría también que el triángulo funcionaría igual de bien para el Dios masculino que incluye la diosa Femenina, y lo que transciende lo masculino y lo femenino. Así se siente como espiritualidad pura, metafísica y política de genero en religión.

Our Lady of the Light, Cuenca, Spain, with the triangle of the trinity above her. Photo courtesy of José Hernández Matías

Nuestra Señora de la Luz, Cuenca, España, con el triángulo de la trinida sobre ella.
Foto cortesía de José Hernández Matías.

Desde luego el triángulo de Santa María puede proceder de la trinidad Cristiana. Esto se me ocurrió sólo tras años de deliberar sobre el acertijo, mientras que otras mujeres lo piensan directamente. Cuando compartí mi visión con la clase de meditación de “interfaith”-interreligioso- que imparto en una prisión, una mujer Baptista inmediatamente comentó: “¡Ella es la trinidad!” (Lo qué fue más sorprendente para mí es que los Baptistas no ven a María como nada cercano a lo divino). Cuando le confié la imagen a mi madre Protestante, ella dijo: “Ella es el centro de la trinidad”. En una aparición en Roma en 1947 Nuestra Señora afirmó ella misma: “Yo soy la que es de la Divina Trinidad: Hija del Padre, Madre del Hijo y Esposa y Templo del Espíritu Santo” (2). Sin embargo en contraste con estas explicaciones, yo no percibo ni siquiera una traza de algo masculino en la Santa María de mi relámpago de visión. Supongo que aun así puede haber algo de ello allí. Si alguien me mirase por dos segundos, no notaría tampoco las hormonas masculinas tampoco, sin las que yo no podría funcionar. Un artista me dijo que el triángulo es un símbolo del poder dinámico. Eso encaja con el mensaje de poder que recibí de Santa María.

El segundo problema que tenía después de mi visión (además de tratar de comprender el simbolismo del triángulo) era que, por lo que yo había visto y oído de la Virgen María en la Iglesia Católica, ella parecía siempre demasiado mansa y sumisa. No es de extrañar que mi marido me dijera un día: “Mi amiga Maddy dice que tu diosa es una debilucha”. Nuestra amiga insiste en que lo que ella dijo realmente es: “La Virgen María es una una faceta sin poder y aguada de la gran Diosa”. Aun así, a mí me suena como “una debilucha”, pero no importa. Yo sentía algo parecido sobre la interpretación de la Iglesia Católica de la Virgen María. Me parecía que mi poderosa Santa María tenía muy poco que ver con la suya. Sin embargo oía que nadie más aparte de los Católicos hablan de ella. Parecía que sólo ellos podrían apreciar cómo sería el verla. De modo que intenté quedarme contenta asistiendo a una iglesia que por lo menos la llama por el nombre con que ella me fue presentada. Pero no fue muy satisfactorio por lo que a mi intención de conocerla más íntimamente se refiere. Así qué ¿de qué otro modo iba yo a responder a su presentación ante mí?

La respuesta sólo me llegó años después. Un día fui a un concierto benéfico para la Ayuda contra el SIDA de la Iglesia Católica. Alguién interpretó una canción sobre Lourdes, el famoso santuario en Francia donde la Reina del Cielo, con la ayuda de una chica campesina, sacó a la luz un milagroso pozo sanador. La Virgen María dio instrucciones a Bernadette para que cavase la tierra con sus propias manos. La cantante explicó que esto era un símbolo para nosotros, que tenemos que cavar a través de las capas del subconsciente para encontrar el pozo sagrado en nuestro interior. Era la primera vez que oí decir algo sensible sobre las apariciones Marianas y supe que tenía que averiguar más. Así, empecé a leer sobre Lourdes, Medjurgoje, Fátima, México City, y muchos otros lugares donde Santa María había aparecido.

Lo que encontré es que la María de las apariciones, la Madre de Dios, Reina del Cielo, Esposa del Espíritu Santo, Madre Divina, Reina de la Paz, Estrella de la Mañana, y todos los otros grandes nombres con los que es conocida, es la misma Madre celestial poderosa que yo ví. Esta María no es sumisa en absoluto. Ella está formada de luz y pide ser venerada con pequeñas y grandes iglesias, y procesiones con luces de velas, igual que Jesús. En 1920 dijo a Jacinta, la niña de 10 años de Fátima, “Di a todo el mundo que Dios envía gracias a través del Inmaculado Corazón de María. Diles que le pidan gracias a ella, y que el Corazón de Jesús desea ser venerado junto con el Inmaculado Corazón de María. Pídeles que rueguen por la paz desde el Inmaculado Corazón de María, porque el Señor le ha confiado a ella la paz del mundo” (3). Justo después de la Primera Guerra Mundial ella avisó de que vendría una segunda guerra peor si la iglesia no consagraba la paz del mundo a su Inmaculado Corazón. Ellos no hicieron nada, la guerra llegó y sólo en 1942 el Papa Pío XII, finalmente la obedeció. Para aquel entonces era muy tarde para incontables millones.

Se dice que las apariciones de María comenzaron en al año 40 E.C., cuando ella todavía estaba en vida (4). Más recientemente, en Medjugorje, Bosnia, hace danzar el sol, escribe mensajes en el cielo, abre las puertas de prisiones, detiene guerras y avisa de otras. Actúa como una directora espiritual, exhortándonos a una oración constante y a la unión divina. A ella le gusta escoger como sus profetisas a muchachas sencillas, tal y como era ella cuando se convirtió en la madre de Jesús. Ella casi nunca escoge hacer llegar mensajes importantes a través del clero masculino. (Esta puede ser la razón por la que las autoridades de la Iglesia tienen una relación de amor-odio con sus apariciones y las someten a severo escrutinio con gran sospecha.) Ella cuenta con millones de Cristianos Católicos y Ortodoxos enamorados locamente de ella, aunque la mayoría todavía no quieren tener nada que ver con las apariciones.

Así que quiero asegurarles, esta Madre Celestial ¡no es ninguna debilucha! Admitiré sin embargo, que a veces tengo la sensación de que ella “se muerde la lengua” para hablar. Ella sabe que si dijese algo que fuese contra los dogmas católicos sería inmediatamente condenada como una aparición del diablo, y entonces ella no podría servir a los millones de fieles Católicos que acuden a ella en masa. Ella trata de estirar los límites, pero sabe que sólo puede llegar hasta ese punto. En un punto de la Edad Media, ella se había hecho tan poderosa que era más venerada que la trinidad masculina. Para restablecer la dominancia masculina en la tierra y en el cielo, el Papa Pío V en el siglo XVI “prohibió todos los oficios (rituales) existentes y oraciones a la Madre Bendita” (5). El siguiente Papa le devolvió todo su poder, el siguiente restringió de nuevo su veneración, y así va adelante y atrás a través de la historia.

Ahora su divinidad es más o menos un secreto a voces. Está bien llamarla Madre Divina y durante siglos los artistas la han pintado con los mismos ornamentos rojo y azul que simbolizan las naturalezas divina y humana de Jesús. Sin embargo un Católico no puede hablar de la divinidad de María como una verdad teológica, sino sólo como una poética. Sólo un teólogo raro aceptaría la divinidad de María y sólo con el añadido de la suya es un regalo de Dios, mientras que la de Jesús es por naturaleza propia. Ella fue una criatura que fue divinizada; ella no era Dios al comenzar. En esto ella es un ejemplo de lo que, según la Cristiandad mística, estamos todos llamados a ser: hacernos uno e inseparables con Dios- divinizados, “heredar el reino de Dios”, Los Cristianos resumen toda la historia diciendo “Dios se hizo humano para que los humanos podamos hacernos Dios”. Todavía está dicho así en el “Catecismo de la Iglesia Católica” (6).

¿Se preocupan los fieles de si la divinidad de María ha sido siempre suya propia por naturaleza o fue un regalo posterior de Dios que es retratado como masculino? Algunos sí, otros no.

He aquí mi punto de vista sobre este asunto: Consideremos lo que dice la Biblia en Génesis 1:26-27: “26 Dijeron entonces los Dioses (La palabra Hebrea es Elohim, que significa dioses, plural): ‘Hagamos al habitante de la tierra (Hebreo: “adam” viene de “adama” = Tierra) a nuestra imagen y semejanza, …..,27 Y creó Dios al habitante de la tierra a imagen suya, a imagen de Dios los creó, y los creó macho y hembra”. Así que parece suficientemente obvio que Dios/Diosa tiene un rostro masculino y otro femenino, que juntos son uno, y así es como Dios/Diosa lo creó, hombre y mujer juntos como uno.

Este no es un pensamiento revolucionario. Durante dos milenios la tradición Judeo-Cristiana ha aceptado el aspecto femenino de Dios. El Espíritu de Dios era visto a menudo como femenino. En el Antiguo Testamento “La Señora Sabiduría” es un aspecto femenino de Dios. La tradición Judía tiene mucho que decir acerca de otro aspecto femenino de Dios, lo que ellos llaman Shekinah. Ella representa la presencia de Dios que mora en el mundo, su compasión, su solidaridad con la gente de Israel, y más.

Así pues, Dios tiene un rostro femenino, el Espíritu Santo, que “cubrió a María” (Lucas 1:35) e hizo que concibiera a Jesús. Esa misma María fue “creada a imagen de Dios”, como todos nosotros. Ella alcanzó la perfecta unión divina y fue entronizada como Reina del Cielo y la Tierra. Así ella se ha convertido en la manifestación más prominente del rostro femenino de Dios, conocida a los Cristianos. El Espíritu Santo femenino, junto con María de Nazareth se volvió Reina del Cielo para dar expresión al rostro maternal de Elohim -Dios/Diosa. ¿Es esto realmente tan diferente de Dios Padre, que, junto con Jesús de Nazareth, Señor del Universo, da expresión al rostro masculino de Dios/Diosa? En cualquier caso el rostro femenino se manifiesta a sí mismo en María y el rostro masculino en Jesús.

Los Cristianos debatieron durante siglos en qué preciso instante se convirtió Jesús en Hijo de Dios. Si queremos, podemos tener el mismo debate sobre María. Personalmente, para mí es suficiente saber que Dios/Diosa ha tenido y siempre tendrá un aspecto femenino y que la Virgen María es una expresión de él en este momento.

De lo que ella me dijo durante 2 o 3 segundos a través de un símbolo y en palabra. Ella es ambas cosas Dios/Diosa y santa, es decir, una humana en unión con Dios.

Cuando la periodista Judía Yossi Klein Halevi preguntó a una monja en Israel “¿Podría decir usted algo acerca de la naturaleza de la devoción a María aquí en el convento?”(7), la monja puso sus dedos contra sus labios y sonrió. “Es un secreto. No todo el mundo lo entendería. Incluso los Cristianos pensarían que es excesivo.” A mí me gustaría escuchar lo que millones de Cristianos están pensando sobre María detrás de sus labios sellados.

Por lo que a los políticos liberales se refiere, debo admitir, que mi Madre Celestial es a veces políticamente “incorrecta”. Está en contra del aborto. Yo estoy de acuerdo con ella en eso. Pero ella también está en contra del divorcio, incluso cuando hay abusos y violencia doméstica. Le gusta el celibato, aunque permite a sus profetas/profetisas casarse. Ama la Iglesia Católica, aunque llora sobre el estado de sus negocios y reprende a sus sacerdotes. Ella no cree en la reencarnación, yo sí. Ha habido días en los que sentí como si negase la veracidad de sus apariciones porque estaba en desacuerdo con ella. Pero entonces me daba cuenta de que eso no me haría mejor que esos patriarcas que la llamarían el diablo tan pronto como dijese algo que ellos encontrasen políticamente incómodo. Así que me imagino que no tenemos por qué estar de acuerdo en todo ahora mismo. Puede ser que un día se descubra que yo estoy equivocada, o que ella estaba forzada a hacer un compromiso, o que sus profetas/profetisas no eran canales completamente puros. Sea cual sea el caso, estoy segura y contenta de que ella vino a mí.

Notas al pie:

1. Sharukh Husain, “The Goddess” –La Diosa- Duncan Baird Publishers, London: 1997, p. 96

  1. Brother Francis Mary Kalvelage, “Marian Shrines of Italy”-Santuarios Marianos de Italia- Academy of the Immaculate, New Bedford: 2000, p. 35
  2. “Our Lady of Fatima’s Peace Plan from Heaven”-El Plan de Paz de Nuestra Señora de Fátima desde el Cielo- Tan Books and Publishers, INC. Rockford: 1983, p.10
  3. See Roy Abraham Varghese “God-Sent: A History of Accredited Apparitions of Mary”-Una Historia de las Apariciones Marianas Acreditadas-, Crossroad Publishing Co, New York: 2000, p. 70. (Yo recomiendo saltarse las introducciones patriarcales de esta classe de libros.)
  4. “Marian Shrines of Italy”, p. 55 Un buen artículo sobre el poder de María antes de ese tiempo puede encontrarse bajo el epígrafe “Mary” en “The Women’s Encyclopedia of Myths and Secrets” de Barbara G. Walker .
  5. “Catechism of the Catholic Church”-Catecismo de la Iglesia Católica-, Bantam Doubleday Dell Publishing Group, New York: 1995, pp. 128-9
  6. Yossi Klein Halevi, “At the Entrance to the Garden of Eden: a Jew’s Search for Hope with Christians and Muslims in the Holy Land” –En la Entrada al Jardín del Edén: una Búsqueda Judía de la Esperanza con Cristianos y Musulmanes en Tierra Santa-, Harper Collins Publishers, New York: 2002, p. 135

    *Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

Meditación de la Virgen Negra

1: Note la respiración en su cuerpo.

2: Permítale que ocupe todo el espacio que quiera.

3: Lleve la conciencia a sus pies, ……. su vientre……su corazón……su cara…..relaje la tensión dondequiera que la sienta.

4: Dése cuenta de cómo la respiración llega desde el universo, entrando por la nariz y por cada poro de su piel. Fluye hacia sus pulmones, se mezcla con su sangre y va a cada célula de su cuerpo

5: A partir de la unión de la infinidad divina y la compasión surge en frente de usted y para usted una Madre Oscura, puede aparecer en la forma de una Virgen Negra, una diosa como Kali o Isis, una esfera de Maternidad, energía oscura, su abuela fallecida, etc.

6: Inspire esa oscuridad en su ser. Observe a dónde quiere ir, qué quiere hacer por o para usted. No tenga miedo. Ríndase a lo que sea que ocurra. Incluso si ella quiere devorarlo, lo escupirá de vuelta desde su imagen.

7: Cuando todo esté en calma, o según lo necesite, repita su mantra (Ave Marías o cualquier otro mantra de la madre divina que usted prefiera).

8: Cuando sienta que ha terminado, termine enviando Sus bendiciones a todos los seres.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

La Virgen María y María Magdalena

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

En los últimos años se ha estado hablando mucho acerca de María Magdalena. Incluso antes de que Dan Brown escribiera “El Código Da Vinci” algunos se referían a ella como una manifestación de lo divino femenino. Esa es la razón por la que algunas personas la confunden con María, la madre de Jesús. Pero María Magdalena fue uno de los discípulos principales de Jesús. Los Católicos la llaman “la apóstol de los apóstoles”, porque Jesús la honró de una manera muy especial. Según la Biblia, le permitió ser la primera persona a la que se reveló después de su resurrección y entonces la envió a contar las buenas noticias a los otros discípulos.

Un par de veces la Biblia cita mujeres que siguieron a Jesús con sus discípulos y “les ayudaron con sus recursos”. En ambas ocasiones se cita primero a María Magdalena, como si quisiese resaltarse su principal importancia. (Véase Mateo 27:56, Marcos 15:40).

Los cuatro evangelios están de acuerdo (lo que es raro) en que María Magdalena fue la primera persona a la que Jesús se apareció y con la que habló después de su resurrección. En Mateo 27:55-28:18 María Magdalena y María la madre de Santiago y José son los únicos que mantienen la guardia en la tumba de Jesús durante toda la noche. Después se van a casa durante una noche, sólo para regresar temprano a la mañana siguiente, antes de que amanezca. Un ángel los saluda en la tumba vacía y les dice que Jesús se ha levantado y les manda apresurarse a encontrar a los discípulos y decirles dónde encontrar a Jesús. Las dos Marías están “temorosas pero llenas de alegría”. En el camino de ida a lo que iban a hacer Jesús se les aparece. Las mujeres “se acercaron, asieron sus pies y se postraron ante él”. Él les repite el mismo mensaje que ya les había dado el ángel: id y decid a los otros dónde encontrarme. Los otros discípulos encuentran a Jesús en el lugar designado, le rinden culto como es debido, pero (al contrario que las mujeres) ellos dudan. Marcos 15:40-16:13 (y Lucas 23:55-24:12) cuentan más o menos la misma historia. Pero sólo él pone más énfasis en la incredulidad de los discípulos masculinos. Ellos no creen a María Magdalena que Jesús haya resucitado de la muerte, ni tampoco creen a otros dos discípulos hombres que después les dan la misma noticia, ni siquiera al Señor mismo en su cuerpo resucitado.

Juan menciona a María Magdalena estando bajo la cruz con las otras dos Marías (Ver el artículo: La Virgen María y la Biblia) y tiene también hace una bonita narración de cómo ella fue la primera discípula a la que se apareció Jesús resucitado en Jn 20:1-18. Aquí ella grita tan fuerte que no reconoce a Jesús cuando él le habla hasta que la llama por su nombre: “¡María!”. Entonces ella inmediatamente exclama “Rabboni” que significa mi maestro. Aparentemente ella se lanza hacia él y quiere abrazarlo, porque él le avisa “No me toques, porque aún no he subido al Padre” (Otros simplemente traducen: “¡No me toques!”).

 Mary Magdalene and resurrected Jesus,  "Noli me Tangere" by Correggio

María Magdalena y Jesús resucitado, “Noli me Tangere” por Correggio

María Magdalena en los Evangelios Apócrifos

(Numeración y textos según el libro Todos los Evangelios, edición de Antonio Piñero, Editorial Edaf)

Evangelios apócrifos son aquellos que no fueron admitidos en la Biblia. Desde que fueron suprimidos hasta ahora sólo se han encontrado copias y fragmentos dañados. Las palabras [entre corchetes] señalan los huecos en el manuscrito que fueron rellenados por las mejores suposiciones de los estudiosos. Corchetes vacíos [] significan que no se ha sabido hacer ninguna suposición plausible; falta demasiado (*1).

María Magdalena figura de forma prominente en el “Evangelio de Felipe”, “El Evangelio de María” y en el “Diálogo del Salvador”. En los tres es presentada como su favorita, la discípula más iluminada. Pero eso no quiere decir en absoluto que ella sea venerada unánimemente por los discípulos. Al contrario, todos los evangelios hablan del conflicto que la rodeaba. Los evangelios apócrifos son bastante claros al respecto de que esto era a causa de los celos y la falta de respeto de los discípulos masculinos por las mujeres. Se habla explícitamente de conflictos de género. Estos conflictos son superados temporalmente, pero no resueltos realmente.

Esto sería bueno que lo supiesen Dan Brown y todas aquellas personas que quieren creer que los primeros cristianos estaban libres de este tipo de conflictos y que la idea de suprimir a las mujeres en general y a María Magdalena en particular sólo llego después, cuando la iglesia Católica Romana se estableció como una institución del Imperio Romano. Ciertamente el Emperador Constantino no fue de ninguna ayuda para la liberación de las mujeres, pero incluso cuando Jesús aún estaba vivo, la mayoría de los discípulos hombres no podían seguirle en su trato igualitario del otro sexo.

Los evangelios canónicos (bíblicos) no ahondan tan profundamente en el conflicto de género, aunque mencionan celos y competitividad entre los discípulos hombres. En lo que concierne a los sentimientos de los apóstoles hacia María Magdalena, sólo mencionan que los discípulos hombres no le creyeron que Jesús hubiese resucitado. Pero ellos tampoco creyeron a los hombres ni incluso al mismo Jesús.

He aquí lo que los supuestamente tan iluminados evangelios apócrifos tienen que decir sobre el género de María:

El Evangelio de Tomás termina así:

“Simón Pedro les dijo, ‘Haz que María nos deje, pues las mujeres no merecen la vida.’ Jesús dijo, ‘Yo mismo la guiaré para convertirla en un hombre, de forma que también ella pueda convertirse en un espítitu vivo como vosotros los hombres. Porque cada mujer que se convierta en varón entrará en el Reino del Cielo’”

Algunos dicen que este pasaje contradice frases anteriores del Evangelio de Tomás, y fue por tanto añadido después por un redactor posterior. Se refieren al versículo 22: “Jesús les dijo, ‘cuando hagáis de los dos uno, y cuando hagáis el interior como el exterior y el exterior como el interior, y lo de arriba como lo de abajo y cuando hagáis lo masculino y lo femenino como uno y lo mismo, de modo que el varón no sea varón ni la hembra hembra; y cuando forméis ojos en lugar de un ojo y una mano en lugar de una mano, y un pie en lugar de un pie, y una semejanza en lugar de una semejanza; entonces entraréis [en el Reino].”

“El Diálogo del Salvador”, a la vez que concede a María un lugar de honor, también equipara “feminidad” con inferioridad, mundanería, y obstáculos en el camino espiritual. Dice, 144:15-21: “Cuando rezamos, cómo deberíamos rezar? El señor dijo, ‘Rezad en el sitio donde [no] haya mujer’, Mateo dijo, ‘Él nos dice, ‘Rezad en el sitio donde [no] haya mujer,’…..’Destruid [las] obras de la feminidad’ no porque ella sea otro […], sino de modo que ellas (la obras) cesarán [a salir de vosotros].”

Los Evangelios de Felipe y de María ambos cuentan de los celos de los discípulos hombres porque Jesús amaba a María más que a ellos y le revelaba cosas a ella que no les revelaba a ellos.

Incluso María misma en el Evangelio de María equipara masculinidad con superioridad cuando dice en 9:19-20: “Alabemos su grandeza, porque nos ha preparado (y) convertido en hombres.”

La última parte de este evangelio es un relato de María de lo que Jesús le dijo en una visión. Pedro le había pedido que contase este relato (en 10:1-5): “Hermana, nosotros sabemos que el Salvador te amaba más que al resto de las mujeres. Dinos las palabras del Salvador que recuerdes-que tu sepas (pero) que nosotros no sepamos ni hayamos oído de ellas.”

Pero cuando ella termina:

“Andrés respondió y dijo a los hermanos, ‘Decid lo que (queráis) decir sobre lo que ella ha dicho. Yo por lo menos no creo que el Salvador dijese eso. Porque ciertamente esas enseñanzas son ideas extrañas. Él les preguntó acerca del Salvador: ¿Realmente habló él en privado con una mujer (y) no abiertamente con nosotros? ¿Tenemos todos que girarnos y escuchar todo lo que diga? ¿La prefería él a ella antes que a nosotros?’ Entonces María lloró y dijo a Pedro, ‘Pedro, hermano mío, ¿tú qué piensas? ¿Crees que yo inventé esto en mi corazón o que yo estoy mintiendo acerca del Salvador?’ Levi respondió y dijo a Pedro, ‘Pedro, tú siempre has sido colérico. Ahora te veo enfrentándote a la mujer como adversarios. Pero si el Salvador la hizo valiosa, ¿quién eres tú ciertamente para rechazarla? Seguramente el Salvador la conocía muy bien. Por esa razón la amaba más que a nosotros. Mejor avergoncémonos y seamos hombres perfectos, y separémonos, como el nos mandó y prediquemos el evangelio, no escribiendo ninguna otra ley más allá de lo que dijo el Salvador.’ Cuando [….] y empezaron a partir [para] proclamar y predicar.” (17:10-fin del evangelio).

El evangelio de Felipe 55b-56 dice:
“Y la compañera del S[alvador es] María Magdalena….ella más que…..los discípulos…..besa a ella…..en su….. El resto de … ellos le dijeron, ‘¿Por qué la amas a ella más que a nosotros?’ El Salvador respondió, ‘¿Por qué no os amo como a ella? Cuando un ciego y un vidente están juntos en la oscuridad, no se diferencian el uno del otro. Cuando aparece la luz, entonces el vidente ve la luz, y el ciego permanece en la oscuridad’” – Aparentemente María Magdalena estaba bastante más iluminada que los otros discípulos.

La gente rellena los huecos en el texto según el contexto, que sugiere que Jesús la besaba en la boca. Escriben: “El Salvador la amaba más que a los otros discípulos y solía besarla a menudo en la boca.”

Pero incluso aunque Jesús la besase a menudo en la boca, uno no tiene por qué asumir que también tenían relaciones sexuales. Cuatro capítulos antes, Felipe habla sobre el besar en la boca como un ritual de ser nacido o “engendrado” espiritualmente de Jesús.

“[Todos los que son engendrados en el mundo son engendrados por la naturaleza y los otros por [este del que] fueron engendrados. El hombre [recibe alimento] mediante la promesa del lugar superior […] por la boca. Y si el logos hubiera salido de allí, se nutriría por la boca y se haría perfecto. Pues los perfectos conciben mediante un beso, y engendran. Por ello nos besamos unos a otros, recibiendo la concepción por la gracia mutua que hay entre nosotros” [30a-31]

Suena como si todos se besasen unos a otros en la boca. ¿Estaban todos casados entre sí? ¿Abogaban por el amor entre el mismo sexo y el matrimonio en grupo? ¡Por supuesto que no!. Por lo menos durante los primeros quinientos años de la Cristiandad, besarse unos a otros en la boca era parte del ritual de la Eucaristía (o “última cena”) incluso dentro de la Iglesia oficial. A esto se hace referencia en la biografía de María de Egipto (más sobre ella más abajo). El texto antiguo describe a esta eremita extremadamente casta y humilde recibiendo la Eucaristía la noche antes de su muerte: “Después de que se había pronunciado la oración, ella besa al sacerdote, como es la costumbre, en la boca, recibe los santos misterios y dice….” (Gertrude y Thomas Sartory: “Maria von Aegipten” -María de Egipto- Allmaccht der Busse, Herder Taschenbuch, 1982, p. 55)

Es cierto que el Evangelio de Felipe continúa durante 13 páginas hablando acerca del gran misterio del matrimonio y de la unidad original de hombre y mujer en el primer humano (antes de que el aspecto femenino fuese separado). El dice que: “Cristo vino a reparar la separación que hubo desde el principio y unir de nuevo los dos”. [78] Pero también habla acerca del misterio de la “cámara nupcial” de un modo confuso, oscuro y esotérico, sugiriendo que excede con mucho lo que cualquier persona normal asociaría con cámaras nupciales. E.g. en [95b-96a]: “Aquél que ha sido ungido lo posee todo. Posee la resurrección, la luz, la cruz y el Espíritu Santo. El Padre le dio esto en la cámara nupcial;” y en el versículo [66] dice: “De agua y fuego han surgido el alma y el espíritu. De agua, de fuego y de luz (ha surgido) el hijo de la cámara nupcial. (…) El señor [hizo] todo en forma de misterio: bautismo, unción, eucaristía, redención y cámara nupcial.[68]” El Evangelio de Tomás 50:15 se refiere a la “cámara nupcial” como el lugar (esta tierra) donde el novio, Jesús, llega a unirse con su novia, los discípulos.

El evangelio de Felipe parece sugerir que Jesús encontró una profunda unión espiritual con María Magdalena, que él consideraba extremadamente importante, pero que pudo haber sido puramente espiritual, pues él dice en [61c-62]:

“El que abandona el mundo no puede ser ya aferrado, pues él estaba en el mundo manifiestamente por encima de la pasión de [….]y el miedo. (…) “No temas a la carne, tampoco la ames; si la temes se adueñará de ti; si la amas te devorará y te paralizará.”

Y en [103-104a]: “En el eón es otra la imagen de la unión. Los denominamos con estos nombres, pero hay otros;”;

113 “El espíritu se une con el espíritu, y el logos cohabita con el logos. (…)Si te haces luz, la luz es la que cohabitará contigo…”. [122a]“Si el matrimonio del mancillamiento es oculto, ¡cuánto maś es el matrimonio inmaculado un verdadero misterio! No es carnal, sino puro; pertenece no al deseo sino a la voluntad; pertenece no a la tiniebla o a la noche, sino que pertenece al día y a la luz”

Algunas personas reclaman que ‘compañera’, el título dado a María Magdalena en el Evangelio de Felipe, era equivalente a ‘esposa’. Sin embargo “El Libro de Tomás el Atleta” , incluido también en la biblioteca de Nag Hammadi, otorga el mismo título a Tomás. En 138:6-10 Jesús dice: “Puesto que se ha dicho que eres mi gemelo y compañero auténtico, investiga para que sepas quién eres, y de qué modo existes y qué llegarás a ser”.

A mí me parece que si María y Jesús hubiesen estado casados del modo ordinario e impuro, los discípulos no se habrían extrañado tanto de por qué el la amaba más que a ellos y de por qué le decía cosas a ella que no les decía a los otros. ¿No les habría encantado a los patriarcas explicar su estatus especial diciendo que provenía de su matrimonio con Jesús? No es un reto mucho mayor para un pensamiento patriarcal tener que reconocer que ella era así de especial en y por sí misma y que Jesús la apreciaba completamente sin usarla para él mismo en modo alguno?

¿María Magdalena una antigua prostituta?

Otra cuestión que necesitamos discutir es, ¿Por qué decidieron los Cristianos identificar a la “mujer pecadora”, i.e. prostituta, que limpió los pies de Jesús con sus lágrimas y los cubrió de besos, con María Magdalena? Hoy muchos sospechan que fue por malicia, en el intento de denigrar a María Magdalena y desbancarla de su lugar de honor. Es cierto que durante milenios los hombres han rebajado o difamado a cada mujer fuerte y virtuosa de la Biblia. Sin embargo, pienso que llamar a María Magdalena “una antigua prostituta” es un caso aparte y sirvió a una necesidad más amplia tanto de los hombres como de las mujeres.

El primer problema que apunta a esta interpretación es que la Biblia no presenta a María Magdalena de forma apropiada. Saliendo de ninguna parte, aparece como la principal entre las mujeres seguidoras de Jesús y es la persona a quien más cerca está él después de su resurrección. El texto menciona en un lugar aparte que él la curó de siete demonios, pero esto no parece explicar por qué hay ese amor especial entre ellos. De modo que uno se queda naturalmente buscando pistas para rellenar los huecos de la historia y trata de enlazarla con otras historias de la Biblia. Una de las posibles pistas puede ser que ambas, la “mujer pecadora” y María besan sus pies y son muy apasionadas al expresar su amor. Jesús las recompensa a ambas por mostrar libremente su devoción. La segunda pista es que la historia de la “mujer pecadora” en Lucas 7:36-50 es seguida inmediatamente por su primera mención de María Magdalena. En esta historia Jesús acentúa el amor y devoción ejemplares de la mujer diciendo: “Por lo cual te digo que le son perdonados sus muchos pecados porque amó mucho. Pero a quien poco se le perdona, poco ama” (Lc 7:47). Siguiendo este razonamiento se deduciría que María Magdalena tendría que haber pecado mucho antes de encontrar a Jesús, porque ella ciertamente lo amaba grandemente.

El segundo problema de la caracterización de Magdalena como una antigua prostituta es la frustración de las mujeres con la Virgen María como el ejemplo principal de cómo debería ser una buena mujer. Cuántas veces he oído quejarse a mujeres católicas de que tenían un problema con la Virgen María porque ella es un ejemplo imposible de seguir. ¿Cómo puede esperarse de nosotras que seamos una madre, esposa y virgen?! Para ser tan parecidas a ella como fuese posible, se recomendaba tradicionalmente a las mujeres que fuesen esposas y madres, pero también “castas”. Es decir, por un lado se esperaba de ellas que no fuesen sexy, no quisiesen o no disfrutasen del sexo. Por el otro lado debían garantizar el sexo a sus maridos siempre que los hombres quisieran, como su “deber marital” y su deber hacia Dios de procrear. Esto hacía enojar a muchas mujeres, no con los hombres, con los que no era seguro estar enojada, sino con la Virgen María, que aparentemente las había puesto en esta posición. Los hombres tampoco gustaban de este ejemplo de mujer-virgen, porque no les permitía gozar tanto como desearían con sus propias esposas.

Entonces, aparece aquí María Magdalena, la antigua prostituta y mujer apasionada y heroica hasta el final. Ella puede ser reformada, pero por lo menos sabe todo sobre el sexo. Ella no es nunca recatada sino desafiante, y con confianza en sí misma.

 "Penitent St. Mary Magdalene" by Titian

Santa María Magdalena Penitente” por Tiziano

¿No era un un regalo tener una variedad de mujeres entre los discípulos de Cristo? ¿No profesan las feministas y seguidoras del culto de la Diosa que uno necesita honrar lo femenino en todos sus arquetipos: como la virgen, la prostituta, la doncella, la madre y la bruja? Me parece que es lo que los Cristianos estaban tratando de hacer. Ellos aceptan la virgen, madre, prostituta y bruja.

La bruja encuentra su máxima expresión en los evangelios como Isabel, la prima de la Virgen María y madre de Juan el Bautista. (Para ver lo importante que fue el apoyo emocional y espiritual de Isabel para la Virgen María, léase el artículo “La Virgen María en la Biblia“)

 Elizabeth and the Virgin Mary in: "Visitation"  by Master of the retablo of the Reyes Catolicos

Isabel y la Virgen María en “La Visitación”, por el Maestro del retablo de los Reyes Católicos

Todas esas mujeres están en el círculo íntimo de Jesús y nunca se dice nada malo sobre ellas. Incluso si se identifica a María Magdalena con la antigua prostituta, esto nunca se aduce en su contra. Al contrario, la Iglesia Católica la santificó porque dejó ese modo de vida y Jesús la perdonó, amó, honró y defendió.

Es cierto que los sacerdotes célibes tienden a enfocarse en la virginal María más que en la apasionada Magdalena que sabe de todo sobre “lo bajo del mundo”. Desafortunadamente ellos no pueden ser indulgentes con un tema que les resulta tan amenazador como la sexualidad. Pero los artistas Cristianos se sentían siempre felices de asumir esta causa. Cerca de la virgen recatadamente cubierta, les gusta pintar a una María Magdalena dramática y sensual. Su cabello largo y fluyente, pintado tradicionalmente de rojo ha sido mucho tiempo un símbolo de la capacidad de un Cristiano de hacer las paces (o por lo menos esperar hacerlas) con la fuerza de la sexualidad.

Hay una razón más por la que María Magdalena fuese etiquetada como una “prostituta reformada”: En algún tiempo entre los siglos IV y VI vivió una mujer asceta en el desierto de la Tierra Santa. Su nombre era María de Egipto y ella fue realmente una prostituta reformada de Alejandría que se hizo famosa por hacer un giro de 180º de la lujuria extrema a la santidad extrema, cambiando la unión sexual con los hombres con la unión divina con Dios. Vivió 47 años en el desierto, desnuda y prácticamente sin comida. En el mundo Cristiano Ortodoxo es venerada todavía, pero en la Cristiandad Católica su historia se fundió gradualmente con la historia de María Magdalena, la otra penitente famosa. Las dos continuaron mezclándose la una con la otra, hasta que María de Egipto fue olvidada y su historia pasó a ser la de María Magdalena. De aquí la tradición Francesa de que María Magdalena vivió como una eremita en Sainte Baume, en la Provenza, vestida sólo con su cabello y alimentada sólo por los ángeles. (Véase: ibid.: p.12. Para más detalles sobre María de Egipto buscar en Google con su nombre+católico o +ortodoxo)

Por cierto, referirse a alguien como “penitente” no implica que esa persona sea particularmente pecadora (como a menudo se asume por los no-Cristianos). Más que eso, significa que escogen un estilo de vida ascético de penitencia, algo a lo que todos los Cristianos están llamados desde Juan el Bautista y Jesús. Cuando han terminado con la purificación de sus propios errores continúan con penitencias por el resto de la humanidad. Como Jesús y sus apóstoles (y como muchos practicantes serios de otras religiones) toman voluntariamente sobre sí lo que serían grandes dificultades para otros y lo utilizan para transformarse ellos mismos y a otros.

Cynthia Bourgeault escribió el libro probablemente más equilibrado sobre todo lo relacionado con María Magdalena. Se titula “El Significado de María Magdalena: Descubriendo la Mujer en el Corazón de la Cristiandad”, Shambala Publications, Boston 2010. Ella también ve ventajas en atribuirle el ser una penitente y prostituta y dice: “Dios a veces escribe derecho con líneas torcidas”. (p.27)


 Whatever Magdalene is repentant for, in Christian art it is not for being sensuous. Here she is pressing Jesus on the cross against her nacked bossom. "The Penitent Magdalene" by Paolo Pagani (c.1661-1716)

Sea lo que sea de lo que Magdalena se arrepiente, en el arte Cristiano no es por ser sensual.
Aquí está ella apretando a Jesús en la cruz contra su pecho desnudo. “La Magdalena Penitente”,
por Paolo Pagani (c.1661-1716)

Diosa del amor: ¿Afrodita, María Magdalena o la Virgen María?

Para mí, María Magdalena y la Virgen María son como Isis y su hermana Nephtys (Griego) o Nebthet (Egipcio). Isis era más famosa, más importante, más poderosa. Pero ella tenía una hermana que era su opuesto complementario. Isis era el día, la vida, la fertilidad; Nephtys la noche, muerte, esterilidad. Sin embargo decidieron trabajar juntas por un bien mayor, y gradualmente Isis incorporó todos los atributos de su hermana.

Similarmente, la Virgen María tiene su hermana espiritual Magdalena. La una es pureza, virginidad, obediencia, humildad silenciosa. La otra es pasión, sexualidad, altamente indignante e inconformista sin vergüenza. Una vez que las Marías virgen y prostituta se unieron como una pareja de hermanas en el espíritu, la Virgen empezó a reclamar su sexualidad y la prostituta su santidad. (*2)

En el pensamiento y el arte medievales la Virgen María tenía que asumir todos los viejos papeles de las diosas. Eso significaba que era responsable de todo lo que tiene que ver con la vida de una mujer: amor, pasión, fertilidad, llevar a los niños, rezar y morir.

El papel de la Virgen María como diosa Cristiana del amor fue expresado en tres símbolos: la rosa roja, el unicornio y el color rojo.

1. Desde tiempos antiguos la rosa roja era un símbolo de la diosa Venus y el amor erótico. La vagina era referida a menudo como ‘la pequeña rosa debajo del rosal’. En la Edad Media, con sus trovadores que difundían una cultura de amor refinado y espiritual y con los cruzados enfatizando el amor del propio sacrificio, la rosa conquistó la imaginación de los Cristianos Europeos. Se hizo uno de lo símbolos favoritos del amor humano y divino, romántico y espiritual. La Virgen María se hizo conocida como ‘la rosa mística’ y su guirnalda de oraciones como el ‘rosario’, una colección de rosas. Hasta hoy en día se dice que cada vez que alguien reza el rosario, María es coronada con una corona de rosas frescas, i.e., con el poder del amor y la feminidad.

2. María y el unicornio eran retratados a menudo en un jardín cerrado. Según el mito, sólo una virgen pura (el jardín cerrado simbolizaba su vientre virginal)(*3) podía capturar a un unicornio. El poderosamente bueno, pero ferozmente salvaje animal no podía ser matado por cazadores a menos que se cruzase con una virgen pura. En ese caso reposaría su cabeza en su regazo y caería dormido. En ese instante golpearían sus perseguidores.

En el contexto Cristiano, esta historia vino a significar que el fiero Dios masculino sólo podía ser atado a este mundo, domado y hecho dócil por la extremadamente pura y dócil Virgen María. Una vez que él entraba en su vientre y se convertía en Jesucristo podía ser sacrificado como el Cordero de Dios para el bien de todos.>


unicornandlady.jpg

unicorn,garden1.jpg

Pero el unicornio también retuvo su aspecto mundano. Representaba la masculinidad salvaje, feroz, que sólo podía ser domada por la feminidad pura, y se dejaría ser atrapado alegremente y hecho dócil en un matrimonio sagrado. En ese contexto la Virgen María representaba la feminidad virtuosa domando la masculinidad salvaje y canalizando la pasión erótica dentro del ‘sacramento del matrimonio’. (*4)

3. El amor apasionado de la Virgen María también vino a ser representado por los vestidos rojos bajo su manto azul. Aparentemente la gente se sentía tan justificada en sus pasiones sexuales por los vestidos rojos de María que durante el Renacimiento la iglesia decidió ponerle fin a la Virgen María como diosa del amor. De repente ya no se permitió más retratarla en rojo, y tampoco se permitieron más unicornios. En 1563 el Concilio de Trento condenó todas las asociaciones de la Virgen María con el unicornio y de aquí en adelante sólo se permitieron velos blancos virginales y mantos de azul del cielo.

Aquí es cuando las dos Marías, que se habían convertido en una, fueron separadas de nuevo y la responsabilidad de mantener un espacio para la sexualidad humana recayó solamente sobre los hermosos hombros desnudos y el pelo rojo suelto de María Magdalena.

A mí me gustan los dos aspectos en una figura y encuentro que la Virgen María es bastante eficaz en bendecir la unión de esposo y esposa con una pasión cósmica. Desafortunadamente no tenemos una diosa del amor humano en la Cristiandad. Nos falta el arquetipo de Afrodita. Lo más cerca que podemos llegar a él es en la idea de la prostituta buena, que en el contexto Cristiano sólo puede significar una antigua y arrepentida prostituta, una santa sensual y apasionada como María Magdalena.

Estoy de acuerdo en que ‘Afrodita’ es un nombre mucho más amable para el arquetipo de ‘diosa del amor’ que una ‘prostituta arrepentida’. Pero como Afrodita es una diosa Griega, solamente tenemos que darnos cuenta de que María Magdalena es la forma Cristiana de Afrodita, el mismo arquetipo con un nombre diferente.

El Código Da Vinci” de Dan Brown

Aunque el libro no me impresionó, me encantó la película.

Ciertamente, si Jesús se hubiese casado, habría sido con María Magdalena. En la Biblia, así como en el arte, ella es retratada de forma consistente como su discípula femenina más próxima, una muy íntima, definitivamente con elevados tonos románticos. Muchas representaciones de la crucifixión la muestran abrazada alrededor de la cruz de Cristo con una intimidad tan física que el mensaje no puede ser pasado por alto: Jesús y María Magdalena eran de alguna manera una pareja.


Magdalena unterm Kreuz 2.jpg magdalene-koln.jpg Magdalena unterm Kreuz 4.jpg

 Sculpture in St. Sulpice, Paris: a rare depiction of a Pieta that includes Mary Magdalene. She appears as the spouse of Jesus, holding his hand in death, and as the daughter in law of Mother Mary.  photo: Ella Rozett

Escultura en St. Sulpice, París: una extraña representación de la Piedad que incluye a María Magdalena. Ella aparece como la esposa de Jesús, sosteniendo su mano en la muerte, y como la nuera de la Virgen María. Fotografía: Ella Rozett

La costumbre Judía dictaba efectivamente que un Rabino tenía que estar casado, y Jesús fue llamado Rabino en varias ocasiones. Pero la costumbre Judía también decía que una vez que un hombre estaba casado, no tenía que hablar a ninguna mujer aparte de su hermana y su familia inmediata. Jesús, por otra parte, dio muestras de hablar a muchas mujeres y no preocuparse demasiado sobre las leyes y las costumbres. Sabemos con seguridad que el apóstol Pablo no estaba casado e incluso así, contrariamente a la costumbre Judía, hablaba en las sinagogas. También sabemos que ambas opciones, estar casado y ser célibe eran condiciones completamente aceptables para los líderes de la iglesia temprana.

Por lo tanto, nunca podremos saber de forma segura si Jesús estaba casado con María Magdalena y si tuvieron hijos, pero no creo que eso haga ni mucho menos tanta diferencia como Dan Brown sugiere. El mensaje de Jesús no dependía de ello. Pero hay ciertamente mucha mayor evidencia de que Jesús fuese célibe de que estuviese casado. Para dar sólo un ejemplo: en Mateo 19:11-12 Jesús dice que no asumir el matrimonio por causa del reino de Dios es un misterio que practican muchos, pero que muchos otros con capacidades inferiores no pueden comprender.

Aunque Jesús hubiese tenido hijos, no tendrían por qué haber sido necesariamente importantes. Como él dice en Mateo 13:50, y en los otros evangelios: aquellos que cumplen el deseo de su padre celestial son su familia. Ciertamente sus apóstoles deben haber tenido hijos, pero estos hijos no son mencionados en ninguna parte. Recuérdese que aquí estamos hablando sobre religión y sobre el reino de Dios, no sobre líneas sanguíneas de dinastías y reinos mundanos, que terminan usualmente con imbéciles a causa de la endogamia.

Otros fundadores religiosos tuvieron hijos que no desempeñaron ningún papel importante en la historia. El hijo de Buda no fue particularmente especial y murió a edad temprana. En el Islam sólo la minoría Chiíta asumió la línea sanguínea de Mahoma a la hora de determinar su liderazgo. El Judaísmo ciertamente venera su línea sanguínea de patriarcas, pero los profetas que Dios estableció como líderes espirituales eran independientes de cualquier línea sanguínea. El Señor Krishna, el dios Hindú del amor, debe haber tenido miles de hijos, porque se dice de él que tuvo 16.000 reinas y más consortes! Pero yo nunca he oído mencionar a sus hijos en ningún sitio. Históricamente, sólo el liderazgo de Bahai era pasado de padres a hijos. De modo que parece que la iluminación espiritual no se transfiere normalmente con el ADN.

Pero si está buscando la divinidad en el ADN de alguna persona, eso es fácil de encontrar, porque todos hemos sido creados por Dios y a imagen de Dios, recibiendo Su Aliento, i.e., su espíritu, a mí me parece que toda la raza humana está en la línea sanguínea de Dios.

En lo que concierne a la supuesta motivación (según “El Código Da Vinci”) para el ocultamiento del matrimonio de Jesús: Dan Brown dice que fue el esfuerzo de la Iglesia Católica retratar a Jesús como puramente divino y no humano. En realidad, la Iglesia insistió desde el principio en que Jesús era ambos, divino y humano.

Argumentó contra los Gnósticos que querían negar la humanidad de Jesús diciendo que él realmente no sufrió en la cruz, porque Dios no sufre. También argumentó contra aquellos que querían disminuir su divinidad enseñando que Jesús empezó como un humano ordinario y sólo después se convirtió en el Hijo de Dios.

Sólo que no fue hasta el concilio de Éfeso (431 E.C.) que la Iglesia no se puso de acuerdo precisamente en cómo de divino y cómo de humano era Jesucristo en cada momento, y cómo coexistían esas “dos naturalezas”.

En mi opinión las “dos naturalezas de Cristo” son precisamente el núcleo y la joya de la Cristiandad. Es muy raro encontrar otra religión que nos dé permiso de ser, como Jesús, verdaderamente humanos y verdaderamente divinos. La Cristiandad mística lo hace.

Más que herir la veneración de la “feminidad divina”, insistiendo en que Jesús era “verdaderamente humano y verdaderamente divino”, desde el momento de su concepción,en realidad le dio un gran impulso. Porque justificaba la veneración de la Virgen María como Madre de Dios.

Lo que es verdaderamente cierto es que en un cierto punto la Iglesia comenzó a suprimir cualquier cosa que apoyase la participación completa de las mujeres en la Iglesia. Pero la compartición del ministerio y el poder no dependía de los supuestos descendientes de María Magdalena y Jesús. En vez de ello habría sido con seguridad suficiente emular a Jesús y Pablo (¡en un día bueno!). Pero en su lugar, la propia relación de Jesús con las muchas mujeres de su vida fue ignorada, y se añadieron al las cartas auténticas de Pablo otras misóginas. (Véase mi artículo “Mujeres de Espíritu y Poder en la Biblia”, especialmente la sección “la Mujer que ungió a Jesús”).

¿Y el Santo Grial? En la película es descrito como “la fuente del poder de Dios en la tierra”. Si Jesús es el poder de Dios en la tierra, entonces María, su Madre, podría ser vista como su fuente. De hecho, mucho de lo que se dice en la película acerca de María Magdalena es más cierto sobre la Virgen María que sobre María Magdalena. Louis Charpentier en su libro “ Les Mysteres de la Cathedrale de Chartres” -Los misterios de la Catedral de Chartres- explica que los caballeros Templarios fueron a Jerusalén no a buscar el Santo Grial, sino el Arca de la Alianza, que esperaban encontrar en las ruinas del Templo de Salomón. Charpentier dice que ciertamente encontraron un conocimiento esotérico y una fuente de poder y bienestar que les permitió de repente crear catedrales góticas. Puede que sea así, pero junto con ese conocimiento encontraron también Vírgenes Negras (ver mi artículo) y veneraban a sus Madres Oscuras en esas catedrales.

Desde antiguo a la Virgen María le fue dado el título de “Arca de la Alianza”, porque ella era la vasija de la Nueva Alianza: Jesucristo. A ella dedicaron los Templarios su orden, sus catedrales y sus corazones.

Lugares de Peregrinación de María Magdalena

1. Éfeso: Donald Carrol afirma lo siguiente en su libro “”Mary’s House: The extraordinary story behind the discovery of the house where the Virgin Mary lived and died” -La Casa de María: La extraordinaria historia detrás del descubrimiento de la casa donde vivió y murió la Virgen María- en las páginas 78-80: “En 1952 un gran sarcófago fue desenterrado cerca de la entrada de una gruta en las afueras de Éfeso, conocida como la Cueva de los Siete Durmientes, así llamada debido a una antigua leyenda Cristiana ligada a ella. El sarcófago fue identificado positivamente por el Profesor Louis Massignon del College de France como la tumba de María Magdalena. Los huesos fueron extraídos y se encuentran hoy en la Iglesia de Santa María Magdalena en Paris. (Puede leer más acerca de la casa de María en Éfeso en el artículo “La Virgen María y la Diosa”).

2. Así, París resulta interesante por dos motivos. Por la Iglesia de Santa María Magdalena y por el santuario y el lugar de aparición de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en la Rue du Bac. El aspecto exterior de la iglesia de la Magdalena (L’église de Sainte Madeleine) es una gran reproducción de un templo Griego que durante mucho tiempo ha alojado lo que se dice ser el fémur de María Magdalena, pero que no provenía de las excavaciones en Éfeso. Cuando yo estuve allí en 2006 no encontré ningún otro resto de María Magdalena y el encargado local me aseguró que no se guardan más en esa iglesia. Más tarde averigüé que la iglesia tiene una cripta (que yo no vi). ¡Quién sabe que están escondiendo allí!.

3. Sainte-Baume es un hermoso lugar en el sur de Francia, donde se dice que María Magdalena pasó los últimos 30 años de su vida como una eremita. Hay mucha mayor y más antigua evidencia de que vivió con la Virgen María y Juan en su hogar en Éfeso después de la crucifixión de Cristo. Sin embargo, es concebible que también viajase a Francia. Después de todo Jesús había instado a sus apóstoles y discípulos a emular su vagar como mendigo sin hogar. En cualquier caso un sitio donde una santa ha sido honrada e invocada por aproximadamente mil años está seguramente lleno de su presencia bendita.

Cuando estuve allí, mi impresión fue que en lugar de María Magdalena, María y Marta de Betania estuvieron en esa parte de Francia. Los restos de esta última son venerados en la cercana Tarascon. Mucha gente piensa que María de Betania, y María Magdalena eran una y la misma persona, muchos otros (incluyéndome a mí misma) opinamos diferente. (Para peregrinaciones que incluyen una visita a Sainte-Baume, vaya a nuestra página de inicio).

Notas al pie

1: Todos los evangelios apócrifos citados aquí pueden encontrarse en “The Nag Hammadi Library”-La Biblioteca de Nag Hammadi”. Es un libro que debería poder conseguirse a través de cualquier librería.
2: Cf. Charlene Spretnak, Missing Mary –
Echando de menos a María-, Palgrave McMillan, New York: 2004, pp. 211-13
3: Este simbolismo se remonta al Cantar de los Cantares.
4:
Un sacramento es un “signo eficaz de gracia instituido por Cristo y confiado a la Iglesia, por medio del cual se nos otorga vida divina”. Véase: Sacraments of the Catholic ChurchSacramentos de la Iglesia Católica- Para mayor información véase la magnífica página web de Kayleen Asbo.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

La Virgen María y el Budismo

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

La Virgen María es ampliamente conocida en el mundo Budista, la única excepción sea quizás María Kannon. Esta última es un híbrido de la Virgen María y la Bodhisattva del amor y la compasión a quien los Japoneses llaman Kannon, los Chinos Kuan Yin, los Tibetanos Chenresig y los Hindúes Avalokiteshvara. En el Budismo Hindo-Tibetano este Bodhisattva es masculino, pero en el Budismo Sino-Japonés entre los siglos VIII-X se convirtió gradualmente en femenino (*1), al menos en apariencia. Una mujer Budista China de Hong-Kong me dijo que los chinos no consideran que Kuan Yin tenga una identidad femenina sino una identidad masculina bajo una forma femenina. Martin Palmer y Jay Ramsay en su libro “Kuan Yin: Myths and Prophecies of the Chinese Goddess of Compassion”-Kuan Yin: Mitos y Profecías de la Diosa China de la Compasión-, trazan la historia desde el Bodhisattva masculino de las escrituras Budistas hasta la diosa femenina de la gente laica China y Japonesa. Ellos confirman que aquellos que tratan con los Sutras (textos sagrados Budistas), i.e., monjes y gente laica educada, saben que Kuan Yin es de género masculino en las escrituras. Explican su cambio de sexo aparente con varias leyendas y según algunas el Bodhisattva se volverá del género masculino de nuevo cuando él/ella entre al Nirvana.

Ellos cuentan también que los japoneses no se sienten tan desconcertados por el género de su diosa como parece que lo están muchos chinos (*2).

Porque la Virgen María y Kannon tienen tantas cosas en común, japoneses Cristianos perseguidos de siglos pasados rendían culto secretamente a Jesús y María en la forma de Maria-Kannon con niño. Hoy en día hay un Centro Zen Cristiano-Budista en Texas llamado “Maria-Kannon”. (Ver los enlaces).

Como la Virgen María, Kannon es una expresión del aspecto divino de la feminidad, una personificación del amor y la compasión, una salvadora en la calamidad, una realizadora de milagros. Se aparece a sus devotos como una señora amable y gentil de belleza celestial, algunas veces desprendiendo una esencia de flores dulces. De forma muy parecida a la Virgen María, la Kuan Yin China se dice que vivió una vida humana de autosacrificio y santidad extremas antes de ascender al cielo y convertirse en la Diosa Celestial de la Misericordia y la Compasión. Desde su ascensión ha estado apareciendo como “una mujer de blanco” a aquellos que necesitaban su ayuda. Sus devotos responden a su amoroso cuidado rindiéndole honores en su cumpleaños y acudiendo en peregrinación a sus lugares sagrados en montañas, cuevas y templos. He aquí un relato de lo que puede suceder en estos casos: “Huang Kuei-nien y algunos compañeros emprendieron la peregrinación a P’u-t’o Sha. Fueron a la Cueva de Sonidos de la Marea y rezaron con gran devoción, cantando el nombre de Kuan Yin. De repente vieron una luz brillante, y Kuan Yin apareció, sentada sobre una roca encima de la cueva. Huang estaba tan conmovido que hizo votos de dedicar su vida al estudio de las escrituras Budistas, comiendo solo dieta vegetariana, y absteniéndose de matar” (*3). Todo esto a mí me suena muy Mariano.

Algunos ven el origen las sorprendentes similitudes entre María y especialmente la Kuan Yin de Vestido Blanco en la influencia de los Cristianos en China. Martin Palmer y Jay Ramsay cuentan la historia de Cristianos Nestorianos que llegaron a China a principios de los años 600 (*4). Nestorio fue un Arzobispo depuesto de Constantinopla que murió alrededor del año 450 E.C. Resulta irónico que parte de su herejía consistiese en negarse a llamar a María “Madre de Dios”, y sin embargo su influencia en China ayudó a elevar a Kuan Yin a un estatus casi divino. Dios/Diosa obra ciertamente de modos misteriosos. Los Nestorianos veneraban a la Madre de Jesús (simplemente no como “Madre de Dios”) e importaban imágenes de Madonnas a lo largo de Persia, Arabia, y la Ruta de la Seda hasta Mongolia, China, Tibet e India. En aquellos tiempos los Chinos anhelaban la divinidad femenina, y el Budismo Chino necesitaba a alguien que pudiese competir con las poderosas diosas Taoístas. De este modo, la Madonna con niño tañó una cuerda y se fundió con Kuan Yin, a quien las mujeres rezaban para tener niños, generalmente niños varones. Así Kuan Yin la que trae a los niños vino a ser representada con un niño varón bien en sus brazos, bien a su lado.

child giving Kuan Yin with baby boy Kuan Yin with Child Loving Mother Kuan Yin Maria Kannon1 2 3 4


1 Kuan Yin traedora de niños, con niño varón
2 Kuan Yin con Niño
3 Kuan Yin Madre Amorosa
4 María Kannon

En las fotos de más arriba podemos seguir el desarrollo desde Kuan Yin a Maria Kannon y desde una bodhisattva femenina relativamente desapegada que procura niños a otros, a una “Madre amable” (Jibo Kannon) como los Japoneses llaman a Kuan Yin cuando sostiene un niño en sus brazos. Otras formas reminiscentes de María en Kannon se llaman Koyasu Kannon (la que da y cría los niños) y Juntei Kannon (la que es pura). Para más fotos y más información hacer click en el artículo de Mark Schumacher “Virgen María & Kannon, Dos Madres Misericordiosas”. Él dice que uno puede decir a veces de una estatua de la madre amable Kuan Yin que se trata de María Kannon cuando una cruz Cristiana se encuentra escondida en alguna parte de la obra. Pero a menudo es la visión del observador la que decide si él/ella ve una estatua como una representación de María o de Kannon. Por ejemplo, la Kuan Yin de la foto 3 a mí me parece una Virgen María China.

Desde el siglo XIV puede decirse que las dos se han hecho prácticamente indistinguibles. Este desarrollo comenzó cuando los Católicos finalmente entraron en China (7 siglos después de los Nestorianos), llevando con ellos Madonnas de porcelana blanca. Los artistas Chinos inmediatamente imitaron esas figuras y produjeron en masa Kuan Yins de vestido blanco. Esto es muy notable porque el blanco es en China tradicionalmente el color del luto. Sin embargo, a través de María y Kuan Yin llegó a aceptarse también como un símbolo de pureza. Hasta hoy en día la Kuan Yin de Vestido Blanco es la deidad más popular de China. (Para más información sobre el intercambio cultural entre las iconografías China y Occidental véase Lauren Arnold, “Princely Gifts and Papal Treasures: The Franciscan Mission to China and its Influence on the Art of the West”, -Regalos Principescos y Tesoros Papales: La Misión Franciscana a China y su Influencia sobre el Arte de Occidente- Desiderata Press, 1999)

Mi Experiencia Personal Siendo una Devota de María Bastante Budista

Aunque no lo he comentado directamente al hablar de la Virgen María,el Budismo a mí me preparó personalmente en muchas maneras para seguir a Nuestra Señora de las Apariciones.

En primer lugar, la práctica del Budismo Tibetano me familiarizó con la noción de que lo Absoluto se aparece a los buscadores sinceros en muchas maneras, ya sea con visiones celestiales o formas humanas temporales. Se entiende siempre que estas formas que toma lo Absoluto -siendo tan reales como nuestras propias formas- no son absolutas en sí mismas. Más bien, lo Absoluto las manifiesta temporalmente para beneficio nuestro como una imagen que retrata y transmite cualidades divinas.

Su esencia trasciende cualquier forma o imagen y se dice que es “la unión del vacío y la claridad”. Del mismo modo que nuestra esencia también trasciende nuestras formas. Según el Budismo, nosotros somos también meras apariciones. Nuestra verdadera naturaleza va mucho más allá de lo que nuestros cuerpos nos hacen creer. Así, cuando alguien me pregunta: “¿Cómo puede una persona inteligente como tú creer en apariciones?” Yo siempre contesto: “¡Pero si todos nosotros somos apariciones en este sueño que llamamos vida!”

A mí me parece que María a menudo señala hacia esta realidad de materia formándose de “vacío y claridad” o energía y espíritu. Una y otra vez la gente describe sus apariciones como comenzando con una luz que se forma en el cielo. Gradualmente la luz se convierte en una forma humana. Parece que los Cristianos mayormente ignoran esta parte. Nunca he oído a nadie que lo comente. Parece que ellos imaginan que María está en el cielo en la forma en que ellos la vieron vestida. Pero la Reína del Cielo puede vestirse de cualquier cosa. En la Biblia ella es vista “vestida con el sol” (Apocalipsis 12:1), en su aparición en Roma fue vista vestida en el amor de la trinidad. Me parece que, de lo que los Cristianos están siendo testigos es del/de-la Dios/Diosa omnipresente vistiéndose a sí misma con forma humana de forma que nosotros podamos aprender a “vestirnos a nosotros mismos de Dios”. (Para comparar con lo que Pablo dice acerca de vestirnos a nosotros mismos de Dios, lean Gal. 3:27, 1Cor. 15:53-54, Ef. 4:24.)

Supongo que los Cristianos no saben qué hacer con la Virgen María formándose a partir de la luz, porque tienen que creer en la resurrección del cuerpo, y en la asunción corporal de María al cielo. Pero yo pienso que su noción de lo que “cuerpo” significa en el cielo es demasiado literal. Por ejemplo el “cuerpo de la verdad” de Buda (dharmakaya), es una expansión ilimitada del universo, presente en todas partes.

Segundo, el Budismo me ayudó a prepararme para lo que en la Cristiandad se llama “consagrarse uno mismo al Inmaculado Corazón de María”. Tiene paralelos significativos con las iniciaciones Budistas Tibetanas o “tomas de poder”. En ambos se trata de fundirse con una persona celestial y después con la esencia divina que ello representa”. En 1992-93 la Virgen María apareció presumiblemente en Colorado (aunque estas aparaciones aún no están acreditadas por la Iglesia). Allí dijo ella: “Mis queridos hijos, vengo a ofreceros mi mayor regalo- a daros mi amor en el intercambio más especial, mi corazón por el vuestro. En este acto vosotros haréis el Acto de Consagración a mi Inmaculado Corazón, tomando así parte en mi triunfo” (*5)- Esto me suena a mí como muy Budista, porque no está llamando a abandonar nuestras identidades separadas para convertirnos en divinos en su lugar.

Parte de la consagración Cristiana así como de la iniciación Budista es un compromiso espiritual a llevar a cabo una cierta práctica diaria por el resto de la vida de la persona. Esto es una cosa difícil de hacer en una sociedad donde nadie parece comprometerse ya para nada que dure toda la vida. Mi gurú Tibetano Kalu Rimpoche me enseñó sobre el compromiso. Tomé mi primera iniciación sin tener ni idea sobre lo que estaba haciendo, o que eso conllevaba un compromiso. Después de eso, acudí a él en tres ocasiones separadas con algunas cuestiones sin ninguna relación con la iniciación. Cada vez él aparentemente me echaba una mirada y podía decir que no estaba cumpliendo mi compromiso. Así que cada vez me preguntaba: “¿Estás cumpliendo tu compromiso?” La primera vez dije: “¿Qué compromiso?”, la segunda vez: “¿Puedo hacerlo en Inglés o con mis propias palabras?, la tercera vez: “Bueno, sí, podría decirse, más o menos”. Ya que me había preguntado tres veces supuse que él se tomaba aquello muy en serio y que ése era un asunto de mucha mayor importancia de lo que mi mente no iluminada podía vislumbrar. Así que empecé a cumplir el compromiso estrictamente. (Sólo contiene una pequeña oración repetida siete veces todos los días). Él no me preguntó nunca más, no tenía que hacerlo, el podía “ver” con el ojo de la iluminación que yo lo estaba cumpliendo.

Otra cosa no podría haberme convencido más de la importancia de cumplir estrictamente mi compromiso presente con la Virgen María, que incluye tres sesiones de meditación diarias bastante largas, incluyendo rezar tres rosarios y en general obedecer los deseos de Nuestra Señora tanto como sea posible.

Hablando de obediencia. Esa es la tercera cosa que ni siquiera habría considerado sin una comprensión Budista. Es un tema de importancia entre los devotos de María y un entrenamiento en el desapego del ego. Si uno entiende que un yo separado con un deseo separado, es en razón última, una ilusión que no lleva a otra cosa que al sufrimiento, tiene sentido practicar el abandono de ese yo mediante la obediencia a Dios/Diosa. Cuando sabes que obedecer a Dios/Diosa lleva a la paz y felicidad últimas del nirvana, o la unión divina, es un poco más fácil de conseguir.

Cuarto, la práctica de meditación Budista también ayuda con el rosario. Para detalles véase mi artículo “Rezando el rosario: un acercamiento diferente”

Quinto, desde una perspectiva feminista yo siempre adopto una actitud de sospecha cuando oigo a la gente decir que María no es la meta de nuestro camino sino sólo el camino hacia la trinidad masculina. Pero desde un punto de vista Budista entiendo que todas las formas de personas celestiales (no sólo María) son una puerta hacia lo “sin forma”, el fundamento de toda existencia, lo que la Cristiandad llama Dios Padre. Entonces, en ese sentido sí, María nos lleva al Padre, no a sí misma como una forma separada. De cualquier modo uno podría expresar la misma verdad de un modo menos patriarcal, diciendo que tanto la Virgen María como Jesús nos llevan más allá de las formas, a la verdad esencial y última que transciende todas las palabras y conceptos.

Por la otra parte, el Sutra del Corazón nos enseña que: “La forma es vacío, el vacío es forma; la forma no es diferente del vacío, ni el vacío es diferente de la forma”. (Los Cristianos dirían: “Dios es inmanente y trascendente”.) Así, la forma de la Virgen María nos conduce al Padre sin forma, pero a su vez el Padre sin forma también nos conduce de vuelta a Jesús y María, porque son todos uno.

Una vez oí a un sacerdote en la catedral de Santa Rosa, California, predicar sobre la Unidad de Jesús y María de un modo muy simple y hermoso, diciendo: “Cuando decimos, ‘¡María!’ ella dice, ‘¡Jesús!’ y cuando decimos, ‘¡Jesús!’, el dice, “¡María!”.

Sexto, el Budismo tambien ayuda a poner las cosas bajo una perspectiva filosófica. Cuando empiezas a leer sobre las apariciones Marianas puede resultar un poco desconcertante. ¿Qué clase de mundo es éste donde una señora aparece en el cielo, hace danzar el sol, escribe mensajes en las nubes, abre las puertas de las prisiones, para batallas, hace aparecer un río de fuego en el cielo ….? Si crees en todas estas cosas, ya no estás en un mundo material y estable; has entrado en un reino divino fluido, donde todo es posible ya nada está “moldeado en lo concreto”. Puedes sentir como si estuvieses perdiendo la base. He aquí lo que la María que apareció en Colorado dice sobre ello: “Recuerda, es cuando encuentras que no tienes un suelo bajo tus pies, cuando te darás cuenta de que estás volando hacia mi abrazo” (p.14).

El Budismo acepta que la aparente estabilidad del mundo material es una ilusión. En realidad todo es energía, cambiando constantemente e impermanente. Las leyes naturales sólo son válidas mientras uno está bajo el hechizo de las ilusiones mundanas. Una vez que uno está completamente libre de ellas, especialmente de la noción de un yo separado, se abre un universo mucho mas grande y hermoso.

Déjeme prevenirle sin embargo, para “perder el suelo bajo tus pies” de forma segura, necesitas un profesor que sea un auténtico maestro. La Virgen María es un maestro tal.

Notas al pie:

    1. Martin Palmer y Jay Ramsay con Man-Ho Kwok, Kuan Yin: Myths and Prophecies of the Chinese Goddess of Compassion, –Kuan Yin: Mitos y Profecías de la Diosa China de la Compasión-Thorsons Publishers, London: 1995, pp.8-9 and 25.

      2. Ibid. 25, etc.

      3. Gill Farrer-Hall, The Feminine Face of Buddhism-La Cara Femenina del Budismo-, Quest Books, 2002, p.62

      4. Martin Palmer y Jay Ramsay con Man-Ho Kwok, Kuan Yin: Myths and Prophecies of the Chinese Goddess of Compassion –Kuan Yin: Mitos y Profecías de la Diosa China de la Compasión-, op. cit. pp.22-25 + 38

      5. In the End my Immaculate Heart Will Triumph: Consecration Preparation for the Triumphant Victory of the Immaculate Heart of Mary, –Al Final mi Corazón Inmaculado Triunfará: Preparación para la Consagración para la Victoria del Inmaculado Corazón de María- Queenship Publishing Co., (800) 647-9882, p.10. El lenguaje marcial de este librito es a veces duro de tragar pero el resto merece la pena.

      *Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

       

La Virgen María y el Islam

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

1. La casa en Éfeso, Turquía, donde la Virgen María vivió con el Apóstol Juan después de dejar Jerusalén por causa de las persecuciones. Aquí es donde tuvo lugar la asunción. La ocasión y el sitio son igualmente sagrados para los Musulmanes y los Cristianos. Todos los domingos por lo menos algunos Musulmanes vienen aquí ante ‘Hazreti Meryem Ana’, Su Majestad la Virgen María, y escuchan la misa. (Ver más acerca de esto en “La Virgen María y la Diosa”.)

2. Otro sitio donde María es honrada e invocada por ambos, Cristianos y Musulmanes, es el monasterio del siglo XI de Kykkos en Chipre, una isla habitada por creyentes en Jesús y en Mahoma. Los seguidores de ambas fes se congregan ante un antiguo icono de María, del que se dice que fue pintado por el mismo Lucas el evangelista. Muchos milagros han ocurrido cuando la gente rezaba delante de esta imagen. De hecho, es considerada tan poderosa que es tratada como el Arca de la Alianza, completamente oculta de la vista, pero venerada como la presencia de Dios entre su gente. (Ver a María como una nueva Arca de la Alianza es algo que se remonta a los primeros días de la Cristiandad y se basa en Apocalipsis 11:19-12:1.)

3. Zeitoun es un pueblo en Egipto donde María apareció en numerosas ocasiones entre el 2 de Abril de 1968 y el 2 de Mayo de 1971. Más de un millón de Musulmanes, Cristianos y Judíos vinieron a su lugar de aparición (sobre la iglesia Copta de Santa María) y confirmaron haberla visto. Muchos fueron curados de enfermedades incurables. Incluso la policía de investigación del gobierno Egipcio concluyó que las apariciones de María en Zeitoun eran un hecho innegable.

En incontables lugares donde Musulmanes y Cristianos viven juntos, comparten la devoción a María. Otro ejemplo es Nuestra Señora de África en Árgel, Argelia, Protectora de Musulmanes y Africanos. En la pared detrás de la estatua, en la basílica Católica, en una gran inscripción en Francés se lee: “Nuestra Señora de África, ruega por nosotros y por los Musulmanes”. En cualquier día se pueden ver Musulmanes arrodillándose en la basílica, llevando sus peticiones a Nuestra Señora, a quien ellos llaman Lala Meriem. Un devoto artista Musulmán con un amor profundo por la madre del gran profeta Jesús, hizo a mano los preciosos vestidos que ella lleva.

En el Sufismo, la rama mística del Islam, es reverenciada particularmente. He aquí algunas citas del libro de Andrew Harvey y Eryk Hanuts: “”Mary’s Vineyard: Daily Meditaions, Readings, and Revelations” -El Viñedo de María: Meditaciones Diarias, Lecturas y Revelaciones-, The Theosophical Publishing House, Wheaton: 1996. Ellos prueban que la Madre de Dios revela sus secretos a sus devotos, ¡No importa la religión que tengan!

“Hay tantos caminos a Dios como respiraciones tienen los hijos de Dios, pero de todos los caminos a Dios, el Camino de María, la Madre Divina, es el más dulce y el más gentil.” (p.133) Hajja Muhibba, Sufí mujer del siglo IV.

“En cada mezquita del mundo, el Mihrab, o nido de oración en el muro orientado al Este de la mezquita, está dedicado a la Virgen María. Es una vergüenza que más Cristianos no sepan esto. María es la mujer perfecta, completa en sí misma, es la perfecta matriz, el receptáculo perfecto del cual podía nacer Jesús. (p.133) (…) María es la Madre Divina, María es el azul de la llama, María es la matriz de todas las posibilidades Divinas hecha forma, aquí, en nuestro mundo. Es necesario que ella sea reconocida.” (p. 130) Shaikh Hamid, maestro Sufí del siglo XX.

El Corán, el libro sagrado del Islam, fue presumiblemente dictado al Profeta Mahoma por el Arcángel Gabriel. Recoge las mismas historias que la Biblia, sólo que en diferentes versiones y a menudo con diferentes interpretaciones. Habla de Adán, Noé, Moisés, Abrahán y Jesús. Jesús no es visto como un hijo de Dios, sino como un profeta. Pero es especial porque ascendió al cielo y debido a su madre-virgen María, a quien el Islam tiene en una alta estima extrema. En verdad hay más versos en el Corán que hablan de María que en la Biblia. Un capítulo entero, o Sura, está titulado con su nombre. No sólo eso, María es mencionada en el Corán así como en el Hadith, los dichos tradicionales, atribuidos al mismo Mahoma. Aquí el dice sobre ella: “La mejor de las mujeres del mundo es María.(…)Entre las mujeres, ninguna alcanzó la perfección excepto María, la hija de Imran (Joaquín en Hebreo), y Asiya, la mujer del Faraón” (que salvó a Moisés de la ira de su esposo).

El nombre Árabe de María, Maryam, es cercano a su nombre Hebreo actual “Miriam”, que se convirtió en María en Latín. En su página web fonsvitae.com, David Burell dice: “Cuando un Musulmán menciona a María, él o ella siempre se refieren a María como ‘Nuestra Señora María – que la Paz de Dios sea con ella’.” Aparentemente Su Majestad la Virgen María corresponde a la apreciación de sus hijos Musulmanes. En Medjurgoje una vez fue preguntada quién era la persona más santa en el valle. Para sorpresa de todos los Católicos ella nombró a una mujer Musulmana.

Extractos del Corán :

(Textos tomados de http://www.nurelislam.com/)

Sura 3, llamada “La Casa de Imran”, versos 30-41cuenta la historia de Jesús, su madre y sus abuelos:

“ Allah prefirió a Adán, a Noé, a la familia de Abraham y a la de ‘Imrân sobre toda la humanidad. Familias descendientes unas de otras. Allah es Omnioyente, Omnisciente. Cuando la esposa de ‘Imrân (la madre de María) dijo: ¡Señor mío! He realizado el voto de entregar a Tu exclusivo servicio lo que hay en mi vientre. ¡Acéptamelo! Tú eres Omnioyente, Omnisciente. Y cuando le dio a luz dijo: ¡Señor mío! Me ha nacido una hija. Allah bien sabía lo que había concebido. [Agregó la esposa de ‘Imrân ] No es lo mismo una mujer que un varón [para que se consagre a Tu servicio]. La he llamado María, y Te imploro que la protejas a ella y a su descendencia del maldito Satanás.

Su Señor la aceptó complacido, e hizo que se educase correctamente y la confió a Zacarías. Toda vez que Zacarías ingresaba al templo la encontraba provista de alimentos, y entonces exclamaba: ¡Oh, María! ¿De dónde te ha venido esto? Ella respondía: De Allah; porque Allah sustenta sin medida a quien Le place.

(Luego sigue la misma historia que en la Biblia sobre la esposa estéril de Zacarías, Isabel, concibiendo a Juan “que confirmará la Palabra de Dios”)
Y cuando los Ángeles dijeron: ¡Oh, María! Allah te ha elegido y purificado. Te ha elegido entre todas las mujeres del universo. ¡Oh, María! Adora a tu Señor, prostérnate e inclínate con los orantes.

Y cuando los Ángeles dijeron: ¡Oh, María! Allah te albricia con Su Palabra [¡Sé!] Su nombre será el Mesías Jesús, hijo de María. Será distinguido en esta vida y en la otra, y se contará entre los más próximos a Allah. Hablará a los hombres en la cuna y de adulto, y se contará entre los virtuosos.¡Oh, Señor mío! (Dijo María) ¿Cómo podré tener un hijo si no me ha tocado ningún hombre? Le respondió: ¡Así será! Allah crea lo que Le place. Cuando decide algo, sólo dice: ¡Sé!, y es.

Sura 19, llamada “María”, versos 16-37:

Y narra [¡Oh, Muhammad!] la historia de María que se menciona en el Libro [el Corán], cuando se apartó de su familia para retirarse a un lugar al este. Y puso un velo para apartarse de la vista [mientras adoraba a Allah] de los hombres de su pueblo. Entonces le enviamos Nuestro espíritu [el Ángel Gabriel], quien se le presentó con forma humana. Ella dijo: Me refugio de ti en el Clemente, si es que temes a Allah. Le dijo: Soy el enviado de tu Señor para agraciarte con un hijo puro. Ella dijo: ¿Cómo he de tener un hijo si no me ha tocado ningún hombre, ni soy una indecente? Así será, le respondió, pues tu Señor dice: Ello es fácil para Mí. Y lo convertiremos en un signo para la humanidad y una misericordia. Es un asunto decidido.

Lo concibió, y decidió retirarse a un lugar apartado. Los dolores de parto la llevaron junto al tronco de una palmera. Exclamó: Preferiría haber muerto antes de esto, y así se me hubiera olvidado completamente. Entonces [el Ángel] la llamó desde abajo [del valle]: No te apenes, tu Señor ha hecho fluir debajo de ti un arroyo. Sacude el tronco de la palmera y caerán sobre ti dátiles maduros y frescos. Come, bebe y conténtate. Y cuando veas a algún hombre dile: Por cierto que he realizado un voto de silencio por el Clemente, y no hablaré con nadie hoy. Se presentó ante su pueblo llevándolo en brazos [a Jesús]. Le dijeron: ¡Oh, María! Ciertamente has hecho algo inaudito. ¡Oh, tú que desciendes de Aarón! Tu padre no era un hombre deshonesto, ni tu madre una indecente. Ella lo señaló [al niño], y entonces le dijeron: ¿Cómo hemos de hablar con un niño que aún está en la cuna? Entonces [Jesús] habló: Por cierto que soy el siervo de Allah. Él me revelará el Libro y hará de mí un Profeta. Seré bendecido dondequiera me encuentre, y me ordenará hacer la oración y pagar el Zakât mientras viva. Y me hará benevolente con mi madre. No dejará que sea soberbio ni rebelde. La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado. Éste es Jesús, hijo de María, es la verdad sobre la que ellos dudan [ la Gente del Libro]. Allah no ha tenido un hijo. ¡Glorificado sea! Cuando decide algo dice: ¡Sé!, y es. Por cierto que Allah es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle, pues! Éste es el sendero recto.

Sura 21, llamada “Los Profetas”, versos 91-92

“Y cuando infundimos Nuestro espíritu [a través del Ángel Gabriel] en María, quien fuese virgen, e hicimos de ella y su hijo un signo [del poder divino] para la humanidad. Por cierto que todos vosotros transmitís un mismo Mensaje [¡Oh, Profetas!], y Yo soy vuestro Señor.¡Adoradme sólo a Mí!”

Sura 66, llamada “La Prohibición”, verso 12

“Y también a María, hija de ‘Imrân, quien preservó su castidad; infundimos en ella [a través del Ángel Gabriel] Nuestro Espíritu. Ella creyó en la veracidad de las Palabras [de Allah] y en Su Libro, y se contó entre las devotas.”

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

La Virgen María y el Judaísmo

For more icons by Brother Robert Lentz visit: www.trinitystores.com

Para más iconos del artista Brother Robert Lentz visitar:
www.trinitystores.com

Con este icono, el artista, el fraile Franciscano Robert Lentz, quiere recordar a la gente que María y Jesús eran Judíos. Esto es obvio cuando lees la Biblia y aun así la gente parece querer olvidarlo. Los Cristianos que honran la identidad Judía de Jesús, María y los apóstoles, también honran a sus hermanos Judíos contemporáneos. Si, al contrario, ignoramos que María y Jesús eran Judíos, permitimos que crezca el antisemitismo. El hermano Robert Lentz pinta a María con una estrella de David como la que los Nazis hacían llevar a los judíos, y con alambre de espino. Ciertamente, María y Jesús habrían sido asesinados si hubiesen vivido al alcance del Tercer Reich. El título en Hebreo de este icono se lee ‘Hija Cautiva de Sión”, y está tomado de Isaías 52.2.

Los Judíos aceptan a María como una madre Judía más, o a Jesús como a un hijo de Judío cualquiera, que podría haber sido el Mesías – pero que no lo fue, por lo que a ellos respecta-. En general no tienen interés en María – o mejor dicho Miriam (El nombre Hebreo Miriam se convirtió en María en Latín y en Mary en Inglés).

Los Cristianos en cambio, siempre han tenido un gran interés en relacionar a María y a Jesús a la Biblia y tradición Hebreas, aunque de un modo que no es apreciado por los Judíos, pues María y Jesús iban a remplazar las cosas tenidas por más sagradas por los Israelitas. María iba a ser la nueva arca de la alianza, Jesús el nuevo templo. Ambos iban a encarnar la Sabiduría de Dios descrita en la Biblia Hebrea.

La Madre de Dios Cristiana y la Diosa Madre Judía

El Judaísmo místico tiene mucho que decir sobre la cara femenina de Dios, llamada Shekhinah. Creció a partir de la Biblia Hebrea (que los Cristianos llaman Antiguo Testamento) y más tarde a partir de la experiencia e imaginación Judías posteriores, del mismo modo que María, la Madre de Dios, creció a partir de la Biblia y la experiencia e imaginación Cristianas posteriores. Pueden trazarse algunos paralelismos.

Shekinah significa ‘habitando en el mundo’, inmanencia de Dios. Una rama de los místicos Judíos, los Cabalistas, tomaron esta inmanencia, La Señora Sabiduría, y el Espíritu Santo, y crearon a partir de ellos La Diosa Madre, la novia del Padre. Ella representa la totalidad del discurso divino – El Mundo, si ustedes quieren. Ella es su novia en el cielo, pero también en la tierra, porque ella se ató a sí misma a la gente, a la que Dios escogió para desposar.

Como Cristo es Dios hecho humano, ella se hizo también como nosotros para que Dios pudiera estar cerca de sus hijos y guiarnos de retorno a casa. La Diosa Madre amaba a sus hijos tanto, que dejó a Dios Padre en el cielo y descendió para estar con sus hijos, siguiéndolos en el exilio. La gente la veía vagando por las comunidades de sus hijos refugiados exiliados, por la noche, vestida de negro gimiendo en voz alta de dolor. Ella grita por el sufrimiento de sus hijos, por el pecado de la humanidad que la hizo dejar el abrazo de su novio, y por su separación del él.

La imagen me recuerda a la madre dolorosa, la Virgen María triste, llorando no sólo por su hijo Jesús, sino por todos sus hijos, con su corazón atravesado con siete dolores. Shekhinah dejando su morada celestial para estar con sus hijos en el exilio también recuerda a Jesús “quien, existiendo en la forma de Dios, no reputó codiciable tesoro mantenerse al igual con Dios, sino que se anonadó, tomando la forma de siervo y haciéndose semejante a los hombres; y en la condición de hombre” (Filipenses 2:6-7)

Según la Cábala, nadie puede llegar a Dios si no es a través de Shekhinah. Ella es para los Cabalistas lo que Jesús es para los Cristianos y lo que María es para sus devotos. El Zohar, el mayor clásico de la literatura Cabalística dice “Shekhinah es la apertura a lo Divino: ‘Quienquiera que entre debe entrar por esta puerta’” (*1). Suena mucho como Jesús en Juan 14:6 “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”. Pero María también es llamada la Puerta del Cielo.

El personaje cabalístico de Shekhinah se desarrolló a lo largo de los siglos. Una vez que hubo tomado forma humana, gradualmente vino a representar todos los aspectos de lo femenino: la casta virgen y la prostituta promiscua, la madre nutriente y el demonio sediento de sangre, la reina poderosa y el refugiado marginado. (*2)

Esta es la principal diferencia entre la Diosa Madre Judía y la Madre de Dios Cristiana: Shekhinah tiene unos aspectos demoníaco y sexual, que están ausentes casi completamente en María. Como una esposa y madre era vista como una representación terrenal de Shekhinah, los Cabalistas se sentían alentados a tener “sexo kosher”. Uniendo lo femenino y lo masculino de una forma pura, aquí en la tierra, estaban ayudando además a Dios el Padre y la Madre a reunirse también en el cielo. (3) El sexo puro tenía que ser alegre pero casto. I.e. había que estar casado, tenía que ser después de media noche, en la oscuridad más negra, no se podía estar desnudo, ni portarse como una prostituta o como un animal (4).

En tanto Shekhinah y la feminidad pura se hacían más y más poderosas en las mentes de los hombres, los hijos de Adán se asustaron. Un principio femenino poderoso resultaba intrigante al principio, pero cuando amenazaba con hacerse incontrolable por los hombres, cuando se resistía a la subordinación, los hombres se apresuraron a “ponerlo en su sitio”. ¿Cómo? Pues demonizaron la feminidad independientemente poderosa. Alegaron que no sólo las mujeres, sino incluso la Diosa Madre tenía una tendencia a caer desde un estado divino en uno demoníaco cuando no estaba contenta de estar subordinada a los masculino. Cuando Shekhinah cae, se convierte en Lillith, el demonio que se supone que fue la primera mujer, pero que fue exiliada al reino de los demonios cuando se negó a yacer bajo Adán durante el acto sexual.

Para ser justo, Dios Padre también podía caer en estados demoníacos cuando perdía a su novia divina y se apegaba él mismo a la sombra demoníaca de ella (*5). Lo masculino y lo femenino sólo podían ser divinos cuando estaban juntos y en equilibrio. Desafortunadamente, relaciones de género equilibradas en la mente patriarcal (sea Judía o cualquier otra) no significa igualdad, sino que lo femenino está contento con su subordinación bajo lo masculino.

Demonizar a la Madre divina cuando sale fuera del control de los hombres, me recuerda al trato de la Iglesia Católica con las apariciones Marianas. Se han adaptado muy bien a controlar a la Madre de Dios. Si ella dice algo que no está conforme con la doctrina de la iglesia o si critica a un obispo, es inmediatamente calificada como una aparición del diablo en vez de Dios o, si se sienten generosos, se le concede un periodo de prueba para ver si ella aprende a comportarse.

Seguramente resulta duro permitir a Dios que nos controle. Todos preferiríamos que fuese al revés.

1: versículo 1:7b del Zohar, The Book of Enlightenment -El libro de la Iluminación-, traducido por Daniel Matt, Paulist Press, Ramsey, N.J.: 1983, p.37.
2: Raphael Patai asegura que ella heredó todos estos títulos de las antiguas diosas del cercano oriente. En, The Hebrew Goddess-La Diosa Hebrea-, Ktav Publishing House, New York: 1967, pp. 187 – 190.
3: Rabbi Leah Novick, Encountering the Shechinah, The Jewish Goddess-Encontrando la Shechinah, La Diosa Judía-, in: Shilrey Nicholson, The Goddess Re-Awakening: the Feminine Principle Today, Theosophical Publishing House, Wheaton, Ill: 1989, p. 208
4: Raphael Patai, op. cit. p. 265 and Isaiah Tishby, The Wisdom of the Zohar: An Anthology of Texts-La Sabiduría de Zohar: una Antología de Textos-, Vol III, p. 1394.
*5: Raphael Patai, op. cit. p. 239

 

La Virgen María y Lutero

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Martín Lutero (como la mayoría de los teólogos) condenaba a cualquier cristiano que contemplase a María como igual a Jesús o que diese a entender que Jesús solo está de algún modo incompleto sin una expresión femenina de Dios a su lado. Esto es lo que el entrenamiento patriarcal le enseñó a hacer a su mente.

Su corazón, por otro lado, parece haber sabido que es necesaria ciertamente una madre celestial al lado del padre celestial. Y así, confesaba: “La veneración de María está escrita en lo más profundo del corazón humano”. (Sermón, Sept. 1St 1522)

Luther's grave and memorial plaque in Wittenberg with other plaques next to his

Tumba de Lutero y placa memorial en Wittenberg, junto con otras placas próximas.

Si uno creyese al Rev. Peter Stravinskas, entonces esta inscripción de su corazón estaría reflejada en la inscripción de su tumba. Stravinskas publicó un artículo, bueno en general, sobre “El Lugar de María en el Fundamentalismo Clásico”, pero me temo que su fuente cometió un error piadoso: sostiene que el relieve de la Coronación de la Virgen y la inscripción por Peter Vischer el Joven, que se encuentra en la iglesia del Castillo de Wittenberg, donde Lutero está enterrado, pertenece a la tumba de Lutero. Me gustaría que fuese así, pero en realidad es la placa memorial de Henning Göde, el último Prior Católico de la iglesia, que murió en 1521, justo durante el periodo más turbulento de la Reforma de Lutero.

Uno puede estar agradecido a todas las generaciones de Protestantes que no se sintieron ofendidas con esta placa tan Católica al lado de la de Lutero, y la dejaron allí.

Henning Göde's memorial plaque photos: Ella Rozett
Placa memorial de Henning Göde
Fotos: Ella Rozett

En general Lutero estaba en contra de cualquier invocación de santos y en contra de pedirles su intercesión. Pero la Virgen María, al quien el llamaba feliz la Madre de Dios, era un caso aparte, distinto a cualquier otro santo. Esto es probablemente porque reconocía el precedente Bíblico para la intercesión de María. Después de todo, en la boda de Caná, obtuvo ayuda de Jesús para la fiesta a pesar de que su hijo trató de resistirse a su insistencia. (Juan 2:1-11). De modo que no hay que extrañarse de que los Católicos digan que Jesús no puede rechazar las peticiones de su madre.

“En las resoluciones de las 95 tesis, Lutero rechaza cualquier blasfemia contra la Virgen y piensa que uno debería pedir perdón por cualquier mal dicho o pensamiento contra ella.” El predicó sobre María en todos los días de fiesta Marianos, más, seguramente, de lo que la mayoría de los sacerdotes Católicos hacen hoy en día. Esta costumbre continuó durante cerca de un siglo después de la muerte de Lutero. El también se encontraba a gusto con mantener imágenes famosas de María en sus iglesias, donde permanecieron hasta el tiempo de la “Ilustración” en el siglo XVIII.

¿Qué pensaba Lutero de las oraciones Marianas más famosas? El dio la directriz de que el Magníficat se cantase diariamente en todas las iglesias. Admitió que el Ave María podía formar parte de una saludable vida de oración, aunque dudaba de la capacidad de la mayoría de los creyentes para rezar con la actitud correcta. Pero la Salve y el Reina del Cielo los condenaba como extravagantes y no evangélicos.

Citas de Lutero sobre María:

“(Ella es la) mujer más alta y la gema más noble en la Cristiandad después de Cristo…..Ella es nobleza, sabiduría y santidad personificadas. Nunca podemos honrarla lo suficiente. Aun así, la honra y alabanza deben dársele de un modo tal que no resulten heridos Cristo ni las escrituras.” (Sermón, Navidades, 1531)

“Es el consuelo y la bondad superabundante de Dios, y la humanidad es capaz de exultar por tal tesoro. María es su auténtica Madre….” (Sermón, Navidades, 1529)

“María es la Madre de Jesús y la Madre de todos nosotros, aunque fuese Cristo solo quien reposó sobre sus rodillas….Si él es nuestro, nosotros deberíamos estar en su situación, allí donde él está nosotros deberíamos estar también, y todo lo que él poseyó también ser nuestro, y su madre es también nuestra madre” (Sermón, Navidades 1529)

“La gente ha concentrado toda su gloria en una simple frase: La Madre de Dios. Nadie puede decir nada mayor de ella, aunque tenga más bocas que hojas hay en un árbol”: (Del Comentario sobre el Magníficat).

“Dios no recibió su divinidad de María, pero de ahí no se deduce que por ello sea incorrecto decir que Dios nació de María, que Dios es el Hijo de María y que María es la Madre de Dios….Ella es la verdadera madre de Dios y portadora de Dios…..María amamantó a Dios, acunó a Dios en su sueño, preparó pan y sopa para Dios, etc. Porque Dios y hombre son una persona, un Cristo, un Hijo, un Jesús, no dos Cristos…. del mismo modo que tu hijo no son dos hijos….aunque él tenga dos naturalezas, cuerpo y alma, el cuerpo de ti, y el alma de Dios únicamente.” (En los Concilios de la Iglesia, 1539).

Lutero creía en la Virginidad perpetua de María y en su Inmaculada Concepción. Sólo que él no pensaba que la última fuese un dogma que la gente estuviese obligada a creer.

“Es una creencia dulce y piadosa que la infusión del alma de María se realizase sin el pecado original; de manera que en esa propia infusión de su alma ella también fue purificada del pecado original y adornada con dones de Dios, recibiendo un alma pura, infundida por Dios; así desde el primer momento que ella comenzó a vivir estaba libre de todo pecado.” (Sermón, “En el Día de la Concepción de la Madre de Dios”, 1527)

“…ella está llena de gracia, proclamada enteramente sin pecado….la gracia de Dios la llena con todo lo puro y la hace vacía de todo mal….Dios está con ella, lo que significa que todo lo que ella hizo o dejó sin hacer es divino, y resultado de la acción de Dios sobre ella.” (Luther’s Works-Obras de Lutero- ed. Lehmann, Fortess Press, 1968 vol. 43, p.40)

Podemos usar el Ave María como una meditación en la que recitamos la gracia que Dios le ha dado. Segundo, deberíamos añadir un deseo de que todo el mundo la conozca y la respete.” (Libro Personal de Oraciones, 1522)

Pensadores Protestantes Modernos sobre María:

Reinhard Kirste, fundador de una organización interreligiosa de la Iglesia Protestante en Alemania, me señalaba que desde los años 1970 teólogos Protestantes, especialmente las feministas, han estado redescubriendo una profunda apreciación por la Madre de Cristo. Muchos son cuidadosos en no hacerse demasiado “Católicos” en su relación con la Virgen, pero todos aceptan que ella tiene una proximidad especial a Dios y sería un buen ejemplo por emular.

He aquí tres ejemplos:

* Elisabeth Moltmann-Wendel / Hans Küng / Jürgen Moltmann, Was geht uns Maria an?-Qué nos importa María- GTB 493. Gütersloher Verlagshaus, Gütersloh: 1988

*Rosemary Radford Ruether, Mary – The Feminine Face of the Church-La cara femenina de la Iglesia-, The Westminster Press, Philadelphia: 1977.

*Basilea Schlink, The Mother of Jesus-La madre de Jesús-, Marshall Pickering, London: 1986

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

Mujeres de espíritu y poder en la Biblia

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*
Lo que sigue en un resumen y notas de unas clases impartidas por Ella Rozett en el Santa Rosa Junio College en 2004.

Resumen

Primera Clase:

El problema: El papel de las mujeres en la historia religiosa del Viejo y Nuevo Testamentos ha sido ampliamente ignorado, olvidado y casi eliminado.

Ejemplos: Paul cita a Barak y no a Deborah como Juez de Israel en tiempo de ella. ¿Dónde están los libros de los profetas femeninos? ¿Por qué son apócrifos los libros de Judith y la Sabiduría?

Quién recuerda a la mujer en Mat. 26:13 de la que Jesús dice: “En verdad os digo, dondequiera que sea predicado este evangelio en todo el mundo, se hablará también de lo que ha hecho esta mujer para memoria suya”.

¿Llaman todas las generaciones a la Virgen María “Bendita”, como ella esperaba?”

El objetivo: Recordar y honrar a las mujeres en la Biblia; asentar sus papeles religiosos de profetisas, apóstoles, madres de la humanidad y de Dios, salvadoras de hombres y de naciones. Hacer frente a milenios de supresión de las mujeres. Honrar a nuestras madres ancestrales, que siempre lucharon contra ello. Entender cómo funcionó la opresión a lo largo de muchos ciclos de mejoras y retrocesos, lo que significa que tenemos que guardar celosamente los avances que hemos hecho.

El género y valor numérico de un Dios a cuya imagen los humanos fueron creados como hombre y mujer. ¿Puede un Dios ser madre y padre? ¿Eran Adán y Eva iguales? (Génesis 1:26-4:1)

Segunda clase:

A. ¿Quién salvó a Moisés? Las parteras, su madre, su hermana Miriam, la hija del Faraón y la esposa del Faraón Zipporah. (Éxodo 1:15-22, 2:122, 4:24-26)
B. ¿Quién salvó al pueblo Judío? Ester y Judit (Libros de Judit y Ester)
C. ¿Qué hicieron las profetisas? Miriam guió a las mujeres, no sólo en la canción y la danza. (Ex. 15:20-21, Números 12+20:1+12, Micah 6:4). Débora juzgo, guió a la batalla, liberó a Israel de su op
resor y reinó en paz (Jueces 4+5) . Huldah aconsejó al rey y decidió lo que era escritura sagrada (2 Reyes 22:14). Ana vivió toda su vida de adulta en el templo y proclamó al Mesías, como también hizo Isabel. (Lucas 2:36-38)

Tercera clase:

A. María, “Esposa del Espíritu Santo”. ¿Qué sintió ella cuando “El Espíritu Santo la cubrió con su sombra”? “Madre de Dios”, que empujó a Jesús a comenzar su misión cuando el pensaba que no estaba preparado. “Reina del Cielo”, vestida de sol, de pie sobre la luna, llevando una corona de estrellas. Ella se convierte en la sucesora de las diosas destronadas.
B. María Magdalena: “La apóstol de los apóstoles”, la más amada discípula de Jesús.

Cuarta clase:

Apóstoles Femeninos: Juana (Lc. 8:3, 24:10), Marta y María de Betania (Lc. 10:38-42; Jn. 11:1-44, 12:1-8), la mujer Siro-Fenicia (Mc. 7:24-30), la mujer Samaritana (Jn 4:4-42), Junia (Romanos 16:7), etc.
D. Mujeres en los “Hechos de los Apóstoles”: las misioneras Lidia (He 16:13-15-15+40) y Prisca, (He 18:2,, 18, 26; Rom 16:3-16; Cor 16:19), la diácono F
ebe (Rom 16:1-2), las cabezas de las comunidades de la iglesia.

Notas de Clase

El problema:

Los papeles de las mujeres en la historia religiosa del Antiguo y Nuevo testamentos han sido ignorados durante mucho tiempo, olvidados y casi eliminados.

Ejemplos: Pablo cita a Barak y no a Débora como Juez de Israel en su tiempo.
Pedro dice que Sara obedeció a Abrahán (1 Ped 3:6) cuando en realidad fue al contrario (Gen 21:8-10) ¿Y dónde están los libros de las profetas mujeres?

El Libro de Judit, el Libro de la Sabiduría, y Eclesiástico nunca fueron aceptados en en “Canon Palestino” que fue establecido por los rabinos Palestinos después de la destrucción del Templo en el año 70 E.C. Todos ellos honran lo femenino y fueron incluidos en el canon por los rabinos Alejandrinos (Los Egipcios eran la sociedad más igualitaria en la antigüedad por lo que a las relaciones de género se refiere). Las Biblias Católicas siguen a los Alejandrinos, las Protestantes generalmente a los Palestinos.

¿Quién recuerda a la mujer en Mat 26:13 de la que Jesús dice “En verdad os digo, dondequiera que sea predicado este evangelio en todo el mundo, se hablará también de lo que ha hecho esta mujer para memoria suya”. ¿Llaman todas las generaciones “Bendita” a la Virgen María como ella esperaba en Lc 1:48?

El objetivo:
Para recordar y honrar a las mujeres en la Biblia, para afirmar sus papeles religiosos de profetisas, apóstoles, madres de la humanidad y de Dios, salvadoras de hombres y naciones, hacer frente a milenios de supresión de las mujeres y honrar a nuestras madres ancestrales, que siempre lucharon contra ello.

Es un mito que la lucha de las mujeres por la emancipación sea una cosa de los años 1960; en realidad es tan vieja como la opresión de las mujeres. Aunque no fueron siempre capaces de liberarse a sí mismas completamente, por lo menos mantuvieron a los hombres en los bordes de sus asientos, con el terror de la posibilidad de una toma del control por las mujeres. Véase el comienzo del Libro de Esther (1:15-22) También Eclesiástico 9:2 “No te dejes dominar de tu mujer, no se alce sobre ti”.

La opresión perduró durante muchos ciclos de mejoras y retrocesos. Siempre que la Cristiandad llegó a nuevos territorios los derechos de las mujeres aumentaron porque esto las hacía aliadas útiles de la nueva fe.

Las mujeres predicaban, escuchaban en confesión, ordenaban monjas. Algunas abadesas tenían su propias cortes, acuñaban su propia moneda, tenían sus propios caballeros, amonestaban a emperadores y papas. (E.g. Roswitha de Gandersheim c.930-c.990 E.C. y Hildegard de Bingen 1098-1179 E.C.), véase Bonnie Anderson and Judith Zinsser, “A History of Their Own: Women in Europe from Prehistory to the Present” -Una Historia por sí misma: Mujeres en Europa desde la Prehistoria hasta el Presente- Vol 1, Harper & Row, 1988, p.186-190.

Cada vez que la nueva religión era aceptada por las clases dirigentes de la sociedad, aquellos derechos eran retirados de nuevo. Las monjas eran encerradas en claustros, las mujeres místicas y cualquier mujer problemática eran quemadas en la pira contándose por cientos de miles. Esto quiere decir que hay que guardar celosamente los avances que hemos hecho.

El género de Dios:
El género y valor numérico del Dios único a cuya imagen los humanos fueron creados como hombre y mujer. ¿Puede un Dios ser madre y padre? Mientras que los teólogos Cristianos son normalmente firmes acerca de que Dios no tiene género, son a menudo igualmente firmes de que ÉL no debe ser llamado “ELLA”, o “Diosa”, o “Nuestra Madre que está en el cielo”. El hecho es que el Dios Abrahánico es retratado con diferencia mucho más a menudo como hombre que como mujer. Dios/Diosa también es retratado como UNO en un sentido que no da mucha cabida a la diversidad dentro de esa unidad. Sin embargo Dios ciertamente muestra diferentes humores, así como rasgos tanto masculinos como femeninos. Léase Génesis 1:26+27.

El Libro apócrifo de la Sabiduría representa a la Señora Sabiduría como la faz femenina de Dios, pero no está definida de forma clara teológicamente. Sus descripciones poéticas son inconsistentes, lo que muestra la ambivalencia del honrar la divinidad femenina en un sistema patriarcal. En los capítulos 6-10 ella es descrita como un don de Dios que conduce a la cercanía con él. La Sabiduría no es algo que nosotros creamos mediante el estudio, sino algo que nos es dado si somos justos, oramos y suplicamos por sabiduría y La amamos. El camino a ella es el mismo que el camino a Dios. De ella se dice que es “la madre de todas las cosas buenas” y la artífice de todas las cosas (7:21) (“artífice” para evitar “creadora”). Ella gobierna todas las cosas, sin embargo se dice que es guiada por Dios y que es la asistente en el trono de Dios (de este modo así sabe cuál es su sitio, supongo yo). Pero también dice en el capítulo 7:23-27, que en ella hay un espíritu “todo-poderoso, todo-vidente y que impregna todos los espíritus, ella penetra e impregna todas las cosas por causa de su pureza. Por que ella es el aura del poder de Dios y una emanación pura de la gloria del todo poderoso”, ella es el brillo de la luz eterna, y ella, que es uno, puede hacer todas las cosas, pasando a las almas santas de edad en edad, ella produce los amigos de Dios y los profetas”. Al igual que el Cristo/Logos de Juan, ella “estaba presente cuando tú hiciste el mundo” (9:9), ella lo salvó y muestra el camino al reino de Dios (10:10). En resumen, ella hace todo lo que hace el Espíritu Santo.

En el Eclesiástico ella es más como una hija de Dios, creada antes que todo lo demás, pero no Dios ella misma (1:4+8; 24:3-4). Sin embargo ella emana de Dios en todas sus obras. La única cosa que el evangelio de Juan añade para convertir a la Señora Sabiduría en el Cristo-Logos es afirmar lo que otros no se atrevían : “Y la Palabra era Dios”.
El problema con el monoteísmo:
Durante milenios los Hijos de Israel lucharon con la forma de encontrar una buena forma de ser monoteístas, una forma que honrara a una multiplicidad dentro de El Dios Único. En esta búsqueda a menudo cayeron en los extremos de adorar bien un Dios masculino en el que no había sitio para un aspecto femenino, o los muchos dioses de sus vecinos, que incluían lo femenino, pero también incluían al sol, luna, signos del zodiaco, etc. Algunos de estos dioses demandaban sacrificios humanos y prostitutas del templo. (2Reyes 23)

Quizás el teísmo Indio es preferible al monoteísmo del Oriente Medio, porque ve a Dios como uno en esencia pero múltiple en apariencia. El auténtico ser de Dios está fuera de las categorías humanas de uno y múltiple. Necesitamos un nuevo concepto de unidad que permita la multiplicidad. Unidad no es lo mismo que igualdad.

¿Fueron Adán y Eva creados iguales?

Sí, el habitante de la tierra (en Hebreo: ha adam) era masculino y femenino en uno, al igual que Dios. Estaba emparejado con la tierra, (Hebreo: ha adamah, la terminación femenina añadida a ha adam). En un principio toda la creación era “muy buena” (final del capítulo 1 del Génesis). Pero en el segundo relato es diferente. El terrícola es creado al principio en lugar de al final. Él no es bueno “estando solo”. Alguien puso los dos relatos juntos como uno, aunque son contradictorios. Entonces la historia puede interpretarse de este modo: primero todo, incluyendo al terrícola, era muy bueno,, y entonces algo cambió y ya no era bueno que Adán estuviese solo. ¿Qué ocurrió? Katherine Bushnell da un argumento interesante en “God’s Word to women”-La Palabra de Dios para Mujeres- (publicado por ella misma, disponible únicamente en internet. Ella sugiere que el terrícola tropezó y que Eva, que significa “vida” era su mitad femenina, y se separó para aguantar la caída del terrícola.

He aquí una cita del Zohar, el gran trabajo del siglo XIII del sistema místico Judío llamado Cábala. Es un comentario sobre Génesis 5:1-2 “’Hombre y mujer los creó’ De aquí aprendemos: cualquier imagen que no incluya masculino y femenino no es una imagen elevada y verdadera. Venid y ved: El Bendito no sitúa su morada en ningún lugar donde masculino y femenino no se encuentren juntos. Las bendiciones se encuentran sólo en un lugar donde se encuentren lo masculino y lo femenino, como está escrito: ‘Él los bendijo y les dio por nombre Adán el día que fueron creados’. No está escrito ‘Él los bendijo y le dio (a él) por nombre Adán’. Un ser humano sólo se llama Adán cuando masculino y femenino son como uno.” (Daniel Matt, “Zohar: The Book of Enlightment” -Zohar: El Libro de la Iluminación-, Paulist Press, 1983: p.55-56)

Esto es lo que los Judíos trataban de hacer con sus “polos sagrados” (2 Reyes 23:6) que representan el lado femenino de Dios próximo a los altares de Yo Soy, JHVH, la Fuente del Ser, Dios. Ellos no tenían nombre para la cara femenina hasta después (Shekhinah) por eso la llamaron Asherah o Astarté como sus hacían sus vecinos. En 2 Reyes 23:13 el Rey Salomón establece un altar para ella en un paso de montaña cerca de Jerusalén.

La literatura de la Sabiduría fue otro intento de honrar el principio femenino al lado del masculino, pero no fue aceptado como canónico por todos. Lea por favor Sabiduría 6:12-11:1 y Eclesiástico 24. Tampoco ese lado femenino de Dios es igual. Pero para muchos patriarcas no hay contradicción en algo que sea una diosa de importancia esencial, aunque subordinada a Dios. Para ellos todo el universo es jerárquico, incluyendo Dios/Diosa.

Pero Dios no siempre está de acuerdo con el sentido de la jerarquía del humano. La escritura habla a menudo de Dios dándoles la vuelta a los sistemas jerárquicos humanos. E.g. el Magníficat de María habla de Dios arrojando a los poderosos de sus tronos, elevando a los humildes, volviendo a los ricos hambrientos y saciando a los hambrientos. En Jesús todo trata de poner patas arriba las ideas humanas sobre el poder. La Judit del Libro de Judit también habla de esto.

Hoy en día damos por asegurado el valor de la igualdad, pero no lo hemos pensado a fondo filosóficamente. Los Budistas sí lo han hecho; ellos aceptan una “sabiduría de igualdad y de discriminación”. Es decir, desde el punto de vista Budista todos los fenómenos son iguales en su nivel más profundo, más divino. En cambio, en el nivel funcional de la vida diaria tenemos que ser capaces de percibir las diferencias relativamente reales entre bueno y malo, real e irreal, superior e inferior, etc.

Así, en Dios hay espacio para igualdad y jerarquía. Puede haber una división del trabajo, puede haber abejas reina, hormigas reina y lobos alfa. Pero en ninguna parte de la naturaleza o en Dios hay una supresión de los dotes divinos. Cuando no se permite a las mujeres profetizar o predicar o danzar o escribir, eso no tiene nada que ver con Dios. (E.g. Teresa de Ávila), ninguna especie de la naturaleza encierra a un género en un harén, o clausura o en un hogar.

Volviendo a Adán y Eva: Todos los animales se le presentan al Terrícola como una potencial “ayuda semejante a él”, pero ninguno de ellos es suficientemente bueno. (Buen recordatorio para nuestros días cuando muchos prefieren vivir con animales antes que enfrentarse a las relaciones humanas). A los patriarcas les gusta interpretar “ayuda semejante” como “sirviente” como en “Es tan difícil encontrar buena ayuda en estos días!”. Pero esa expresión se usa 21 veces en la Biblia Hebrea, 5 veces refiriéndose a ayuda humana vital, el resto de las veces a ayuda divina como en Salmos 121:2 “Mi ayuda viene del Señor”. En Génesis el terrícola no puede ser ayudado ni por un animal superior ni por Dios superior. Necesita un igual del que esté separado pero con el que también sea uno, “hueso de mis huesos y carne de mi carne”.

Así que Dios opera sobre el terrícola, tomando una parte de él y haciéndola una mujer. ¿Qué parte tomó Dios en Génesis 2:21-24? Los patriarcas traducen “costilla”. Quieren que sea una parte prescindible sin cerebro. Pero la palabra original significa en realidad “lado”. Así que debería traducirse: “Él (Dios) tomó uno de sus lados (de Adán) y cerró la carne en su lugar”. I.e., el lado femenino del terrícola andrógino fue separado. Desde entonces los humanos se llamarán “esposo y esposa” (ish and isha) y estarán unidos entre sí en lugar de con la tierra. Léase Katherine Bushnell “God’s Word to Women” -La Palabra de Dios para Mujeres-, lección 5:40.

Comentario sobre Génesis 2:24: Incontables fábulas se han inventado para responder preguntas sobre nuestro mundo que terminan con: “Y así es por lo que, hasta hoy:…”, así que todo el propósito de la segunda creación es responder a la pregunta “¿Por qué están los hombres tan apegados a sus esposas y por qué (como era la costumbre Hebrea) se mudan a la casa y la familia de sus esposas y no al contrario. Esto era una reminiscencia del matriarcado. Una vez que el patriarcado se hubo establecido, las mujeres se mudaban a las casas de sus maridos. La aparente debilidad del apego de los hombres a las mujeres, alimentado por el deseo, que les hacía dejar a sus amadas familias tenía que ser explicado de algún modo o contrapesado con una historia de la debilidad e inferioridad de las mujeres. La historia explica amablemente por qué los hombres y las mujeres se hacen uno, pero no explica por qué los hombres se mudaban a casa de las mujeres. Simplemente compensa esto con historias que afirma que ella tiene que ser subordinada en vez de su posición inicial de superioridad.

La Caída: Leer y comentar el capítulo 3. ¿Por qué se dirige la serpiente a la mujer? Pues, según Katherine Bushnell, Eva asistió al primer tropiezo de Adán y fue hecha para ayudarle/protegerle, su ayuda tiene que ser eliminada de manera que esta vez el terrícola no sólo tropiece sino que caiga. También la mujer es suficientemente inteligente para reconocer la verdad en las palabras de la serpiente y valorar la sabiduría más que la obediencia. Ambos, Dios y el diablo dan medias verdades.

Después de la caída: La vida sigue o continúa. Eva se convierte en la madre de todos los vivientes. (Génesis 3:20). Ella aún está a buenas con Dios y se alegra en su unión con la creación: “he adquirido de Yahvé un varón” (Génesis 4:1)

Muchos estudiosos dicen que le llevó a la humanidad muchos milenios darse cuenta de que los hombres tenían algo que ver con la procreación. Parecía que era algo que se conseguía entre la mujer y lo divino. Eva parece estar de acuerdo con esta opinión. Incluso la historia de María concibiendo a Jesús sin la ayuda de un hombre apela a este viejo sentimiento. Yo creo que aquí radica la clave para la guerra entre los sexos. Cómo los patriarcas usan esta historia: 1 Timoteo 2:12-15.

¿Quién Salvó a Moisés?
Las parteras, su madre, su hermana Miriam, la hija del Faraón y su esposa Séfora. Léase: Éxodo 1:15-22, 2:1-10. Él en contrapartida defiende a las mujeres: Ex 2:15-22, Séfora: Ex 4:24-26. Ella salva a Moisés de la cólera de Dios, presumiblemente en relación con el hecho de que su hijo no estuviese circuncidado. Séfora no era Judía y no era proclive a circuncidar a sus hijos, excepto cuando se vio forzada para salvar la vida de su esposo. Obsérvese que una decisión tan importante tenía que tomarla ella y no su marido. Ella salvó a Moisés circuncidando a su hijo en el último minuto y realizando un oscuro ritual, tocando con su frente los genitales de Moisés y diciendo: “Tú eres mi esposo de sangre”.

¿Quién salvó al pueblo Judío?
Judit y Ester lo hicieron. No es sorprendente que los rabinos Palestinos excluyesen el libro de Judit pero no el de Ester del canon. Judit actúa independientemente de cualquier hombre. Ella permanece independiente a lo largo de todo el camino, y la historia termina con ella coronándose a sí misma y las otras mujeres y bailando en un desfile delante de los hombres que siguen a las mujeres.

Como contraste Ester actúa como bajo la petición de su padrastro y es una reina obediente y por lo tanto “digna”. Ella no hace nada por impulso propio. Aun así ella es valiente y reconocida como la “salvadora de Israel”. Las mujeres aprendieron que necesitan un día de vacaciones como el Purim para asegurarse de que se recuerde a una mujer.

¿Por qué salva Dios a su pueblo a través de las mujeres?
Los hombres piensan que es una vergüenza para ellos por no ser suficientemente masculinos. Ellos viven en miedo constante de no probar que son hombres de verdad. La peor pesadilla es cuando una mujer es más “hombre” que ellos. Esto es cierto en el caso de Débora (Jueces 4:8-9). Aquí los hombres son demasiado débiles.

La opinión de Judit es diferente. Los hombres son demasiado estúpidos (8:13 “¿Nunca vais a entender nada?) y demasiado orgullosos: Dios “¡abate su soberbia por la mano de una mujer” (9:10). Pero no todo se trata de hombres y mujeres. Curioso que nada en la Biblia o en los comentarios patriarcales sugiera que las historias de la fuerza de las mujeres son simplemente para mostrar que las mujeres son tan capaces como los hombres.

En un nivel espiritual las mujeres salvando o matando a los hombres tiene que ver con la naturaleza de Dios. Léase Judit 9:11+14. Cuando Dios actúa a través de los débiles y los pobres él dice: en mí todo es completamente diferente a los sistemas y pensamientos humanos. Judit dice que él es insondable, incluso más insondable que el corazón humano. En Dios todo está del revés y para llegar a conocer a Dios tienes que nadar contra la corrriente. E.g. encontrarás paz y felicidad en el ayuno, en llevar sayal y vivir en una tienda. Encontrarás poder sin armadas o carros, tanques o bombas inteligentes. En Dios la debilidad es fuerza y la fortaleza mundana debilidad.

¿Qué hicieron las profetisas?

Nada sorprendentemente, sus libros o dichos están perdidos.
1. Miriam (sobre 1300-1200 A.E.C.) guió a las mujeres, no sólo en la canción y en la danza. Léase: Éxodo 15:20+21, Números 12 y 20:1+12. Dios castigó a otros (incluyendo Moisés y Aarón) más severamente de lo que castigó a Miriam. Micah 6:4.

2. Deborah (en alguna fecha alrededor de 1100 A.E.C.) juzgó, condujo a la batalla, liberó a Israel de su opresor y reinó en paz. Léase: Jueces capítulos 4+5. En Hebreos 11:32 ella es omitida y remplazada por Barak, su general, en la introducción del Libro de los Jueces. En 5:1 Barak es añadido como un cantante de lo que claramente era la canción de Judit. 5:28-31: parece que ella siente simpatía por las mujeres de sus enemigos, pero entonces ella cae en regodearse/o alegría maliciosa. En esta historia las mujeres no son mucho mejores que los hombres. Están ansiosas por el botín robado de sus hermanas muertas. Esperan que sus hombres estén ocupados violando su botín más que robando a los muertos.

3. Huldah aconsejó al rey en el 621 A.E.C. y decidió lo que era escritura sagrada. 2 Reyes 22:14; 2 Crónicas 34:22. Ella fue la primera persona en reconocer oficialmente un escrito como la Palabra de Dios. Tuvo un poder instrumental en la erradicación de los últimos remanentes de culto a la Diosa en Israel.

4. Noadiah y otros profetas no nombrados intentaron disuadir a Nehemías de reconstruir las murallas de Jerusalén, pero el prevaleció.

5. Ana vivió toda su vida de adulta en el templo y proclamó al Mesías, así como Isabel también proclamó al Mesías (Lucas 2:36-38)

Intermitentemente las mujeres también profetizaban, pero raramente eran escuchadas y probablemente hubo largos periodos sin ninguna mujer profeta. Entonces fue cuando Joel (sobre el 400 A.E.C.) profetizó “ Después de esto derramaré mi espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, y vuestros ancianos tendrán sueños, y vuestros mozos verán visiones. Aun sobre los siervos y las siervas derramaré mi espíritu en aquellos días. (Joel, ,2:28-29 o 3:1-2). En Hechos 2:17-18 Pedro (de todos!) cita este pasaje y dice que ese tiempo es aquí y ahora. Por ello muchas mujeres profetizaban en la primera iglesia. E.g. Hechos 21:9 “(Felipe el evangelista) Tenía éste cuatro hijas vírgenes que profetizaban.” En 1 Corintios Pablo dice: “Yo veo muy bien que todos vosotros habléis en lenguas, pero mejor que profeticéis”. Pero entonces las iglesias parecían como manicomios para extraños, con todo el mundo hablando en lenguas extranjeras y profetizando a la vez. Así que Pablo cambió de opinión y silenció a las mujeres, a la vez que a muchos hombres, en el nombre del orden y la “paz”. Entonces sintió que la gente reprimía demasiado el Espíritu, así que dijo: “No apaguéis al Espíritu, no despreciéis las profecías; pero examinadlo todo y quedaos con lo bueno.” (1 Tesalonicenses 5:19-21). Parece que no era capaz de decidirse.

Mujeres del Nuevo Testamento

La Virgen María, “Esposa del Espíritu Santo”. ¿Qué sintió cuando “el Espíritu Santo la cubrió con su sombra”? “Madre de Dios”, ¿quién empujó a Jesús a su misión cuando él pensaba que no estaba preparado? “Reina del Cielo”, vestida de sol, de pie sobre la luna, llevando una corona de estrellas. Ella se convierte en la sucesora de las diosas destronadas. Para un artículo detallado sobre su posición en la Biblia, clicar aquí.

Isabel y María, las dos primeras mujeres mencionadas en la historia de Jesús. Al igual que Juan el Bautista prepara el camino y los ministros para Jesús, así Isabel prepara el camino y los ministros para María (Lc 1:35-45+56). Nadie puede hacer nada solo en esta historia, ni siquiera Jesús y María. Es esencial tener apoyo de alguien que vea lo divino en nosotros. Incluso Dios necesita gente. La Iglesia Católica dice tradicionalmente que María fue a ver a Isabel para ayudar a su prima mayor, pero el texto sugiere lo contrario.

Isabel es una profeta, i.e. una persona a través de la cual Dios nos habla. Es la primera en proclamar a Jesús, junto con Juan en su vientre. Típico del patriarcado, la mayor parte de los evangelistas honran sólo a Juan. Isabel nos da la primera parte del Ave María y el título de María: “Madre de mi Señor”, i.e. Madre de Dios.

María Magdalena, “la apóstol de los apóstoles”, la más amada de los discípulos de Jesús. Para un artículo detallado sobre las dos Marías véanse otros artículos de mi página web.

La mujer que ungió a Jesús:

Sólo el evangelista Juan nombra a esta mujer. Según él es María de Betania, una las mejores amigas de Jesús. Ella es la hermana de Marta y Lázaro, y el modelo de Cristiana contemplativa. (Véase Lc 11:38-42). Tradiciones posteriores ligan esta María con María Magdalena en un esfuerzo para desarrollar este querido personaje, sobre el que tenemos tan poca información.

En Mt 26:3-13 y Mc 14:1-9 una mujer sin nombre unge la cabeza de Jesús y él dice que es una preparación para su entierro, y “En verdad os digo, dondequiera que sea predicado este evangelio en todo el mundo, se hablará también de lo que ha hecho ésta, para memoria suya.” En Lc 7:36-50 y Jn 12: 1-8 ella unge sus pies, los seca con su cabello y es retratada como “pecadora”. Lucas es el único que no conecta esta unción con la muerte de Jesús que se avecina, sino que lo interpreta simplemente como un gran acto de amor.

Además de los obvios paralelos en estas historias, hay más evidencia de que son variantes del mismo suceso/historia: Mateo, Marcos y Lucas todos dicen que esto ocurrió en la casa de Simón, los dos primeros y Juan dicen que ocurrió en Betania (Pero Juan dice que en casa de Lázaro, en vez de en casa de Simón). Los tres primeros evangelios, todos mencionan la jarra de alabastro que contenía el aceite. Los cuatro evangelios coinciden en que los hombres pusieron trabas al acto de la mujer, pero que Jesús la defendió y la honró.

¿Por qué fue cambiada la historia de la unción de la cabeza a la unción de los pies? Yo creo que es porque los hombres no quieren recordar a una mujer poderosa ungiendo la cabeza de Jesús y que este acto fuese institucionalizado con las mismas palabras con las que él institucionalizó la Eucaristía: “Cuando quiera que hagáis esto, acordáos de mí”. Similarmente: “Dondequiera que prediquéis mi evangelio, la recordaréis a ella”. El nunca dijo: “Dondequiera que mi evangelio sea predicado, recordad a los 12 apóstoles varones”, sí que dijo, recordad a esta mujer que ungió mi cabeza. Recuerda el papel de los profetas, que ungían la cabeza de aquél que tenía que convertirse en rey de Israel. Es decir, una mujer profética ungió a Jesús rey de Israel y lo hizo el Mesías, que significa “el ungido”. Ningún papel ritual o función sacerdotal podía ser más importante que esta. Al demandar Jesús que en el servicio de cada iglesia recordemos a una mujer que realizó este acto de la mayor importancia ¿no está instando de facto al sacerdocio de las mujeres?

¿De qué otra forma podría recordar una congregación durante cada servicio eclesiástico que Jesús fue ungido por una mujer? Supongo que podría ser parte de los ritos preparatorios. Antes de celebrar la Eucaristía un sacerdote Católico, que representa a Cristo, es preparado cuando se le alcanza un cuenco de agua para lavar sus manos. Después de esto una mujer podría ungir su cabeza con aceite.

En esta historia podemos ver la validez de lo que la gente dice sobre mujeres poderosas que son desacreditadas tildándolas de prostitutas. Los hombres encontraban impropio e incluso indignante incluso que ellas (las mujeres poderosas) se atreviesen a entrar en un comedor reservado para hombres. Esto solo ya las marcaba como “pecadoras” en la mente patriarcal y así ampliaron este concepto y la retrataron como alguien que mostraba su cabello en público (que era considerado causa de divorcio) y de actuar en general de modo impropio como sólo una “prostituta” haría. Éste es un aviso a todas las “buenas mujeres” de que serán calificadas como prostitutas tan pronto como transgredan las fronteras patriarcales sólo un poco. La desacreditación de las mujeres continúa hasta hoy en día: su pasaje no es citado en “Strong’s Exhaustive Concordance of the Bible” -Concordancia Exhaustiva de la Biblia de Strong- (Thomas Nelson Publishers, 1990), ni en la lista de palabras ni bajo la lista de “profecías del Mesías cumplidas en Jesucristo”. Hay un lugar para la unción, porque el Mesías tenía que ser ungido por alguien, pero cita a Pablo, cuando éste cita a Salmos 45: “Tu Dios te ha ungido con el aceite de la alegría.” Muchos aún no pueden aceptar el pensamiento de que una mujer cumpla una tarea tan esencial.

Apóstoles mujeres:

Cuando la Biblia habla de “Los Hijos (children en inglés, palabra sin género masculino o femenino) de Israel” el texto hebreo dice realmente “Los Hijos (sons en inglés, palabra del género masculino) de Israel”, i.e. hombres con fuerza para trabajar. Las mujeres, los niños y los ancianos no contaban. E.g. Jesús dio de comer a “5000 sin contar mujeres y niños”. Del mismo modo deberíamos leer: “Había 12 apóstoles, sin contar las mujeres.”. Especialmente desde que Lutero traduce Hechos 1:14 como sigue: “Todos estos (i.e. los 12 apóstoles) estaban siempre juntos, rezando en armonía, junto con las mujeres y María, la madre de Jesús, y sus hermanos.” La versión King James (Rey Jaime) de la Biblia cambia el “siempre” en “ellos seguían” y la Nueva Biblia Americana finalmente elimina la palabra completamente. Otro ejemplo típico de como las mujeres son borradas fuera de la historia.

Definiciones de “apóstol”:

1. En los evangelios: uno de los 12 que Jesús escogió primero. Según Mat 10:5+6 los 12 apóstoles fueron escogidos solamente por las 12 tribus de Israel.

2. La palabra significa “uno que ha sido enviado”. Después de los 12, Jesús envió a 72 más, el número simbólico para todas las naciones, para evangelizar a todos. María Magdalena fue enviada por Jesús para proclamar al Cristo resucitado a sus discípulos. Hipólito de Roma y otros padres de la Iglesia la llamaban apóstol hasta comienzos del siglo III. En el siglo IX su biógrafo Rabanus Maurus aún la llama apóstol y hasta hoy en día es llamada “la apóstol de los apóstoles”.

3. ¿Quién más fue enviado? Cuando él se dirige a sus discípulos, enviándolos fuera para dar fruto (e.g. Jn 16) el promete enviarles el Espíritu Santo. No sabemos si había mujeres en la habitación cuando él habló, pero es probable, y ciertamente el Espíritu Santo fue enviado tanto para hombres como para mujeres. De aquí puede deducirse que quienquiera que reciba el Espíritu puede suponerse también que es un apóstol, i.e. que ayude a “recolectar la cosecha”. En Hechos de los Apóstoles vemos a mujeres ayudando en esta labor. Lo primero que hace Pedro, después de que todos los apóstoles, hombres y mujeres, hayan recibido el Espíritu Santo es citar al profeta Joel: “’Y sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré mi Espíritu sobre toda carne, | y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, | y vuestros jóvenes verán visiones, | y vuestros ancianos soñarán sueños;’ Y sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días | y profetizarán.” (Hechos 2:17-18).

4. En Hechos 1:21-26: Uno de los que acompañó a Jesús todo el tiempo desde su Bautismo hasta su resurrección y que es escogido para ser uno de los 12. Tras la muerte de Judas Iscariote, escogieron otro apóstol de entre los discípulos varones.

5. En Pablo: Uno que ha visto al Señor resucitado (incluso si “sólo” ha sido en una visión) y se ha comprometido a proclamarlo. De aquí que Santa Faustina sea llamada “la apóstol de la Divina Misericordia”, Santa Margarita maría Alacoque “la apóstol del Sagrado Corazón de Jesús”.

6. En los mensajes de Nuestra Señora de Medjugorje:
Octubre 1993: “Os invitio a ser apóstoles de amor y bondad.”
Marzo 1997: “Sólo mediante la oración también vosotros podéis convertiros en auténticos apóstoles de fe”.
Noviembre 1999: “Sólo mediante la oración os convertiréis en mis apóstoles de paz en este mundo sin paz.”
Marzo 18,2000: “Os estoy llamando a ser mis apóstoles”.

¿Es posible que Jesús diese el encargo a una multitud, incluyendo mujeres, pero que ellas no fuesen contadas? Sí, pasaba todo el tiempo. E.g. en Pablo 1Cor 15:4-6 omite a María Magdalena como la discípula a la que se apareció Jesús en primer lugar y pone a Pedro (también llamado Cefas) en su lugar, lo mismo que remplaza a Deborah con Barak y a Sarah con Abraham.

Mujeres en los “Hechos de los Apóstoles”:

Estaban las misioneras Lidia y Prisca, la díacono Febe, las cabezas de las comunidades de la iglesia, etc. Durante siglos los hombres se han resistido a traducir el título de Febe: Diácono. La Biblia del Rey Jaime la llama “sirviente de la iglesia” pero traduce la misma palabra como “diáconos” en el caso de Timoteo y cambia “las mujeres” por “sus mujeres” para erradicar la evidencia de mujeres diáconos. La Nueva Biblia Americana llama a Febe “ministra de la iglesia”, pero admite que las mujeres eran diáconos en Timoteo 3:11.

Otras mujeres importantes:

1. “Mujeres servidoras”: Éxodo 38:8 y 1Samuel 2:22 mencionan mujeres servidoras a la entrada del Tabernáculo, pero sólo indirectamente, por razón de lo que los hombres hacían con ellas. No sabemos cuál era su servicio originalmente pero eventualmente se convirtieron en prostitutas del templo, lo que con seguridad no era la idea original. El rey Jaime y otros patriarcas antes que él, rehusaron aceptar la traducción de “mujeres servidoras” en el templo y tradujeron en su lugar “mujeres que ayunaban”. La Septuaginta omite completamente la frase de Samuel que las menciona. Otras traducciones antiguas tradujeron deliberadamente mal, diciendo que las mujeres rezaban, se reunían o se apelotonaban allí. Lutero nos pone de nuevo sobre el camino correcto.

2. Hannah, madre de Samuel, cuya canción es un modelo para el Magníficat. (1Sam 1-2)

3. Los profetas Elías y Eliseo tienen relaciones íntimas con mujeres, como Jesús. Léase 1 Reyes 17:8-24; 2 Reyes 4:8-37, 8:1-6.

4. Honra a tu padre y a tu madre por igual: Eclesiástico 3:1-9

5. Mujeres que expandieron el horizonte de Jesús y lo empujaron cuando él se resistía: su madre y la mujer Sirofenicia (Mc 7:24-30). Él muestra su reconocimiento en la parábola de la viuda insistente (Lc 18:1-5). Jesús acepta mujeres con comportamiento “no mujeril”. E.g. Marta y María de Betania en Lc 10:38-42 y la mujer que ungió a Jesús. Otros hombres ponen objeciones a esto, pero Jesús no sólo dice: “Dejadlas en paz”. El también las honra, y quiere que sean recordadas siempre. I.e., quiere que sus derechos de expresarse a sí mismas a través de un ritual sea institucionalizado.

6. Marta y María de Betania, amigas de Jesús. (Lc 10:38-42; Jn 11:1-44, 12:1-8), María, Madre de los Contemplativos, es un título apropiado no sólo para la Madre de Jesús que “guardaba todas estas cosas en su corazón”, sino también para María de Betania. En Jn 11:25-26 Jesús revela verdades profundas acerca de sí mismo a Marta, y ella responde con una profesión de su fe en que Jesús es el Hijo de Dios. En Mt 16:13-20, una profesión de fe similar de Pedro es descrita como la razón por la cual Jesús le da el poder supremo a Pedro. Pero Juan pone tales profesiones en las bocas de varios hombres y en la de Marta, como si distribuyese el poder a más discípulos, incluyendo a las mujeres.

7. La mujer samaritana (Jn 4:4-42) evangeliza a su pueblo entero, conduce a muchos a Jesús, aunque los hombres creen importante negar su importancia inmediatamente. Otro buen apunte de lo que suele pasar sin quedar registrado: una contribución importante de una mujer es negada, en contradicción directa con la palabra de Jesús en el versículo 38: los apóstoles recogen el trabajo de otros (a menudo mujeres); ellos deberían agradecer esta compartición de “los frutos de su trabajo”.

En la Biblia hay muchas “buenas historias” donde se encuentran futuros esposos y esposas que serán importantes para la historia. Jesús al mantener una conversación íntima con una mujer en un pozo daría eco del romance de los antiguos padres y madres. De aquí que la mujer Samaritana representa a los gentiles que tomarán como esposo a Jesús, el novio Judío.

8. Joanna (Lucas 8:1-3, 24:10), mujer del mayordomo de Herodes, siguió y financió a Jesús, estuvo en su tumba.

9. Junia (Romanos 16:7): Durante siglos los hombres tomaron este por el nombre de un hombre, incluido Lutero.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

Rezando el Rosario: Un acercamiento diferente

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

El rosario es una herramienta maravillosa para la oración y la meditación, especialmente cuando tienes poco entrenamiento en técnicas de meditación, ya sean Cristianas, Budistas o Hinduistas. Rezar el rosario es como tocar el timbre de la puerta de casa de María. Ella sabe que el sonido significa que es requerida y viene corriendo permitiendo al alma bañarse en su presencia, trayendo con ella toda la trinidad.

Desafortunadamente a muchos católicos de los días modernos les disgusta esta oración intensamente. Ya sean laicos u ordenados. Yo he oído decir a monjas “Odio el rosario!”. Un sacerdote me recomendó una vez que practicase una “forma más elevada de oración”. Hay diversas razones para estos sentimientos negativos: 1) durante generaciones los niños católicos eran obligados a recitar el rosario. 2) Ha sido usado frecuentemente como penitencia para los pecados, y de aquí que haya llegado a asociarse con una forma de castigo más que de alegría. 3) Los católicos se quedan confusos en cuanto a quién se supone que deben rezar. A menudo tus palabras se dirigen a María, pero se te dice que enfoques tu mente en Jesús. 4) Mucha gente encuentra profusamente aburrido y sin sentido repetir la misma oración una vez y otra vez, nunca se les ha enseñado el propósito de esto. 5) La gente se desanima por todos los obstáculos normales a la meditación, porque nunca se les ha enseñado como tratar con ellos.

He aquí cómo yo, como alguien que ha sido instruida en meditación Budista Tibetana, así como también en “Oración de centramiento” (meditación Cristiana), me acerco al rosario. No es, ciertamente, el único modo de hacerlo. Hay tantos modos como personas individuales que rezan. Comparto cómo es para mí, simplemente para animaros a experimentar lo que podría funcionar para vosotros.

Oraciones de apertura:

Para ser capaces de “rezar desde el corazón”, como Nuestra Señora de Medjugorje nos insta a hacer, tengo que comenzar cada oración volviéndome hacia mi corazón. Respiro hacia dentro de él, veo cómo se siente, sin juzgarlo como bueno o malo, correcto o equivocado. Simplemente ofreciendo al corazón mi respiración, presencia y compasión, siempre le ayudaré. Entonces, de forma suave, presento la idea de la Madre María y compruebo si mi corazón está listo para rezar. No puedes forzar a un corazón a rezar. Si lo intentas, simplemente acaba odiando la idea de la oración. Si mi corazón no está listo, le doy más tiempo de silencio. A menudo ocurre que, eventualmente, está preparado para estar con Dios. Si no ocurre, simplemente descanso y no hago nada, hasta que puedo oír a Dios llamando y estoy dispuesta a responder. Notad que no veo ninguna necesidad de distinguir entre María y Dios. El uno lleva al otro; ellos se han unido como uno y actúan como uno. ¿Quién soy yo para separar lo que Dios ha unido? Así, cuando siento una presencia divina, no me preocupo de si es Dios Padre, Jesús, el Espíritu Santo o María.

 Our Lady of the Rosary and Jesus handing rosaries to St. Catherine of Siena and St. Dominic

Nuestra Señora del Rosario y Jesús, entregando rosarios
a Santa Catalina de Siena y San Domingo.

Ahora, si tienes un rosario, sostienes el crucifijo y recitas el “Credo Apostólico”, esto es, la lista de cosas que se supone que un Católico debe creer. De nuevo, no es algo que uno pueda forzar. Recitar una historia que no te crees no es muy inspirador. Así que, simplemente, dile a Dios y a ti mismo lo que tú realmente crees. Esta es una práctica poderosa. Nuestra Señora de Medjugorje dijo una vez que el Credo sirve como un antídoto al ateísmo y el materialismo en el mundo. De modo que si todo lo que puedes decir al principio es “Yo creo en Dios”, lo estás haciendo estupendamente. Poco a poco otras partes del Credo pueden cobrar vida para ti. Siempre es bueno por lo menos intentar seguir las instrucciones de la Iglesia y darles el beneficio de la duda. A veces tu mente puede rechazar algo con lo que tu alma se encuentra realmente cómoda. Otras veces puedes comenzar a aceptar algo que no te , cuadraba al principio. Y otras vas más allá de algo. Tórnate siempre al Espíritu Santo como maestro supremo. El/ella te guiará paso a paso, dándote justamente lo que necesitas en cada paso del camino.

En la cuenta por encima del crucifijo recitas un Padre Nuestro. De nuevo, yo uso la libertad que Dios me dio para rezar de modo auténtico. ¿De qué otro modo podría rezar desde el corazón?. Así que cuando estoy sola, no rezo “Padre Nuestro que estás en el cielo…”, sino “Padre y Madre nuestros que estáis en el cielo y en la tierra…”. Del mismo modo, no empiezo el Credo con “Creo en Dios Padre todopoderoso…”, sino “Creo en Dios, el Padre y la Madre presentes en todo, sabedores de todo, que aman a todo y a todos, que todo lo pueden…”.

En las tres cuentas siguientes recitas tres Avemarías, “Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres tú entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén”.

Algunas personas objetan a referirse a ellos mismos de forma rutinaria como pecadores. Piensan que esto constituye un refuerzo negativo. La idea es reforzar la humildad, que es lo más próximo a la divinidad. Pero mientras se sienta esto como destructivo, imagino que está bien decir “ruega por nosotros tus hijos, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén”. Algunos días sin embargo, puede que sepas que has sido malo, y entonces es saludable reconocerlo y sentarse con ello durante un rato. Personalmente, incluso cuando me siento bien conmigo misma, “ruega por nosotros pecadores”, me brinda una oportunidad de incluir a toda la raza humana en mi oración, incluyendo a los belicistas, políticos que no me gustan, asesinos, etc.

Recuerdo la primera vez que fui instruida para hacer una práctica de purificación Budista. La hice una vez y me sentía tan pura después que no podía ver la necesidad de recitar 100.000 más de esos largos mantras. Pero un amigo mío me dijo: “Mientras pienses que existes como una persona separada, todavía te queda algo que purificar”. Eso se me quedó grabado para siempre. Mientras nuestra experiencia no sea como la de Pablo cuando dice “No soy yo el que vive, sino Cristo en mí”, todavía tenemos en nosotros la semilla de la negatividad.

Una cosa que me encanta del Avemaría, es que nos recuerda de la hora de nuestra muerte. Todas las religiones, especialmente el Budismo, enfatizan lo importante que es ser consciente de nuestra impermanencia. Rezar sobre ello todos los días es una buena práctica.

Sobre la cuenta siguiente yo recito “Gloria al Padre (y a la Madre),al Hijo (y a la Hija) y al Espíritu Santo, como fue en un principio, es ahora y será eternamente, en un mundo sin final, amén.”. Ahora estás listo para los 15 misterios.

Los 15 Misterios del Rosario

Cada decena de Avemarías está bajo la tutela de un “misterio”- una escena de las vidas de Jesús y María- San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas, recomienda situarte a ti mismo dentro de esas escenas, no simplemente intelectualizar sobre ellas, sino simplemente estando allí con una mente vacía y abierta. Entonces el Espíritu Santo te enseñará a través de ellas espontáneamente, sin que tu mente tenga que entender nada. En su lugar, puede que percibas algún cambio en tu energía, tus emociones o tu cuerpo. Si sigues al Espíritu Santo, rezar el rosario no se tratará de visitar una cierta historia que sucedió hace 2000 años; se tratará de traer a María y la Trinidad al presente, a tu cuerpo y a tu alma.

Hay cinco misterios gozosos, cinco misterios dolorosos y cinco misterios gloriosos. Me encanta la forma en que este ritmo reconoce que la vida tiene fases alegres, dolorosas y gloriosas. También me dice que no consigues la gloria hasta que no has permitido completamente la experiencia de alegría y de dolor. Cuando empecé a rezar el rosario y todavía tenía a veces algunos días realmente malos, solía esperar a los misterios dolorosos, porque eso me permitía sentarme con mi dolor sin resistencia y sin el juicio de que el dolor es malo. Y entonces, naturalmente, se transformaría, como cualquier sufrimiento al que cesas de resistirte, eventualmente se transforma.

El Ave María como mantra de meditación

Tradicionalmente se le instruye a uno a enfocarse en estos misterios, mientras se usa el Ave María como una especie de mantra: tú no piensas en el significado de las palabras que recitas, simplemente sientes la energía y las bendiciones que transporta. Proporciona una pantalla sagrada sobre la que pueden proyectarse los misterios. Pero aquí, de nuevo, sigue tu corazón y el Espíritu Santo. A veces, simplemente el recitar los Ave Marías me trae un sentimiento tan fuerte de la presencia de Nuestra Señora, que simplemente me quedo con ello e ignoro los misterios cambiantes lo más posible. Otras veces ciertos misterios tienen un tirón especial. Entonces, de nuevo, Dios puede llevarme a un completo silencio de palabras y pensamientos, y yo sé que eso siempre es un buen lugar al que ir y en el que permanecer tanto tiempo como sea posible. Cuando la mente empieza a vagabundear de nuevo, regreso al rosario.

¿Cómo sé que el silencio es el mejor modo de estar con Dios?
A) Porque los maestros de todas las religiones están de acuerdo en que la unión más íntima entre Dios y el alma sucede en el silencio.
B) Porque la Biblia confirma el valor del silencio. Doy aquí tres ejemplos sólo: “Permanece en silencio, y sabe que yo soy Dios” (Salmos 46:10). “Permanece en silencio ante el Señor, y aguárdale con paciencia (Salmos 37:7). “Mantén en silencio toda la carne ante el Señor” (Cefanías 2:13).
C) Porque Madre María pidio en Fátima que cuando recemos el rosario, permanezcamos 15 minutos en silencio.
D) Porque en Medjurgoje dijo (25/7/1998) “En el silencio del corazón, permanece con Jesús, de manera que él pueda cambiarte y transformarte con su amor”

¿Por qué no podríamos entonces saltar todas esas palabras y misterios y permanecer simplemente en silencio? Porque usualmente no podemos. Puede ser que desde fuera parezca que estemos en silencio, pero por dentro nuestra mente a menudo está hablando como un torbellino o quedándose dormida. He visto a monjes budistas que caían dormidos en fila. Pienso que es más eficiente seguir a Dios hacia el silencio cuando el/ella sabe que estamos preparados y nos lleva con él. Por otra parte, todo requiere simplemente práctica, no importa a qué método de oración te lleve el Espíritu.

Volviendo al rosario: si te quedas tan distraído o aburrido que no puedes enfocarte en absoluto, ni en los misterios, ni en la presencia de Dios en los Ave Marías, he aquí lo que puedes hacer.
Lo primero, no lo tomes personalmente. No tiene nada que ver contigo en particular; es simplemente lo que hace la mente. Estos son obstáculos perfectamente normales en el camino. Cuanto más practiques, más disminuirán. Lo más probable es que nunca se disuelvan completamente, pero eso no importa. Incluso un pequeño momento auténtico de presencia con Dios vale la pena para estar sentado, aburrido y distraído durante una hora.

No trates de resistirte al aburrimiento. Es el umbral hacia la paz divina. Los tibetanos dicen “La meditación auténtica no empieza hasta que estás aburrido. Antes de eso, simplemente estás jugando con tu mente”. Así que cuando llega el aburrimiento, como cualquier otra cosa que pueda surgir durante la oración o la meditación, simplemente nótalo, sin juzgarlo como bueno o malo, correcto o incorrecto. Simplemente sé uno con la experiencia, sin resistencia. Si eres capaz de hacer eso, pronto se transformará en una paz indescriptible.

Espera distracciones, y no te reproches a ti mismo cuando ocurran. En su lugar, cada vez que notes que te has olvidado completamente de tu oración y meditación, vuelve a ella con la mayor amabilidad. Trata de no tener ninguna emoción más involucrada en el hecho de que te has distraido, eso simplemente añade más distracciones. Incluso si estás distraído el 80-90% del tiempo, no es inusual en absoluto. Pero cada vez que recuerdes tu meditación (puede ser porque te encuentres jugando con el rosario en las manos) y vuelvas a la presencia de Dios, es como el hijo o la hija pródigos que vuelven a casa. Es una ocasión feliz, y cuantas más veces te distraigas, más a menudo experimentarás este feliz retorno al hogar. Así que, cuantos más Ave Marías hayas prometido recitar, más oportunidades tienes de distraerte y volver a casa con Dios, a tu yo verdadero, una y otra vez, hasta que un día puede que seas capaz de quedarte en casa para bien.

Para volverte mas confiado con tus prácticas de meditación y oración, te recomendaría leer más acerca de ello. Hay grandes maestros cristianos de meditación, como Thomas Keating. Pero la lectura sobre meditación Budista o Hindú también es valiosa, porque durante milenios, estas religiones se han estado enfocando en enseñar meditación. Charlene Spretnak, una profesora católica y autora de “Echando de menos a María: La Reina del Cielo y su Reemergencia en la Iglesia Moderna”, es uno más de los incontables Cristianos que reconocen cuánto les ha ayudado la meditación oriental en su espiritualidad cristiana. Ella aprendió a calmar su mente con meditación Vipassana y ahora utiliza esa habilidad mientras reza el rosario.

Ahora echemos un vistazo a los misterios individualmente.

Los misterios Gozosos

rosary_annun.jpg

1. La anunciación

Representa el suceso en el que el ángel de Dios viene a María para anunciarle la concepción de Jesús. Tuve la fortuna suficiente como para recibir instrucciones de meditación de un sacerdote Jesuita en el instituto. Él nos animaba a revivir esta escena e imaginarlos que éramos bien María, o el ángel o Dios, dependiendo de lo que nos sugiriese el espíritu, y entonces simplemente, ver cómo eso se siente. Sin él probablemente nunca habría imaginado ser uno de los tres. Así, cuando imaginas una escena, simplemente espera y ve si el espíritu te lleva a alguna persona en particular, o tal vez a una sombra de luz, o incluso a un objeto.

Cualquier cosa puede suceder aquí, si dejas que se encargue el Espíritu Santo. Hoy mismo acabo de tener una sensación de grandes alas y un montón de plumas delante de mí y una pequeña impresión de lo que podría haberse sentido como estar “a la sombra del Espíritu Santo”. Otras veces el énfasis es en la promesa de que un día, en verdad, (aunque quizás no sea en esta vida), concebiré a Dios en mi propio ser y seré una con él/ella/ello. Podría pasar en cualquier momento y yo debería estar preparada en cualquier momento. La anunciación me trae preguntas como “¿Estoy preparada para albergar a Dios en mi cuerpo? ¿Tengo la voluntad de ofrecer toda mi vida al servicio de Dios y la humanidad? “. A veces noto cómo puedo estar diciendo continuamente que mi meta es la unión con Dios o la Iluminación, pero una parte de mí realmente no quiere que eso pase en algún momento demasiado pronto, porque supondría cambiar mi vida entera. Entonces, esas dos voces necesitan dialogar en paz.

visitation.jpg

2. La Visitación

Sucede cuando María va a visitar a su prima Isabel, mucho mayor que ella, que milagrosamente también está embarazada, ella de Juan el Bautista. Al ver a María, el niño de Isabel salta dentro de su vientre, ella se siente llena del Espíritu Santo y exclama “Bendita eres tú entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre! Bendita tú que has creído!”.

Para mí, esto trata de amor entre hermanas espirituales, de apoyarse mutuamente en el camino, del reconocimiento de la divinidad en todas las personas y ayudar a que esto sea visible. Si estoy preocupada por algún conflicto entre ciertas gentes, les dedico este misterio a ellas.

nativity.jpg

3 La Natividad

El nacimiento de Jesús. Aquí siempre pido que Jesús y María nazcan en mí. Hoy en día, la sensación es que de nutrir a un niño en tu vientre y darlo a la luz, no es solo un motivo de alegría sino también un trabajo duro y un dolor. Aun así, cuando el trabajo de dar a luz a Dios en el mundo sea un reto o sea doloroso, es también una alegría, y vale la pena.

present1.jpg

4 La presentación de Jesús en el templo

María y José llevan a Jesús al templo para la acostumbrada “consagración al Señor”. En esta ocasión, la profetisa Ana y Simeón reconocen al Mesías y éste último predice su éxito y su sufrimiento.

Para mí, en este caso se trata de presentar mi precioso, vulnerable niño interior, la sede de Cristo en mí, a Dios en su templo. El mundo entero es el templo de Dios y a menudo da miedo exponerse uno mismo a él, pero con la práctica se hace más fácil.

finding1_sm.jpg

5 Pérdida y hallazgo de Jesús en el Templo

María y José han perdido a su hijo de 12 años, Jesús, en un festival en Jerusalén, y no pueden encontrarlo durante tres largos días. Finalmente lo descubren donde él pensaba que debería haber sido obvio: en el templo.

Según Pablo nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo. Sin embargo buscamos a Dios desesperadamente por todas partes, excepto en ese templo. Incluso cuando sabes dónde mirar, no es fácil reconocer a Jesús dentro. Para mí, este misterio es una oración para encontrar y reconocer a Jesús en mí y en el mundo entero -el gran templo de Dios-.

Si meditas al estilo Jesuita, los tres últimos misterios tratan todos ellos sobre contemplar a Dios en su completa humanidad. Llegas a ver a María trabajando para traer a Jesús a este mundo. Ves al pequeño retoño de un dios-bebé de 7 días y luego a un dios-niño de doce años. Esto debería ayudarnos a contemplar a Dios en todas las personas con las que estamos. Incluyéndonos a nosotros mismos.

Los misterios dolorosos

5 Pérdida y hallazgo de Jesús en el Templo

agony.jpg

1 La agonía en el huerto

La noche antes de la crucifixión de Jesús, el está temeroso; le gustaría poder evitar lo que va a venir, pero se rinde a la voluntad del Padre. Él pide a sus discípulos: “orad conmigo y permaneced despiertos conmigo”, pero ellos se quedan dormidos, abandonándolo.

Me encanta este misterio, porque aquí veo a Jesús que quiere estar conmigo, quiere que yo rece con él y enfadándose si lo olvido y me quedo dormido sobre él. Me recuerda a nuestra Señora de Lourdes, que también se enfadaba un poco si Bernadette alguna vez se distraía durante su aparición. No es que yo necesite reñirme a mí misma por distraerme, lo que es perfectamente normal, pero me ayuda a recordar de que alguien se preocupa por mí. El no querer ofender o entristecer a mi familia divina es un incentivo adicional para prestar atención. Hace el magnetismo más fuerte.

Otros días éste es el tiempo de unirme con Jesús en cualesquiera sentimientos de abandono, miedo, o no saber lo que me va a pasar. Si alguien me ha pedido que rece por él porque está temeroso de algo, le dedico este misterio a él.

2 La flagelación en la columna

scourging.jpg

Jesús es azotado y golpeado. Éste es uno duro de pasar para mí. Normalmente no me acerco demasiado, sino que me enfoco en los Ave Marías y en la idea general de abrirme a la idea general del sufrimiento sin resistencia. Como todos los misterios dolorosos, éste trata de la pregunta. “¿Qué hago yo en presencia del sufrimiento, ya sea el mío o el de los demás?, ¿Cómo evito desconectame a mí mismo del sufrimiento del mundo?”. La respuesta es: “Reza, mantén a Dios/Diosa a tu lado, permanece abierto, permanece en el amor, no te resistas”. Si me acerco más, siento el amor de Jesús y su sacrificio, el dolor que el acepto en favor nuestro.

De una forma muy parecida a los Bodhisattvas Budistas (seres iluminados), Jesús purifica nuestra negatividad tomándola sobre él mismo. Los maestros orientales dicen, para beneficiarse realmente del sacrificio de un bodhisattva uno tiene que alegrarse de él, apreciarlo con agradecimiento, más que sentirse culpable por ello. Nuestra alegría es lo que nos transfiere mérito a nosotros. La alegría abre el corazón a recibir las bendiciones del sacrificio de Jesús (ya sea que uno lo llame Dios o Bodhisattva). Se enfoca en él. La culpa usualmente se enfoca en uno mismo; sólo es buena si abre el corazón.

3 La coronación de espinas

crowning2_sm.jpg

Hoy he sentido simplemente el rostro de Jesús, coronado de espinas, realmente cerca de mí. Nada tiene que ser pensado o entendido para recibir bendiciones.

Cuando estoy menos inspirada y más en mi cabeza, saco un momento para contemplar la corona de espinas como un símbolo del dominio sobre el misterio del sufrimiento. Según los místicos medievales, hay una gran paz y libertad y alegría que pueden ganarse al aceptar el sufrimiento. Yo les creo; he tenido impresiones fugaces, pero todavía tengo un largo camino por recorrer. Que la corona de espinas me enseñe para qué estoy preparado.

En el Budismo también, no puedes entrar en el nirvana hasta que no conoces la “noble verdad del sufrimiento”, en cada detalle y sin ninguna resistencia o apego.

4 Jesucristo con la cruz a cuestas

carry1_sm.jpg

En el evangelio Jesús nos pide específicamente que tomemos nuestra cruz y le sigamos. Llevar uno su propia cruz significa aceptar la vida tal cual es, sea del modo que sea, lo bueno, lo malo, lo feo y lo bendito. Se trata de estar en el momento presente sin ninguna resistencia, incluso cuando soy feliz. Cuando todo es bueno en mi vida y tomo esa “cruz” mi paz se hace más profunda y acompaña a toda la creación en el momento presente. Otras veces todo está bien, pero aún queda la cruz simplemente de ser humano en un mundo de sufrimiento. Tomar esa cruz significa que soy consciente de la paz y de la imperfección al mismo tiempo. Es una paz con compasión, una pequeña muestra de lo que podría sentir un bodhisattva que podría estar en el nirvana o en el cielo, pero escoge compartir este mundo co n nosotros por nuestro bien.

5 La crucifixión

crucifixion_icon.jpg

Para mí, este es el momento de practicar la rendición total a la voluntad de Dios y a su presencia. A menudo extiendo mis brazos a ambos lados para estirarme abriéndome. Así me concentro en mantenerme tranquila ante Dios, no importa lo que pase, incluso cuando tengo miedo de rasgar mi corazón abierto.

 

Los misterios gloriosos

En los misterios gloriosos vemos un montón de movimientos entre los mundos. Jesús ha descendido al dominio de la muerte, o al “inframundo”, el resucita al dominio humano, y entonces asciende a los cielos, entonces Dios desciende de nuevo como el Espíritu Santo, y luego María es ascendida al cielo. Así, para mí, hay un tema general de sentirte en casa, no sólo en esta tierra, no solo en este dominio, sino en todo el universo, que es el hogar de Dios. Y Dios, nuestro padre y madre dice: “mi casa ees tu casa!” (en español en el original).

1 La Resurrección

resurection_icon.jpg

Especialmente desde la película “La Pasión” de Mel Gibson, tengo esa sensación de Jesús saliendo de la tierra, afuera de la cueva oscura, brotando a la luz de nuestro mundo desde las profundidades de la tierra. Como dice la canción de Pascua: “Ahora la verde brizna surge de el grano enterrado,
trigo que ha yacido en la tierra oscura muchos días, como un grano que duerme invisible;
el amor ha vuelto de nuevo, como el trigo brotando verde”. Cuando estoy con Jesús durante
la resurrección, me enraízo profundamente en la tierra oscura y luego broto a la luz.

2 La ascensión

the_Ascesion.jpg

Jesús asciende al cielo mientras sus discípulos están mirando. Cuando me sitúo en esta escena, entre los discípulos, mi corazón quiere romperse. Es tan duro dejar partir a Jesús. Pero no hay elección. El nos dice lo que le dijo a María Magdalena después de su resurrección: “Dejad de aferraos a mí!” (también traducido como “No me toquéis” -Juan 20:17). Uno tiene que desprenderse de todo, incluso todas las ideas sobre Jesús, vaciándose uno mismo completamente, para recibir al Espíritu Santo, que nos devuelve todo multiplicado por cien.

 

3 La bajada del Espíritu Santo

descent_2.jpg

Más que rezar sobre algo o imaginar, simplemente manténte ahí con los discípulos y Madre María, y recibe al Espíritu Santo. Déjalo que sea así.

 

4 La asunción de María al cielo

assumption.jpg

En vez de permitir que su cuerpo muera, Dios, amorosamente recoge a su madre, hija y esposa y la asciende directamente al cielo.

Mucha gente, incluso católicos, no creen en la asunción de María. Pero yo no tengo ningún problema con ella, porque he leído historias de apariciones acreditadas de María donde ella expresamente manifiesta consentimiento y apreciación por este dogma. (De la misma manera que confirmó la Inmaculada Concepción en Lourdes). Si a ella le hace feliz, a mí también. Para mí la pregunta no es: “¿Fue cierto históricamente?”, sino “¿Qué ocurre en mi mente y en mi corazón cuando imagino que es cierto?”

Si es una meditación que me lleva a mí o a otros hacia la unión divina, mayor poder a ella!, para aumentar el poder de la Reinca de los Cielos sobre la tierra, ciertas culturas tienen que pensar en ella como concebida de forma inmaculada, incluso virgen, y ascendida al cielo. Para mí eso está bien.

Para mí, la lección de este misterio es la mísma que con la ascensión de Jesús: acercarme a Jesús y a María es como lanzar una flecha de amor hacia Dios – primero pones un gran esfuerzo y cuidado en ajustar y tensar la cuerda del arco, entonces, sueltas. No puedes dar en el centro de la diana a menos que dejes volar la flecha. De la misma manera, tenemos que dejar a Jesús y a María en cierto punto, por lo menos temporalmente. Por lo menos, para asegurarnos de que no los estamos sofocando con nuestras ideas sobre ellos más que experimentando directamente sus corazonas – el núcleo de su ser. ¿Cómo sabemos cuándo es el momento de dejar ir?, Cuando la ascensión y la asunción han terminado.

 

5 La Coronación de María Reina del Cielo

01corona.jpg

Dicen que, cada vez que rezamos el rosario, Madre María es coronada con otra corona de rosas. Así, en la coronación no se trata simplemente de Dios coronando a su esposa, madre e hija, sino también de nosotros coronándola a ella. ¿Estás dispuesto a coronarla a ella como la reina y comandante de tu vida?
Si sí, llegarás a bañarte en su gloria.

Ahora, después de haber leído todo esto, por favor, vacía tu mente de todo ello, ve y vive tus propias experiencias.

Oraciones finales:

Cada década termina con un Gloria, después anuncias el siguiente misterio y empiezas con un Padre Nuestro. Hay gente que también intercala otras oraciones. Puedes terminar después del último misterio con la oración que quieras. Una que se usa comúnmente es “Dios te Salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clementísima, Oh piadosa, O dulce Virgen María!”.

El Rosario como un puente hacia la meditación

He llegado a pensar que el mayor obstáculo para una práctica regular de cualquier oración o meditación no son las distracciones, el aburrimiento o el adormecimiento. Es simplemente la resistencia a dejar aquello que estemos haciendo y sentarnos para hacer nada “malgastando nuestro tiempo con Dios”. Para parar, uno tiene que vencer la primera ley de Newton del movimiento, llamada de “inercia”. Esta ley dice que, abandonado a sí mismo, un objeto en reposo permanecerá en reposo, y un objeto en movimiento permanecerá en movimiento. Para alterar su movimiento es necesaria una fuerza externa”. Yo solía decirle a la gente. “No soy perezosa ni indisciplinada, simplemente soy inerte”. Si eres capaz de pararte y sentarte, la batalla está prácticamente ganada. Pero para vencer a la inercia, la mayoría de nosotros tiene que aplicar una fuerza externa, sea Dios, Madre María, un voto para rezar el rosario todos los días, una campana que suena y nos dice “es hora de dejar cualquier cosa y ponerse a rezar”.

Encuentro el rosario de tanta ayuda en esto porque suaviza mi mente. No tengo que pensar en pasar de un estado activo a no hacer absolutamente nada, de 100 kilómetros por hora a 0. En vez de eso puedo sentirme como “Haré el rosario”, estaré moviendo cuentas e incluso aunque no pueda prometer que mi mente estará en calma y recogida, por lo menos seré capaz de hacer las recitaciones con dedicación. Entonces una vez que he cogido las cuentas, mi mente gradualmente se calma y muy pronto soy perfectamente feliz no haciendo nada.

Mucha gente piensa que la meditación silenciosa es superior a rezar el rosario, pero si no pueden conseguir ellos mismos ponerse a hacerla, ¿qué significa entonces su “método superior”? Mejor usar el rosario como mecanismo de ruptura para aminorar la mente y dejar que Dios te lleve gradualmente al silencio cuando tú estás realmente preparado.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

Oración de centramiento

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Idealmente medite diariamente, una vez para mantenimiento y dos para sanación y crecimiento. Pero cualquier tiempo empleado con su yo interior y su poder superior es una maravillosa semilla plantada. Cada paso puede hacerse separadamente, o pueden hacerse todos en una sesión. Use los pasos que funcionen para usted en un día cualquiera, en cualquier orden, por cualquier espacio de tiempo.

Paso 1: Preste atención a la respiración en su cuerpo….sin juicio, dése cuenta de cuándo es profunda y relajada, superficial o tensa….Acéptela simplemente del modo que es, lo que incluye permitirle cambiar si y cuando ella quiera.

Paso 2: Acéptese a sí mismo del modo que es, lo que incluye permitirse a sí mismo cambiar si y cuando usted quiera.

Paso 3: Si nota tensión o incomodidad en su cuerpo o en su ser, deje que su respiración toque la parte donde estos sean más intensos. Simplemente esté con esa parte, no trate de cambiarla o analizarla, ni de involucrarse en su historia. (Cuanto antes permita la experiencia de eso, antes cambiará). Si le da demasiado miedo ir a ese lugar solo, pídale a su poder superior que vaya con usted.

Paso 4: Imagine que usted es como una gran montaña. Pensamientos, sentimientos, sensaciones, percepciones sensoriales y sucesos pasan de largo como nubes. La montaña no se aferra a ellos o trata de espantarlos, simplemente contempla como vienen del espacio, se quedan alrededor por un tiempo y desparecen en el espacio. Incluso si nubes de tormenta rodean la montaña durante unos pocos días, no hay preocupación, porque la montaña sabe que ella no es las nubes y que pasarán sin tener que hacer nada.

Paso 5: Cada vez que pierda consciencia de su respiración (lo que ocurrirá incontables veces), de modo gentil y paciente recuérdela. Puede resultar de ayuda contar su respiración durante un tiempo. Cuente 10 respiraciones una y otra vez.

Paso 6: Cuando se aburra, ¡Alégrese!, ¡Casi ha llegado! Dése cuenta del aburrimiento (y de lo que quiera que surja) sin juzgarlo como bueno o malo, sin necesidad de hacer nada al respecto. Entonces se volverá profunda paz.

Paso 7: Si tiene sentido para usted, recuerde que la Biblia dice, Dios nos creó respirando su propia respiración en nosotros, de manera que nuestra respiración puede ser también la respiración de Dios. Note cómo se siente sobre el hecho de que Dios esté posiblemente tan próximo a usted como su propia respiración….Note cuánto espacio está dispuesto a dar a Dios dentro de usted…..Dígale a Dios…..

Paso 8: Escuche con una mente vacía y abierta para ver si Dios tiene una respuesta.

Paso 9: Si hay una curiosidad acerca de Dios o una disposición a consentir la presencia de Dios dentro de usted pregúntele a su corazón si hay alguna palabra que resuma y simbolice esos sentimientos. Escuche con una mente vacía y abierta hasta que surja una palabra.

Paso 10: Deje que la palabra resuene en su ser y repítala una vez y otra vez, hasta que Dios le arrastre a un silencio que es más profundo aún que esa misma palabra. En ese punto, siga a Dios hacia el silencio, dejando que la su palabra se vaya.

Paso 11: Si nota que se distrae, de modo igualmente gentil, recuerde su “palabra sagrada”. (A partir de entonces, use la misma palabra durante cada meditación.)

Paso 12: Cuando sienta que ha terminado, termine con una oración desde el corazón.

Técnicamente, sólo los pasos 9-11 son una “Oración de Centramiento” como enseña el Abad Trapense Thomas Keating. Para una explicación completa de esta técnica y su fundamento lea su “Mente abierta, Corazón abierto”, o “Invitación al Amor”.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español

 

Las misteriosas caras negras de la Virgen

Por Ella Rozett, traducion por Jesús Ángel Gomollón Garcia*

Para muchos cristianos María es la Madre Celestial de todos, y como una buena madre, trata de satisfacer todas las necesidades de sus hijos. Especialmente como una misteriosa “Virgen Negra” permite a la gente proyectar sus esperanzas, deseos y necesidades sobre ella, sólo para atraerlos más profundamente a los misterios divinos.

Ella desempeña muchos papeles para tipos de personas muy diferentes. Es la heredera de los tronos de las diosas preCristianas. Es la novia del Dios Cristiano, la novia en el Cantar de los Cantares, que representa a todas las almas que buscan la unión con lo Divino y dice: “Soy negra pero bella” (1:5). Es una rebelde contra lo establecido, una terapeuta divina, una guía espiritual. Como arquetipo de la Madre Negra es una amiga de los oprimidos y reconciliadora de todas las razas. Es una sanadora de todas las enfermedades y una guía y acompañante en la hora de la muerte. Es la ayudante de Cristo, tornada negra por llevar nuestros pecados junto con él. Merece la pena investigar todos estos papeles.

Our Lady of Good Deliverance.jpg

Nuestra señora de la buena liberación. Neuilly, cerca de París

Definición

¿Qué son exactamente las Vírgenes Negras? ¡Buena pregunta! Algunas son imágenes de María, la Madre de Jesús, que la representan con un tono de piel negro, mientras que sus ornamentos son coloreados. Otras están hechas enteramente de metal o madera ennegrecidos. Y otras simplemente están oscurecidas con pátina, el proceso normal de envejecimiento que sufre todo el arte y mobiliario antiguos. Pero mientras incontables estatuas muy viejas son oscuras, sólo algunas de ellas han sido honradas con el título especial de “Madonna Negra”, “Virgen Negra” o “Madre Negra de Dios”.

Este título es una invención Católica, desconocido en las Iglesias Ortodoxas y Protestantes, aunque no en la Iglesia Anglicana. Incluso en las raras ocasiones en que los Cristianos Ortodoxos reverencian a una Madonna Negra Católica, le dan un título diferente, e.g., Nuestra Señora de Loreto es conocida en la Iglesia Rusa Ortodoxa como “Crecimiento de la Razón”, porque es invocada especialmente para ayudar con la fortaleza mental. (Véase “Una mirada razonable al ‘Icono del crecimiento de la Razón’).

Tradicionalmente, una Virgen Negra auténtica no es algo que uno pueda simplemente producir, es algo que le sucede a una comunidad cuando el Cielo ordena que sea así. Incontables leyendas maravillosas cuentan de los orígenes sagrados o milagrosos de estas imágenes. Más de treinta se dice que fueron creadas por el evangelista Lucas, otras fueron presentadas a personas humanas por ángeles o la Virgen María misma; muchas fueron encontradas cuando personas sencillas o incluso el ganado, guiados por fuerzas divinas; descubrieron estatuas escondidas en la tierra, en fuentes o en los árboles.

Es preciso realizar más investigaciones para establecer cómo ha funcionado a través de los siglos el proceso de darle a una estatua oscura el título oficial de “Virgen Negra”, pero parece ser un movimiento de base. Pienso que, al igual que en la Iglesia Católica los fieles aclaman generalmente a una persona como santa mucho antes de que la Iglesia le dé su sello oficial de aprobación, del mismo modo, generalmente milagroso, las Madonnas oscuras son aclamadas como Negras, primero por la gente sencilla y después por toda la iglesia.

Una vez que a una comunidad se le ha dado el privilegio divino de una Virgen Negra, no suelen dejarlo escapar. Si la imagen es destruida, la remplazan, dándole a la nueva estatua el mismo nombre y título y atribuyéndole los mismos poderes milagrosos. Incluso si ha sido blanqueada en un desacertado esfuerzo por restaurarla a un estado de belleza anterior, la gente a menudo continúa llamándola Negra.

El único modo para una comunidad de llegar a tener una Virgen Negra, cuando el cielo no ha provisto ese don, es hacer lo que se llama una “copia” de una de las famosas Madres Oscuras. A menudo estas obras son variaciones sobre un tema, más que copias. Parece ser que se las etiqueta como copias porque necesitan al original para garantizar poder espiritual y como justificación para crear una Virgen Negra. Algunas veces incluso son enviadas a pasar algún tiempo junto a la estatua original, para ser imbuidas por su poder espiritual. Por ejemplo, la Virgen Negra de Rumburk, en la República Checa, una copia de Nuestra Señora de Loreto, pasó una semana en la Casa Sagrada de Loreto (ver más abajo) imbuyéndose la gracia y la identidad de su estatua madre. Otras copias, como la Virgen Negra de Riegelsberg, se hace que toquen tres veces al original, son vestidas con su manto y ornamentos y tienen reliquias asociadas con la original insertadas en ellas.

  Our Dear Lady of Altoetting , the original (left) and a Fraueninsel4.jpg

Nuestra Señora de Altoetting, el original (izquierda) y una “copia” en la Isla de las Mujeres en el Lago Chiem (Fraueninsel im Chiemsee), ambas en Baviera, Alemania.

La gran pregunta es ¿Por qué quiere la gente una figura de una Madre Negra?. Antes de responder, echemos un vistazo a las características de las Vírgenes Negras.

Características de las Vírgenes Negras

Los estudiosos franceses suelen definir sólo un tipo de Mandonna oscura como “auténticamente negra”: las primeras Vírgenes Negras (como las llaman los franceses) en Europa Occidental, fueron concebidas con tono negro desde el principio. Según Jacques Huynen comparten trece características (“l’Enigme des Vierges Noires”-El enigma de las Vírgenes Negras-, Ediciones Jean-Michel Garnier, Chartres pp. 31-6).

1) Son de estilo Románico, esculpidas en madera durante los siglos XII y XIII. Por lo que sabemos no se esculpieron Madonnas Negras francesas hasta los años 1100, y no se menciona ninguna en la literatura hasta los 1500.

 Romanesque  Madonna of Chastreix , Puy-de-Dome, France Photo: Francis Debaisieux

Madonna of Chastreix, Románica, Puy-de-Dome, Francia Foto: Francis Debaisieux

2) Están retratadas en la postura llamada “Majestad” o “Trono de Sabiduría”. Es decir, María está sentada en un trono con un respaldo bajo, sostiene un niño Jesús sobre sus rodillas; ambos miran de frente hacia adelante – no hay ojos mirando hacia abajo recatadamente. En el lenguaje del simbolismo medieval, esto significa que María es el trono de Jesús, el Trono de la Sabiduría. De su regazo brota sabiduría y poder. Es representada como la encarnación Cristiana de la Señora de la Sabiduría, un personaje descrito en la Biblia Hebrea (el Antiguo Testamento), como la primera compañía o el rostro femenino de Dios, a través del cual atrae a la gente hacia él mismo. Mucho de lo que el Antiguo Testamento dice sobre Sabiduría, se atribuye posteriormente al Espíritu Santo y a Cristo. He aquí algunos extractos del Libro de la Sabiduría, capítulos 7-9.

“Conozco lo escondido y lo patente, pues me lo enseñó la sabiduría, artífice de todo. Pues hay en ella un espíritu inteligente, santo, único, ……., omnipotente, que lo observa todo, que penetra todos los espíritus, ….., pues por su pureza atraviesa y penetra todas las cosas. Es un hálito del poder de Dios, un destello puro de la gloria del Todopoderoso. Es reflejo de la luz eterna, espejo nítido de la acción de Dios e imagen de su bondad. Aun siendo una, todo lo puede; y, sin cambiar en nada, todo lo renueva; se comunica a las almas de cada generación y las convierte en amigos de Dios y los profetas….. ” (7.21-27); “Alcanza con vigor de un confín a otro confín y gobierna todo con benignidad” (8.1). “Contigo (Dios) está la Sabiduría, que conoce tus obras, que estaba presente cuando hiciste el universo” (9.9)

Trono de la Sabiduría también era uno de los títulos de la diosa egipcia Isis, que al igual que María, es retratada a menudo con su hijo, Horus, en su regazo. María comparte los títulos de muchas otras diosas como Reina del Cielo, Estrella de los Mares, Estrella de la Mañana, etc. Uno de sus títulos más interesantes, reminiscencia de su identificación con la Señora de la Sabiduría, el rostro femenino de Dios, es Adonai, que en Hebreo quiere decir Señor Dios. Hay un fresco oscuro del siglo III de la Madonna con niño en Brucoli, Sicilia, conocido como Madonna Adonai, Santa María Adonai, Santísima Madre Adonai, o simplemente Adonai (véase: Mary Beth Moser, “Honoring Darkness: Exploring the Power of Black Madonnas in Italy”,-Honrando la oscuridad: explorando el poder de las Madonnas Negras en Italia- Dea Madre Publishing, p.105).

3) Sus expresiones faciales no son tiernas y compasivas como las de las imágenes Marianas posteriores, sino nobles, distantes y soberanas. Representan una majestad divina mucho más allá del dominio humano del sufrimiento.

4) Huyen cree que se dio mucho más cuidado a los rasgos de la madre que a los del niño. Yo no estoy de acuerdo.

5) Los colores de sus vestidos eran originalmente blanco, rojo y azul con franjas doradas, aunque pueden haberse cambiado durante las restauraciones.

Estos colores eran importantes en la alquimia, una disciplina antigua practicada en todas las grandes civilizaciones. Esta disciplina buscaba transformar el conocimiento. La meta era transformar plomo en oro, enfermedad en salud perfecta, ignorancia en sabiduría, y humanos en Dios. (Recuérdese que el Catecismo de la Iglesia Católica todavía lista la “divinización del hombre como meta de Jesús”. Véase el índice de temas y el párrafo 460).

Las Madonnas Negras eran el símbolo de esta última meta, perseguida en la Gran Obra (opus magnum), que tenía tres fases:

I. El Ennegrecimiento , o el Sol Negro (nigredo, sol niger). Aquí es donde todas las impurezas de la materia prima (el ser humano ordinario) se queman hasta que se vuelven negras. Esta negrura representa la muerte y pudrimiento del viejo yo falso. En las Madonnas Negras se representa no sólo por su piel negra, sino también por el azúl oscuro de sus vestidos – azul oscuro como el cielo de la noche.

II. El Blanqueado (albedo) es la fase donde las almas se espiritualizan e iluminan.

III. El Enrojecimiento (rubedo) es el color del “fuego secreto” que une lo humano y lo divino, lo limitado y lo ilimitado.

Habiendo pasado por estos tres estados, el plomo se convertiría en oro y un humano en Dios. La Madre María, como la primera alma humana en haber sufrido esta transformación, es adornada con franjas de oro y joyería. Por eso, una Madonna Negra, vestida de azul oscuro, rojo y blanco, y decorada con oro, retrata el proceso completo de la evolución espiritual.

6) Los originales usualmente medían 70 centímetros de altura, 30 cm de anchura y 30 cm de profundidad, con pequeñas variaciones resultantes de las diferentes alturas de los pedestales y los peinados. Esta proporción 7:3 es un eco de la numerología sagrada que se remonta a tiempos pre-Cristianos. En el contexto Cristiano habla de la unión de Dios (las tres personas de la trinidad) y su creación (hecha en 7 días). Ninguna otra estatua Cristiana comparte tal regla en lo que concierne a sus proporciones. Las representaciones románicas de Cristo y otros santos muestran todas tamaños diferentes. De aquí que la Reina del Cielo con su proporción 7:3 puede encarnar lo divino y su creación.

7) Fueron preservadas en lugares que eran sagrados incluso antes de la Cristiandad, sitios paganos sagrados y “lugares de poder” naturales, de intercambio entre el cielo y la tierra.

Un ejemplo importante es Nuestra Señora de Oropa. La tradición cuenta que San Eusebio (martirizado en 371 A.D.), guiado por inspiración divina, encontró esta estatua en Jerusalén, enterrada entre ruinas antiguas. La llevó a Italia y la instaló en una cueva que era un lugar sagrado pre-Cristiano, para dar fin a las prácticas paganas locales. Los bosques de alrededor estaban consagrados a Apolo y las grandes piedras a distintas diosas. Aparentemente Nuestra Señora quedó muy apegada a este lugar sagrado. Cuanto un grupo de monjes trató de moverla media milla, entonces la estatua de madera de tres pies de alto, se volvió tan pesada que nadie pudo moverla hasta que decidieron regresarla a la cueva.

Se cree que el Evangelista Lucas esculpió esta estatua. Ha obrado tantos milagros y se ha hecho tan importante a los Italianos que cuatro Papas la han coronado. De aquí las tres coronas y el halo tachonado con estrellas de diamantes. (Para más información ver: Academia de la Inmaculada: “Marian Shrines of Italy” -Santuarios Marianos de Italia- New Bedford, USA, 2000 pp.82-86).

 Our Lady of Oropa, Italy

Nuestra Señora de Oropa, Italia

8) Todas tienen algún tipo de conexión al este del Oriente Próximo, i. e., la Tierra Santa o sus vecinos, como Egipto, Siria, Etiopía, etc. De muchas se dice que fueron esculpidas o pintadas por Lucas, o si no, haber sido traídas a Europa Occidental por un cruzado, preferiblemente de ascendencia real.

La mayoría de estas reivindicaciones parecen haber sido inventadas como un modo de legitimizar y proteger las imágenes de los intentos recurrentes de forzar el cumplimiento del mandamiento: “No te harás ninguna imagen o semejanza de lo que…” (Éxodo 20.4-6)

El sentimiento era que si estas estatuas e iconos provenían de la cuna de la Cristiandad y si alguna tenía una conexión directa con los discípulos de Jesús (incluso si recordaban a imágenes paganas), entonces seguramente Dios debe haber revocado su prohibición del antiguo testamento contra las imágenes.

  Our Lady of Czestochowa , Poland, said to have been painted by St. Luke the Evangelist

Nuestra Señora de Czestochowa, Polonia, se dice que fue pintada por San Lucas el Evangelista

9) Se convirtieron en lugares favorecidos para la peregrinación. Muchos eran famosas paradas en el camino a Santiago de Compostela o representaban destinos alternativos para aquellos que no podían llegar tan lejos como España.

10) Sus santuarios tienen todos una conexión ya sea con los Benedictinos, los Cistercienses o los Caballeros Templarios. Estas tres órdenes estaban fuertemente influenciadas por San Bernardo (1090-1153), el hombre que fue un instrumento para el establecimiento de un culto popular extendido y fervoroso hacia María. Él tenía una relación muy especial con su propia Madonna Negra (Véase Chatillion-sur-Seine en el índice para los detalles.)

11) En sus santuarios se encontraron símbolos de iniciación esotérica. Cuando éstos han sido detruidos, aparecen pistas ocultas en las leyendas que describen cómo llegaron a Francia. “Iniciación Esotérica” denota todas las enseñanzas y prácticas que pretendían llevar al conocimiento divino, la unión mística o la visión directa de Dios. Una vez que el alma estaba purificada hasta tal grado en el que podía ver a Dios, la iluminación suprema haría posible abarcar todas las clases de conocimiento y manejarlo de una forma responsable. La conciencia medieval no separaba el conocimiento místico, científico, filosófico y artístico. Todo él provenía de Dios y estaba para conducir de regreso a él. (Véase Jacque Huynen, l’Enigme des Vierges Noires, 41-9)

12) Son vistas como especialmente poderosas, i.e. milagrosas. Manifiestan su poder milagroso apareciéndose y/o mediante la concesión de gracias.

13) Se les ofrecen rituales inusuales que la tradición Católica no puede explicar. E.g. quemar una rueda de fuego como ofrenda hacia ellas, o lavarlas con vino, o llevarlas en procesión hasta alguna roca fuera de la iglesia u ofrecerles velas verdes.

Datos adicionales

Hay menos de 50 de estas primeras Madonnas Negras.

Los estudiosos americanos no tienen criterios claros sobre lo que constituye una Madonna Negra. Simplemente admiten todas las que reclaman serlo, por lo menos 450 en todo el globo, y con la cuenta aumentando. Yo creo que hay muchas más. En 1991 Miguel Ballbè i Boada publicó dos volúmenes titulados “Las Vírgenes Negras y Morenas en España”, con una edición limitada. El lista 225 sólo en España.

Hay informes de Madonnas Negras en Bélgica, Brasil, Croacia, República Checa, Ecuador, España, Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Malta, México, Polonia, Portugal, Rumanía, Suiza, (para una lista exhaustiva de estatuas véase http://www.udayton.edu/mary/resources/blackm ). Se presentan en diferentes posturas, sentadas o de pie, con o sin niño Jesús. Pueden ser tan “jóvenes” como hasta del siglo XVI y aparecen en todos los tonos de marrón y negro.

Algunas Madonnas negras reflejan claramente la intención del artista de retratar una madre de color negro y el niño: las caras y manos de ambos son negras, mientras que las ropas están coloreadas de forma brillante. Con otras no está tan claro si alguien pretendía crear una “Madonna Negra”. A menudo parece ser que los creyentes la proclamaron como “negra” de forma bastante independiente a las intenciones del artista. Algunas son iconos Bizantinos cuya complexión es usualmente oscura, aproximadamente en concordancia con el tono real de piel de los Judíos Palestinos del siglo I. Algunas estatuas son oscuras porque están esculpidas en madera oscura o grabadas sobre un metal oscuro; piel y ropa son del mismo color, aunque las estatuas son envueltas a menudo en ropas de colores brillantes, lo que acentúa la oscuridad del material.

  Our Lady of Montserrat , Spain, said to have some connection to Jerusalem and James, the brother of Jesus.   (see: Peter Mullen,

Nuestra Señora de Montserrat, España, se dice que tiene alguna conexión con Jerusalén y Santiago, el hermano de Jesús (Véase Peter Mullen, “Shrines of Our Lady” -Santuarios de Nuestra Señora” p.155)

La Virgen de Guadalupe apenas es oscura en absoluto, aunque los colores de la pintura pueden haberse decolorado a través de los sigulos. Los Mexicanos la llaman La Morenita, no tanto por el color de esta milagrosa pintura, sino por su color en la historia que hay detrás del cuadro. La Madre María se apareció a Juan Diego en la forma y vestido de una princesa Azteca de piel oscura diciendo “¿No soy yo una de vosotros?”. Pero entonces le dio un autoretrato de aquéllo en que se iba a convertir, una Madre Celestial mezcla de Azteca y Española, y la madre de sus hijos Mexicanos mestizos.

rostro_mex_.jpg Carceres.jpg

La Mexicana Virgen de Guadalupe y la Española Virgen de Guadalupe de Cáceres, de quien obtuvo el nombre su hermana Mexicana. Ella es la patrona de Extremadura y de toda la Hispanidad. Foto: Jose Corrales Guisado de www.mercaba.org

Muchas más Madonnas Negras fueron creadas, pero destruidas durante guerras religiosas, o están fuera de la vista pública, en propiedad privada. A algunas se ordenó por oficiales de la iglesia, que fuesen blanqueadas, en un esfuerzo para “embellecerlas”. Pero la gente, los fieles, no se han inmutado y continúan llamándolas negras.

Yo contaría como Negras, todas las Vírgenes a las que los devotos les han dado ese título, sin importar de qué color sea ella o por qué sea ella oscura, porque la cuestión principal es ¿Por qué la gente quiere y necesita considerar algunas Vírgenes como Negras? ¿Cuál es la necesidad espiritual, psicológica y política para una madre negra? Para responder a esta pregunta tenemos que mirar a la historia religiosa de Europa.

La Madre Tierra, Diosas Paganas y Vírgenes Negras

La mayoría de las Vírgenes Negras tienen una conexión fuerte con la Tierra. Se encontraron enterradas en ella (véase Guadalupe de Cáceres) o aparecieron en árboles (Telgte), cuevas (Montserrat), manantiales (Font-Romeu), en la cima de montañas (Dorres), junto a una roca sagrada (Le-Puy), y en la jungla (Costa Rica). A menudo fueron encontradas con la ayuda de animales que mostraron el camino (Olot). Y así el culto Pagano de la Madre Tierra se convirtió para los Cristianos en la proximidad a la creación sagrada de Dios, la madre naturaleza.

Uno puede preguntarse: cuando la Iglesia se apropió de objetos Paganos de veneración como árboles, cuevas, fuentes y rocas, ¿valoraba su santidad o era simplemente una táctica para poder controlarlos y borrarlos gradualmente de la conciencia de la gente?. Yo creo que ambas cosas. “La Iglesia” no es un monolito. Había clérigos que no tenían ningún respeto por nada Pagano, natural o femenino. Pero también había místicos que veían la divinidad en todo a su alrededor, y había (y hay) muchos que eran ambas cosas, místicos en privado pero en públido políticos y agentes del poder.

San Ambrosio (siglo IV), uno de los más influyentes Padres de la Iglesia, comparaba a María con la Tierra cuando decía “Así como Adán surgió de la Tierra virgen, así Cristo surgió de María Virgen” (“ex terra virgine Adam, Christus ex virgine.”). En la regla monástica de San Benedicto (480 – 547 A.D.) se hace una relación directa entre nuestra relación con la Tierra y con Dios. Se dice: “Los humanos deben cultivar la Tierra si quieren cultivar a Dios” (citado en Brigitte Romankiewicz, Die schwarze Madonna: Hintergründe einer Symbolgestalt,-La Madonna negra: trasfondos de una figura simbólica- p.31-2). Más tarde San Francisco (1181/1182 – 1226 A.D.) cantaría su amor por la Tierra, que era inseparable de su amor por Dios.

La mayoría de las veces la Iglesia no tenía prisa en deshacerse de fuentes, árboles y rocas sagradas, aunque de modo intermitente algunos se preocupaban por considerarlos “no Cristianos”. Por ejemplo, el emperador Carlomagno escribió en una carta en el año 789 A.D. “Por lo que respecta a los árboles, rocas y fuentes en cuya cercanía se prende la luz de algunas pobres almas, o practican otros ritos, ordenamos que estas costumbres, que pesan a Dios, sean completamente aniquiladas y desaparezcan” (Citado en el artículo de 2008 por M. Jean Hubot “Sources sacrées et sources saintes”-Fuentes sagradas y fuentes santas-, en la revista en línea “Persee, scientific journals” de la Université Lumière de Lyon and the Ministry of State for Higher Education.). Pero entonces la Virgen María, la Reina del Cielo, vino al rescate de la naturaleza sagrada diciendo “¡Al contrario!, Construidme una Iglesia Cristiana alrededor de esta roca sagrada” (e.g. en Le-Puy) “y cerca de esta fuente sanadora” (e.g. in Vassivière), “Y se apareció en un árbol, haciéndolo sagrado” (e.g. en Foggia), “y guió al ganado para encontrarla en la tierra” (e.g. en Lord).

Para poder seguir venerando los mismos árboles, fuentes y rocas antiguas que estaban consagradas a deidades Paganas, los Cristianos simplemente tenían que consagrarlas a santos Cristianos. Muchos lugares fueron bautizados, por así decir, en el nombre de María. ¿Por qué en su nombre en vez de en el nombre de Jesús?, Porque lo femenino siempre se ha visto como más conectado a la naturaleza y a la tierra, madre tierra, y padre cielo. (Reinhard Aill Farkas tiene una hermosa página web de lugares sagrados, fuentes, rocas y árboles, algunos consagrados a María y otros a santos Cristianos).

Así María vino a representar la tierra y toda la “nueva creación”, todo lo que fue redimido desde que ella dijo sí a recibir a Dios en su vientre. Como dice Stephen Benko: “En este hieros gamos [boda sagrada], María recibió el papel de la novia, como la “tierra virgen” que era, impregnada por la palabra de Dios, como símbolo de la Iglesia, la novia de Cristo, y como Reina del Cielo.” (Stephen Benko, “The Virgin Goddess: Studies in the Pagan and Christian Roots of Mariology” -La Diosa Virgen: Estudios sobre las Raíces Paganas y Cristianas de Mariología-, Leide: 1993, p. 264)

Durante siglos hubo una mezcla pacífica de culto Cristiano y natural. La situación se volvió precaria de nuevo con la reforma del siglo XVI, y la consiguiente “Ilustración” o “Edad de la razón”. En esa era, buena parte de la tradición Cristiana, con sus antiguas raíces pre-Cristianas, empezó a ridiculizarse como superstición y a ser eliminada.

Mientras que algunos Católicos consideran en cierto modo “herético” hablar de las raíces preCristianas de la devoción a la Madre María, muchos, especialmente clérigos europeos, no tienen ningún problema con esto en absoluto. Durante siglos, la Iglesia tuvo claro lo que significaba establecerse sobre los cimientos de sus predecesores “paganos”, que era como injertar una nueva rama en un tronco viejo. Los Cristianos sabían que necesitaban estas raíces viejas y las celebraban. E.g. tanto en Roma como en Asís se puede encontrar una iglesia llamada Santa Maria Sopre Minerva (Santa María sobre (la diosa) Minerva). A lo largo de todo el imperio Romano los templos se convertían en iglesias, las iglesias se construían encima de cimientos “paganos”, y cuando era posible, imágenes de diosas se convertían en Madonnas.

Sin ninguna vergüenza un sacerdote Alemán escribe sobre el origen de las Madonnas Negras: “En las partes del norte de África que fueron influenciadas por Egipto, las representaciones de Madonnas Negras tienen aparentemente una especial tradición. Los Cristianos Coptos. [i.e. Egipcios] y Etíopes reinterpretaron las comunes imágenes negras de Ceres [=Demetra], la diosa de la fecundidad y de Isis con su joven hijo Horus, como la Madre de Dios y su hijo Jesús” (Klaus-Peter Vosen, “Warum ist die Mutter Gottes schwarz?” -¿Por qué es la Madre de Dios negra?- , Mutabene Verlag, 2006, p.8).

Ahora bien, algunas de las diosas Pre-Cristianas más importantes a las que se rendía culto a la vez que a Cristo, abiertamente hasta el siglo VI, y de modo encubierto hasta el XI, están asociadas con el color negro. ¿Por qué?, si vamos hacia atrás hasta los tiempos prehistóricos, el negro era el símbolo de la Tierra y la Gran Madre, la fuente del cielo y de la Tierra. La tierra oscura es más fértil, de aquí que el negro sea el color de la fertilidad y del poder creativo. Pero las gentes antiguas sabían que quien tiene el poder de crear y traer la vida, también tiene el poder de destruir. (“El Señor da y el Señor quita, bendito el Nombre del Señor”, dice la Biblia en Job 1:21).

Haciéndose eco del título de la diosa, María es llamada “Puerta del Cielo” (e.g. en la Letanía de Loreto). Ella también es una puerta que se abre a los mundos de arriba y de abajo, porque la vida divina y la salvación en la forma de Jesucristo, vino a nuestro mundo a través de ella y nosotros, en respuesta, podemos entrar en el Cielo a través suyo.

Artemisa de Éfeso

Artemisa de Éfeso, era una de las diosas más poderosas de la antigüedad. Era una Madre Universal negra clásica, y era más antigua, más poderosa y más primaria que sus formas posteriores Griega y su equivalente Romana Diana. Su templo era uno de las siete maravillas del mundo y el edificio más grande del mundo construido enteramente de mármol. Su presencia inundaba la atmósfera de Éfeso, providencialmente también la ciudad donde vivió María después de la crucifixión de Jesús. (Véase: Donald Carroll, “Mary’s House: The Extraordinary story behind the Discovery of the House where the Virgin Mary Lived and Died”, Christian Classics, Allen, Texas: 2002; -La casa de María: la extraordinaria historia detrás del descubrimiento donde vivió y murió la Virgen María.). No parece una coincidencia en absoluto que fuera allí donde el Concilio de Éfeso en A.D. 431 proclamase a María “Madre de Dios”. Quizás un plan divino juntó a la Virgen María y una de las diosas más reverenciadas de su tiempo en un mismo lugar por algún propósito.

 Artemis of Ephesus

Artemisa de Éfeso

Cibeles

Cibeles surgió no lejos de Artemisa, como la forma Frigia de la “Gran Madre de los Dioses” y como otra de las diosas más viejas de Asia Menor. Su culto se remonta por lo menos hasta el periodo Neolítico de la edad de Piedra. Esto parece encajar porque era representada por una piedra, un meteorito negro.

Peter Lindegger, (citado en “Longing for Darkness: Tara and the Black Madonna”-Anhelo de la oscuridad: Tara y la Madonna Negra”, de China Galland, p.145) relaciona a Cibeles con Ishtar, la Reina del Cielo Sumerio-Babilonia, a la que los Israelíes rendían culto como Ashera (para gran disgusto de los profetas Bíblicos). En la forma de Cibeles, esta diosa se relaciona de forma más próxima con la muerte y el inframundo y es retratada con una cara negra.

La ciudad de Cibeles, que los Griegos llamaban Metrópolis, i.e. la ciudad de la Madre, estaba en Anatolia, hoy una parte de Turquía. Esta Madre de todos los Dioses, también era considerada Virgen. Es decir, se consideraba que podía dar a luz sin relaciones sexuales con un individuo masculino, y cuando de hecho mantenía relaciones sexuales, su virginidad era siempre restaurada después.

Parece haber una conexión entre Cibeles, también conocida como Kubaba, Kube o Kuba, y el santuario principal de los musulmanes, la Kaaba en Mecca, un enorme cubo gris oscuro cubierto con un paño negro de brocado. Su principal tesoro es otro meteorito negro, que ya era adorado mucho antes de Mahoma. Todo peregrino que puede, lo besa para el perdón de los pecados. Si la multitud de peregrinos es demasiado numerossa como para llegar hasta él, se le saluda desde lejos. Como las Madonnas negras, se dice de la piedra que se volvió negra por absorber los pecados de los fieles. Un musulmán me dijo que también es considerada como una especie de persona. La tradición afirma que la piedra aparecerá viva el Día del Juicio, y saludará a todos los que la saludaron, permitiéndoles, de ese modo, entrar en el paraíso.

Cuando a Roma le faltó una diosa madre poderosa, se trajo a Cibeles y desde entonces su influencia se esparció por el Imperio Romano. No fue en Asia Menor, sino en Grecia y en Roma donde Cibeles reinó (como la Virgen María) con su hijo, el dios Attis, quien (como Jesús) murió y resucitó.

Durante el concilio de Éfeso, en 431 C.E., la Virgen María heredó no sólo el título de Madre de Dios de las diosas pre-Cristianas, sino también todos los santuarios de Cibeles e Isis que habían sido cerrados por edicto Romano-Cristiano.

Algunas Madonnas Negras en Francia tienen relación con Cibeles. E.g., la leyenda de Nuestra Señora de los Milagros en Mauriac, cuenta los siguientos sucesos. En el año 507 A.D. una princesa Merovingia fue testigo desde lejos de una reunión alrededor de un dolmen, i.e. una piedra sagrada para los paganos. Cuando llegó al escenario todo lo que quedaba era una estatua guardada por dos leones de piedra. Como Cibeles era retratada normalmente con dos leones, el mensaje era claro: en aquellos tiempos de cambio, Cibeles y otras diosas iban a ser remplazadas por María la Madre de Dios y las piedras sagradas de las diosas iban a convertirse en estatuas sagradas de la Reina del Cielo.

Otro ejemplo de la influencia de Cibeles es la negra y volcánica “piedra de la fiebre” venerada hasta hoy en la Catedral de la Virgen Negra en Le-Puy-en-Velay, Francia. Se sabe que está relacionada con la era pre-Cristiana y se dice que tiene poderes curativos milagrosos. La leyenda dice que la misma Virgen María insistió en que se construyese un santuario alrededor de la piedra sagrada.

En la Edad Media, Cibeles se había convertido simplemente en otro nombre para la divinidad femenina, Nuestra Señora de la Sabiduría de la Biblia, o La Señora de la Filosofía de los alquimistas franceses. Más abajo vemos un relieve de los siglos XII-XIII llamado “Cibeles, filosofía” que está en la puerta oeste de Notre-Dame de Paris. Esta Señora Sabiduría, Cibeles, tiene sus pies sobre la tierra y su cabeza en las nueves. Sostiene dos libros, uno abierto y uno cerrado, símbolos del conocimiento exotérico y esotérico, o la sabiduría obtenida de los libros y de la oración y meditación internas. Apoyada sobre ella está “La escalera de Jacob” que representa el camino gradual del conocimiento de Dios que conduce a su cetro de la sabiduría y la unión divina.

Cibeles, Filosofía” Notre Dame de Paris

Demetra y Perséfone

La diosa Greco-Roana Demetra era conocida por al menos 46 nombres y títulos a lo largo del Imperio Romano: Ceres (de donde proviene la palabra cereal), la Africana, y la Negra, son sólo tres de ellos.

Era la diosa que enseñaba a los humanos acerca de la agricultura, especialmente cómo cultivar granos y hacer pan, pero también se convirtió en Tesmofora, el legislador que dio a su gente sabias leyes. Al igual que Dioniso era el dios del vino, ella era la diosa del pan. Para este día, en ciertas fiestas, las mujeres Sicilianas decoraban algunos pueblos con esculturas de pan, y algunas veces mostraban abiertamente la conexión con Demetra, la diosa del pan. (Véase Susan Caperna Lloyd, No Pictures in My Grave: a Spiritual Journey in Sicily,-Sin imágenes en mi tumba: un viaje espiritual en Sicilia- Mercury House, San Francisco: 1992, chapter 10), el tipo de Madonna llamado Madonna con el traje de trigo, también se remonta a la diosa del Pan, Demetra. Para saber más véase Custonaci.

Cuando se piensa en Demetra siempre se hace en conjunción con su hija Perséfone (también conocida como Proserpina o Kore (la doncella) que fue raptada por Hares, el príncipe del inframundo. La enloquecida madre Demetra buscó a su hija en el cielo y en la tierra durante uno o dos años. Finalmente fue capaz de hacer un trato con el captor: la mitad del año Perséfone estaría con su madre en la tierra, y el mundo se regocijaría con la primavera y el verano, y la mitad del año viviría en el inframundo, trayendo tristeza, otoño e invierno a la tierra.

Relacionando los cambios de estaciones con este mito se consolida firmemente el tema de la madre divina en duelo por la pérdida de su hijo divino, a lo largo de todo el Imperio Romano. Encuentra su expresión hoy en día en las representaciones de María como la Madre Dolorosa o la Piedad, i.e. María con siete preocupaciones (espadas) atravesando su corazón, o María sosteniendo a su hijo muerto en su regazo. De la misma forma que Demetra era imaginada, especialmente por los Sicilianos, cubierta con un velo negro de luto, la Madre en duelo por Cristo se representa a menudo con una gran capa negra (Véase: Susan Caperna Lloyd, op. cit. y Miquel Ballbè i Boada “Las Vírgenes Negras y Morenas en España” Vol 1, Grafiques ISTER, Moia/Terrassa: 1991, p. 31).

Un profesor Alemán de teología me explicó una vez por qué Dios tiene que ser una trinidad. Es porque, para que Dios pueda ser todo, tiene que ser una cosa, su opuesto y aquello que transciende la cosa y su opuesto. Según Brigitte Romankiewicz, Demetra y su hija forman precisamente una trinidad de este tipo, en la que la madre da lugar a la inocente, “cara blanca” de su hija virgen, llamada Kore, la doncella. Entonces, la doncella blanca se convierte en la esposa de Hades, la reina del inframundo, y se pone la “cara negra” de la muerte. Así, el vientre (el uno) divino produce luz y oscuridad, vida y muerte, alegrías de verano y preocupaciones de invierno. (consúltese. Brigitte Romankiewicz “Die Schwarze Madonna” op. cit., p.88). La cara Negra de la Mandonna se convierte así en la guía en el inframundo (véase más abajo).

Diosas Celtas

La mayor parte de la gente piensa en los Celtas como los habitantes de Irlanda, Escocia, Gales y la provincia francesa de Bretaña. En realidad, entre los siglos VI y III antes de la era común, estaban asentados sobre toda Europa Central, llegando por el sur hasta Italia y España y por el Este hasta Frigia (en la actual Turquía), hogar de la Diosa Cibeles. Ellos comerciaban (lo que también implica intercambio de ideas) con los Griegos.

Como muchos dioses antiguos, las diosas Célticas eran holísticas, abarcaban todo; i.e. tenían un lado luminoso y un lado oscuro. Eran cielo y tierra, verano e invierno, enfermedad y sanación, vida y muerte, amor y guerra, creatividad y destrucción total, doncella joven y bella y bruja vieja, matriz y tumba. En cada una de estas actividades recibían un nombre distinto. Hasta qué punto uno veía todos estos nombre como caras de la misma diosa o como entidades separadas, dependía de la tribu, el clan o el individuo. (Los Celtas, decididamente, no estaban interesados en autoridades, instituciones o dogmas centralizados).

Uno de los nombres más viejos de la diosa de la tierra madre de Irlanda es Cailleach, “la que está velada” (reminiscencia del “Dios Desconocido”). Sus raíces se remontan a un tiempo anterior a que incluso los Celtas llegaran a Irlanda.

No sólo las feministas de la Nueva Era, sino también la buena vieja edición de 1969 de la Enciclopedia Britannica, citando investigaciones de las décadas de 1930 y 1940, en el artículo sobre “Mitología Celta”, hace la conexión entre Cailleachy Kali, la diosa Hindú de la Muerte y la Destrucción: “La gran madre” caballo mágico, representada con una sola pierna y empalada en una lanza de carro, sugiere conexiones entre los Escitas al norte del mar Negro, mientras que muchas de sus características son como las de la diosa Hindú Kali, que está asociada con la supervivencia de la hipogamia (criaturas mitológicas que eran en parte caballos) en Donegal en la edad media, parece pues probable que estas historias Irlandesas pertenezcan a una religión que se extendió desde alguna fuente desconocida más al oeste y más al sureste también, quizás hace 3000 años. ¿Qué es lo que hay a medio camino entre las Islas Británicas y la India? Iraq, quizás la cuna de nuestra civilización, quizás el país del “Jardín del Edén” descrito en la Biblia, y el lugar al que Estados Unidos en nuestros días ha traído tanta destrucción.

También se encuentra una evidencia que apoya la teoría de la posible influencia de Kali en los Celtas en el viejo nombre de Escocia. “Caledonia”, que podría ser interpretado como “tierra de Kali”.

Y Kali nos trae de vuelta a Francia, el país de la plenitud, cuando de habla de Madonnas Negras. Hay una estatua de una mujer negra en la cripta de una iglesia en St-Maries-de-la-Mer, a la que los gitanos (ellos mismos provenientes de India), veneran como su patrona. La llaman Sara la Kali, que algunos traducen como “Reina Kali”, aunque probablemente sería más correctamente traducido como “Sarah la Negra”, (Consultar Jacques Huynen, “L’Enigme des Vierges Noires”,-El enigma de las Vírgenes Negras- Chartres: editions Jean-Michael Garnier, 1994, p. 182). Después de todo, en Sánscrito (y según Huynen también en la lengua de los gitanos), la palabra Kali significa simplemente ‘La Negra’) , aunque, desde luego, en un contexto religioso denota una diosa negra específica o una reina negra en el espíritu.

Quizás con el propósito de apaciguar a la Iglesia Católica (Los gitanos no podían decir tranquilamente “por cierto, nosotros mantenemos nuestra diosa de la muerte y la destrucción en vuestros cimientos”), Sara la Kali fue camuflada dentro de otra historia de la divinidad femenina, la de Santa Sara, la Egipcia, la doncella acompañante de María Magdalena y otras dos Marías mencionadas en la Biblia, que vino a Francia después de la ascensión de Jesús al Cielo y trayendo con ella el Santo Grial (Véase “Saint Sarah” in www.en.wikipedia.org).

En 2006 yo recé y medité a los pies de Sara la Kali, preguntándole “¿Quién eres tú?”, La respuesta fue una insistencia hasta cierto punto enojada “¡No responderé esa pregunta!”. Entonces me di cuenta que la feminidad negra en el corazón de una Iglesia blanca, guarda el lugar de un misterio sin etiqueta, un espacio que está destinado a permanecer libre de cualquier concepto, libre de reclamos arrogantes como “Yo conozco la verdad absoluta sobre ella y hariais mejor en escucharme”.

Isis

Isis es descrita a menudo como una diosa negra en la literatura feminista y de la nueva era. Pero en la antigua Egipto era representada mucho más a menudo como pálida, dorada, roja o azul. Como las diosas descritas más arriba, ella tiene sin embargo un aspecto oscuro: la viuda de luto y destructora. Sólo este aspecto suyo se representaría como negro en las pinturas.

Es cierto que Isis se convirtió en una de las diosas favoritas de los Romanos y que la Virgen María vino a heredar muchas de sus características. A lo largo de todo el Imperio Romano había estatuas de Isis que eran bautizadas y renombradas como imágenes de María, Madre de Dios. Ean Begg menciona una que era venerada en París tan tarde como en el A.D. 1514, cuando algún fanático destruyó su forma débilmente vestida. (The Cult of the Black Virgin, -El culto de la Virgen Negra- Arkana Books, 1985, p.209). La gente también veneraba pequeñas estatuas de Isis en sus hogares. Éstas estaban hechas a menudo de bronce, que con el tiempo se vuelve de un marrón oscuro casi negro.

Es concebible que los Noreuropeos se imaginasen a la diosa Egipcia como negra, ya que después de todo era Africana. Como muchos Americanos de hoy en día, podrían haber olvidado que la mayor parte de los Norafricanos no tienen piel negra, sino que comparten el tono oscuro de sus vecinos Semíticos. Egipto sin embargo, se expandió hasta el territorio del África Negra de lo que hoy en día es Sudán, durante el Reino Nuevo (1570 hasta 1070 A.E.C.). Durante siglos el antiguo Egipto era la cultura más igualitaria y tolerante alrededor del mar Mediterráneo. Así, no resulta sorprendente que su panteón incluyese dioses con todo tipo de cualidades, desde el pálido Europeo hasta el oscuro Africano. Isis sin embargo, era usualmente una de las diosas pálidas.

Al igual que Isis tenía muchas caras, colores y funciones (desde dadora de vida hasta destructora y todo el espectro intermedio), también María asume muchos papeles, de muchas formas y con muchas imágenes. El no estar limitada a una sola expresión es una parte esencial de ser una madre celestial. Por ello, uno no debería caer en un racismo inverso aceptando sólo Madonnas negras como “políticamente correctas” o rechazando ver las caras pálidas de Isis. Como se describe más abajo, las Madonnas Blancas también revelan una gran cantidad de características de diosas. Indudablemente María, en todos sus colores, se convirtió en la heredera de los tronos de todas las diosas.

 Isis fresco  Isis bronze statues in the Neues Museum Berlin Photos: Ella Rozett

Isis,fresco Isis, estatua de bronce en el Neues Museum Berlin
Fotos: Ella Rozett

Nuit

Nuit, también conocida como Nut, no es una diosa Egipcia muy popular, pero en cierto sentido es la quintaesencia de la Madre Oscura divina. Es la diosa de la noche y del cielo, del infinito espacio exterior. Los Griegos la adoptaron como Nyx, los Fenicios la conocían como Baaut, los Peloponesos como Achlys, los Escandinavos como Nor y los Polinesios como Po. (Miquel Ballbè i Boada “Las Vírgenes Negras y Morenas en España” Vol 1, Grafiques ISTER, Moia/Terrassa: 1991, p. 23-24) . La Nuit Egipcia (todavía es la palabra Francesa para noche) era venerada originalmente como la diosa Hathor o Athyr.

nuit2.jpg nuit.jpg

Los Egipcios a menudo representaban a Nuit como una mujer con piel negra, su cuerpo cubierto de estrellas, en postura a gatas extendiéndose sobre su marido, la tierra. Algunas veces, como Hathor, también era representada como una vaca lechera alimentando a incontables humanos. Los Griegos la veían como una mujer de la que fluía un enorme velo oscuro, a menudo cubierto de estrellas.

La Noche Griega, Nyx, es la hija de Caos, la diosa de la oscuridad, la madre de los sueños y de la muerte. Según Hesíodo, el escritor Griego de referencia sobre el panteón Griego del siglo VIII A.E.C., Noche es la Madre de todos los Dioses, la primera y más vieja de todas las deidades, la precursora de toda la creación, el vientre oscuro, si ustedes quieren, del que todo ha emergido.

Aristófanes (444-385 A.E.C.) cuenta algo que concuerda con esto al decir que antes de que hubiese aire, cielo y tierra, Noche desplegaba sus alas negras y depositaba un huevo en el seno de su marido o hermano Erebo, el dios cuyo nombre significa ‘oscuridad o sombra profunda’ (en el dominio terrestre y en el inframundo). Del huevo eclosionó Amor con sus alas doradas y fertilizó la naturaleza.

Los Griegos y los Romanos adoraban a la diosa Noche con templos, oráculos y sacrificios. ¿Qué tiene ella en común con la Madonna Negra? Yo pienso que ambas representan a una Oscura Madre divina que está ahí para ayudarnos a enfrentarnos a lo que nos asusta: la muerte, sueños de los reinos de la noche o espacio oscuro, infinito, subconsciente, etc. Como el descanso de una buena noche o como el vientre oscuro, nos nutren en una oscuridad misteriosa donde ellas, y no nosotros, tienen el control.

Marie LoParco floating angel.jpg

Ángel Flotando” una pintura de Marie LoParco, a mí me recuerda a Nuit. Para ver más de su precioso arte sobre el tema de lo femenino sagrado visitar MarieLoParco.com

Las explicaciones de la Iglesia Católica para las Madonnas Negras

A la Iglesia Católica no le gusta aceptar que la negrura de algunas estatuas de María (ya sea real o aparente), tenga ningún significado espiritual, y mucho menos político. Trata de explicarlo con los siguientes argumentos:

1.- Las imágenes fueron oscurecidas por el humo de las velas o de grandes incendios.

Aunque esta no es una explicación completa, hay algo de cierto en ella. Precisamente hace poco estuve en una iglesia en Alemania donde muchas velas estaban prendidas delante de un icono de la Virgen en un nicho. Toda la pared alrededor del icono negro estaba oscurecida por el hollín. Se podía tocar y untarse el dedo con esta sustancia pegajosa, en cierto modo oleaginosa. Muchas Madonnas negras fueron ciertamente pintadas con pintura negra, pero otras se volvieron oscuras por la pátina y el hollín.

Eso no significa sin embargo que no haya en ello un significado más profundo, sino al contrario. A muchas Madonnas milagrosas les fue ofrecida una “lámpara votiva” para arder delante de ellas, algunas veces por reyes y reinas, y tales lámparas votivas son un símbolo del sanctasanctórum. Usualmente arden delante del tabernáculo, indicando la presencia real de Cristo. Cuando se permite que ardan delante de una Madonna, están marcando también como la presencia de lo Más Alto. Esto ocurrió e.g. en Mende, Francia, Cologne, Alemania, Pescasseroli, Italy, and Lord, España (en Lérida). Algunas leyendas sobre Madonnas Negras incluso cuentan que las lámparas votivas se encontraron con la llama aún viva cerca de las estatuas que habían sido escondidas durante siglos (e.g. Randazzo, Sicilia and Chipiona, España). Para cualquier Católico, esto sería un signo claro de la presencia divina. Nótese también que las velas son oraciones de la gente en forma física. De manera que el hollín sobre María representa todas las oraciones derramadas sobre ella por sus hijos. Muestra dónde están los corazones de la gente: en la Madre mucho más que en el Hermano.

Muchas Madonnas fueron oscurecidas originalmente por el humo de las velas y la pátina, pero después, durante una restauración, pintadas de negro. Un ejemplo es Nuestra Señora Negra de Einsiedeln. La estatua fue restaurada a su blancura original en 1799, pero causó tal revuelo entre la población que el restaurador tuvo que oscurecerla de nuevo. Intentó un compromiso entre la piel negra pero con algún color en los ojos, mejillas y labios, pero la gente no fue feliz hasta que pintó toda la cara con pintura negra. Ese es el espíritu.

Nuestra Señora Negra de Eisiedeln, Suiza
Foto P. Damian Rutishauser

2. Las Madonnas oscurecieron porque fueron enterradas en la tierra para protegerlas de la destrucción por enemigos del Catolicismo, y los componentes químicos de la pintura de las estatuas y la tierra reaccionaron entre sí. Esto ocurrió durante siglos de ataques Musulmanes, durante las Guerras de Religión, la Revolución Francesa, las conquistas de Napoleón y la Guerra Civil Española.

Yo, sin embargo, encuentro sospechoso que tantas estatuas fueran supuestamente escondidas de los enemigos y luego olvidadas. ¿No habría pasado una generación a la siguiente el secreto del escondite? Es posible que algunas de las estatuas antiguas enterradas no estuviesen pensadas para retratar a María y a Jesús en absoluto. Sabemos que unas pocas estatuas Paganas de diosas madre con niño fueron Cristianizadas y a partir de entonces reverenciadas como María y Jesús, pero muchas fueron destruidas por fanáticos Cristianos. Así que, si los Cristianos enterraron sus estatuas bajo el suelo para esconderlas de sus enemigos, ¿por qué no habrían hecho lo mismo los Paganos?, Si algunas de las Madonnas Negras fueron originalmente diosas Paganas, eso explicaría por qué se precisó de intervención divina y tantos milagros para descubrirlas y rehabilitarlas como María y Jesús.

Hay otra razón por la que los Católicos entierran estatuas, es el modo adecuado de deshacerse de un objeto consagrado del que uno no quiere disponer más, bien sea por que ha sido dañado o porque parece pasado de moda en su estilo, o simplemente porque no es tan bello como una nueva imagen. Es posible que muchas estatuas fuesen descartadas cuando Europa cambió de retratar a María como Trono de la Sabiduría a retratarla como Madonna de pie.

Sólo que parece que Nuestra Madre no aprecia ser arrojada fuera de ningún modo y por ninguna razón. En algunas ocasiones Nuestra Señora ha enviado el mensaje de no juzgar sus imágenes con los ojos ordinarios, sino rendirles honor sin que importe su aspecto. En Viena, una pintura milagrosa con el nombre de Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada es reverenciada la Silbergasse (una calle). Fue encontrada en 1610 cuando María dio a un Fraile Carmelita la irresistible necesidad de buscar en un montón de basura algo valioso hasta que encontró su imagen (Peter Mullen, “Shrines of Our Lady”-Santuarios de Nuestra Señora-, St. Martin’s Press, New York: 1998, p.30).

Nuestra señora de Pompeya en su basílica es una imagen muy querida, famosa por sus milagros. Pero una vez fue llevada a una tienda de chatarra, siendo considerada un arte pésimo y totalmente inservible (Véase: Franciscan Friars of the Immaculate,-Frailes Franciscanos de la Inmaculada- “Marian Shrines of Italy”-Santuarios Marianos en Italia-, p.140). El mensaje esá claro: Honra a tu Madre Celestial en todas sus formas e imágenes, no importa cuáles.

DeLLuc_mallorca.jpg

La Madre de Dios (Lluc)

3. Algunas estatuas están hechas de madera de ébano negra u otras maderas oscuras.

cologne.jpg

La Madre de Dios Negra, Colonia, Alemania

4. Algunas “Madonnas Negras” fueron pintadas al estilo Bizantino, que representa usualmente caracteres bíblicos como oscuros como los Judíos Palestinos de aquella época habrían sido realmente.

5. La costumbre medieval de bañar las estatuas con vino habría contribuido a oscurecer las Madonnas Románicas. Este ritual se llevaba a cabo una vez al año en Viernes Santo (Véase: Francois Graveline, “Vierges Romanes” -Vírgenes Romanas-, editions Debaisieux, p. 26 y un panfleto de 2008 en la capilla de la Madonna Negra de Aurillac).

Bañar imágenes sagradas es una antigua costumbre que se encuentra en muchas culturas. Una vez al año los Romanos bañaban en un río a la diosa Cibeles, mencionada más arriba. Hasta hoy en día mucha gente baña sus imágenes sagradas. Desde no-Cristianos en Filipinas , que bañan estatuas en sangre (Véase Mary Beth Moser, p.116) hasta Budistas que bañan un Buda bebé en té por su cumpleaños, o gitanos Franceses que, una vez al año, bañan a su patrona, Sara Kali, en el mar.

Probablemente todas estas prácticas se remontan a los albores de las civilizaciones cuando la sangre de los animales sacrificados era vertida sobre una piedra sagrada que representaba a dios. Más adelante, y especialmente en la Cristiandad, el vino se usó para representar la sangre del sacrificio.

6. En la Edad Media muchos reputados clérigos sostenían que María obviamente debía haber sido de piel oscura, pues así es como Lucas la retrató en todos los famosos iconos y estatuas que la tradición le atribuye. Algunos conjeturan que el acompañó a la sagrada familia en su huida a Egipto, durante la cual María resultó bastante quemada por el sol de toda esa cabalgata a lomos de un burro, y así es como el la retrató.

7. Cuando la Iglesia moderna no puede negar en absoluto que una cierta Madonna fue retratada intencionadamente como negra, razona que fue para conectarla con la novia en el Cantar de los Cantares 1:5-6, donde se dice “Tengo la tez morena, pero hermosa, muchachas de Jerusalén, como las tiendas de Cadar, los pabellones de Salomón.No se fijen en mi tez oscura, es que el sol me ha bronceado: enfadados conmigo, mis hermanos de madre me pusieron a guardar sus viñas; y mi viña, la mía, no la supe guardar”.

En las comunidades monásticas la novia del Cantar de los Cantares es vista como la esposa de Dios, i.e. el alma mística que anhela la unión con Dios en general, y, más específicamente, la Virgen María como el alma más importante en unión con Dios. Cuando Teresa de Ávila dice en sus “Meditaciones sobre el Cantar de los Cantares”, capítulo 6,8: “ ¡Oh Señora mía, cuán al cabal se puede entender por Vos lo que pasa Dios con la Esposa, conforme a lo que dice en los Cánticos!”

La negrura de la esposa en el Cantar de los Cantares no es algo positivo. Ella se siente molesta por ello, siente la necesidad de excusarse por ello, pero también sabe que es bella a pesar de ello. A tenor de esto las interpretaciones, tanto Cristianas como Judías, de este pasaje afirman que el alma Cristiana o el pueblo Judío son pecadores y “oscuros” por sí mismos, pero que a pesar de ello, sin mérito por su parte, tienen la gracia de la luz y la belleza de Dios. Ellos deberían regocijarse en su belleza derivada de Dios y sentirse humillados por sus propias tendencias negativas.

Desde el punto de vista de la historia del arte, la Iglesia tiene razón en que muchas de las Madonnas que hoy son negras fueron originalmente blancas y luego oscurecidas a lo largo de los siglos. Incluso estudiosos que conectan el fenómeno de las Madonnas Negras con los cultos de diosas antiguas aceptan esto. (E.g. Brigitte Romankiewicz, “Die Schwarze Madonna: Hintergruende einer Symbolgestalt”-La Madonna negra, trasfondos de una figura simbólica-, Patmos Verlag, y la citada más arriba Francois Graveline). Aparentemente las Madonnas se oscurecieron con el tiempo, la edad y la exposición, y -como dicen los fieles- porque María (con Jesús) tomó sobre sí el pecado y el sufrimiento de la humanidad. Este oscurecimiento era visto como una comunicación divina significativa – puede ser precisamente porque no era algo hecho por el hombre.

Especialmente durante los siglos XIV al XVII, cuando la plaga, la Muerte Negra, estaba aniquilando poblaciones enteras a lo largo de Europa, la gente tomaba refugio en las Madonnas Negras. Era una reminiscencia de la historia de la Biblia (Números 21:6-9) donde Dios da instrucciones a Moisés de curar a aquéllos que hubiesen sido heridos mortalmente por picaduras de serpiente haciéndoles mirar una escultura de bronce de una serpiente. Similarmente, mirando a una Madonna Negra, se esperaba estar protegido de la Muerte Negra (El “principio de similaridad”, i.e., usar una ínfima candidad de patógeno como remedio curativo tovavía se usa hoy en día en las vacunas y en la homeopatía.) Graveline explica (p. 30) que durante aquel tiempo masas fervorosas de fieles iban en peregrinación a las Madonnas Negras más famosas de Le Puy, Chartres, y Rocamadour. Viendo esto, aquéllos que tenían en posesión estatuas menos importantes pero similares del “Trono de la Sabiduría”, no dudaron en pintarlas de negro para atraer mayores multidudes. Así es como las Madonnas de Vauclair, Orcival y Moulins se volvieron negras.

Otra Madonnas, que ya habían sido celebradas como Negras, recibieron una capa de pintura negra cuando fueron restauradas en el siglo XVIII, en lugar de blanquearlas, como se hace a veces hoy en día.

Mientras que la Iglesia aporta algunos argumentos válidos, ninguno de ellos responde a estas preguntas ¿Por qué la gente insiste en llamarlas Madonnas Negras cuando sólo son marrones o hechas de madera? ¿Por qué los fieles la llaman negra mientras que nadie menciona la negrura del niño Jesús que a menudo encontramos en su regazo, e igualmente negro? ¿Por qué no hay apenas estatuas de Jesús o de los santos que se celebren como negras? ¿Y por qué hay, si no Románicas, sí ciertamente estatuas Barrocas de María que fueron concebidas como negras desde el principio?. Parece que hay necesidad de una Madre negra pero no de un bebé negro ¿Por qué?

Puntos de vista feministas Cristianos y no-Cristianos

Muchas pensadoras feministas no-Cristianas ven las Madonnas Negras como una expresión del anhelo de la gente por sus viejas diosas pre-Cristianas. Para ellas la Virgen María es una versión diluida, subyugada de las auténticas diosas paganas, más poderosas y auténticas. Sería un injerto Cristiano ilegítimo en las diosas pre-Cristianas, diseñado para engañar a los adoradores de las diosas haciéndoles creer que podrían hacer su hogar espiritual en los pliegues patriarcales de la Iglesia Católica. Ellas instarían a la Virgen María y a sus devotos a librarse ellos mismos del patriarcado y emerger como la auténtica diosa y sus adoradores, que es lo que son en el corazón.

Luego hay feministas Cristianas como Charlene Spretnak y yo misma. Nosotras reconocemos la hermandad de María con las diosas así como las raíces precristianas de su culto. También somos conscientes de los esfuerzos de las iglesias patriarcales para controlar a María. Sin empargo, la experimentamos como extremadamente poderosa, y no más oprimida que las diosas Greco-Romanas, Mexicanas u otras. Históricamente las iglesias Cristianas han hecho lo que han podido para limitar su influencia, pero nunca han tenido éxito por mucho tiempo. Cada ola de supresión ha sido seguida por otra de entusiasmo renovado. Cuando la gente se siente en peligro de olvidar a su Madre, ella siempre tiene medios de recordárselo. Simplemente envía algunas apariciones, hace llorar a una estatua, o rezumar aceite, u obra milagros, y entonces no hay quien pare a sus seguidores.

Si usted duda de su poder en la historia Cristiana, simplemente mira cuántas iglesias en Europa están dedicadas a ella. Cuán a menudo uno entra en una iglesia nombrada en su honor para encontrar una gran estatua suya en posición central, mientras que casi tienes que buscar para ver alguna representación de Jesús. El libro de Andrew Harvey y Eryk Hanut “Mary’s Vineyard” -El viñedo de María- está lleno de citas que atestiguan el papel principal de María en muchas vidas Cristianas. Aquí transcribo una de Sergei Bugalkov: “La Madre de Dios, desde que ella dio su hijo a la humanidad del segundo Adán, es también la madre de la humanidad universal, el centro espiritual de toda la creación, el corazón del mundo. En ella, la creación se diviniza completamente, concibe, alimenta y lleva consigo a Dios” (p. 18).

A lo largo de la Edad Media los Cristianos Europeos tenían un miedo mortal de Dios y Jesús que los condenarían al fuego eterno del infierno. Su única esperanza y refugio era “Santa Reina, Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra” (El comienzo de la oración de la Salve, al final de cada misa Católica hasta las “modernizaciones” de los años 1960).

Tre_fontane.jpg

¿Es la Madre de Dios Cristiana?

En su libro “Missing Mary”-Añorando a María- Charlen Spretnak sugiere que la Iglesia no debería tener miedo de las raíces “paganas” de María, sino apreciar la fuerza añadida desde raíces más profundas. Después de todo la iglesia de los primeros días no tenía miedo de usar templos paganos como sus cimientos o huéspedes. Quizás sabían que lo divino, en su esencia, no es Cristiano, ni Pagano, ni Judío. Jesús mismo no era Cristiano sino Judío.

Entonces ¿Qué es María: Cristiana, o Judía o Pagana?. ¿Es Católica, Ortodoxa o Protestante? No me refiero a imágenes suyas, hablo de la María real que habla a las almas de la gente y aparece por todo el mundo a lo largo de los siglos. Aquélla que ha estado apareciendo en Medjugorje y dijo en octubre de 1981, cuando la guerra civil estaba en el horizonte. “Dile al sacerdote, dile a todo el mundo, que sois vosotros los que estáis divididos en la Tierra, (no Dios), los Musulmanes y los Ortodoxos, por la misma razón que los Católicos, son iguales ante mi Hijo y ante mí. Todos vosotros sois mis hijos” (Véase: www.Medjugorje.org). Para mí, algo verdaderamente divino debe transcender las fronteras de cualquier religión.

Esto nos lleva a la pregunta:¿Es Madre María humana o divina?, Generalmente la gente dice que si piensas en ella como divina, estás convirtiéndola en una diosa pagana, pero si la ves como humana estás manteniéndola Cristiana. Personalmente no pienso que los asuntos celestiales funcionen de acuerdo con nuestros conceptos y distinciones humanas. Esto me recuerda una historia Budista: Alguien preguntó al Buda “¿Eres humano o divino? El no iba a aplicarse ninguna de las categorías a él mismo, en su lugar respondió “¡Soy un ser despierto!

Muchos teólogos Cristianos piensan en María como divina. Incluso el Cardenal Ratzinger (ahora Papa Benedicto XVI) la llamó “madre divina” durante la misa funeral del Papa Juan Pablo II. Para distinguir su estatus del de Jesús, se dice únicamente que ella se hizo divina por gracia, mientras que Jesús fue siempre divino por naturaleza. i.e., ella alcanzó la unión “divina” o “mística” completa. Es el ejemplo primero y la personificación de cuál era la meta de generaciones de Cristianos: divinización. Santo Tomás de Aquino explica: “El único Hijo de Dios engendrado, queriendo hacernos partícipes de su divinidad, asumió nuestra naturaleza, de manera que hecho hombre podría hacer a los hombres dioses” (Citado en el Catecismo de la Iglesia Católica, verso 460).

Así, de acuerdo con el dogma Católico (que ciertamente no se proclama a menudo) todo el propósito de la encarnación de Dios en Jesús es ayudarnos a superar la división entre Dios y la humanidad. Pero aquí estamos todavía con sutilezas sobre si la Virgen María es humana o divina.

Yo creo que obtenemos una hermosa historia equilibrada si consideramos que “Dios creó al terrícola (en Hebreo: ha adam) a su imagen; “a su imagen divina lo creó, hombre y mujer los creó” (Génesis, 1:27). Es decir, Dios debe tener aspectos masculinos y femeninos, i.e. elementos opuestos y complementarios. (Recuérdese la Señora Sabiduría). Para recordarnos acerca de la unión de los aspectos divinos, Dios ordena a la divinidad a convertirse en hombre (Jesús) a través de una mujer (María), y luego que esta mujer se convierta en divina. “Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” (Apocalipsis 12:1). Es decir Dios se hizo uno de nosotros y uno de nosotros se hizo completamente uno con Dios, porque todos estamos llamados a hacernos humanos y divinos.

Puntos de vista izquierdistas

Éstos están representados de la manera más notable por Lucia Chiavola Birnbaum en su libro “Madonnas Negras: Feminismo, Religión y Política en Italia”. Birnbaum retrata a la Madonna Negra como una rebelde contra el sistema establecido que dice que lo blanco y masculino es superior y está pensado para gobernar sobre lo negro y femenino. Las Madonnas Negras son una expresión subversiva de la resistencia a someterse a normas establecidas por la clase y cultura dirigentes. Son un eco de memorias lejanas de diosas oscuras Africanas y Europeas y expresan también solidaridad con la clase trabajadora más oscura.

Es cierto que durante la Edad Media Europea el negro era el color de lo pobre, lo bajo, y de la renunciación, mientras que los ricos se pavoneaban con colores caros (Véase Brigitte Romankiewicz, p. 39). De aquí que una María negra bien podría comunicar su solidaridad con los pobres de un modo visual a las masas iletradas de la Europa medieval. Los más educados podían leer acerca de su solidaridad en su famoso himno bíblico, el Magníficat, en el que alaba a Dios por alejar a los poderosos de sus tronos, mientras asciende a los humildes. (Lucas 1:52-3)

Curiosamente, he encontrado confirmación de algunas de las hipótesis de Birnbaum en el libro de Roy A. Vargheses “Enviado de Dios: una Historia de las Apariciones acreditadas de María”. Él es el retrato del tipo de pensador patriarcal que Birnbaum contempla probablemente como el enemigo. Pero él tiene un punto débil: su amor por María. Y así, él cuenta la historia de Nuestra Señora Aparecida (Nossa Senhora Aparecida), la Madonna Negra y patrona de Brasil (en la p. 81). Ella fue encontrada en un tiempo en que los esclavos Brasileños estaban reclamando libertad y la Princesa Isabel rehusaba darles su acta de libertad. Cuando la Reina de los Cielos intervino llevando a cabo muchos milagros por medio de una estatua “negra”, la princesa terrestre vio la luz y comprendió el mensaje. Firmo los papeles aboliendo la esclavitud y ofreciendo a la Virgen Negra una preciosa corona.

nsraparecida2.jpg

Nuestra Señora Aparecida, Patrona de Brasil

Según China Galland, del lado contrario (en “El Vínculo entre las Mujeres”, 1998, p.183-5) todos los esfuerzos de la Madre Divina en Brasil consiguieron muy poco para terminar con la esclavitud, aunque le aseguró a ella una gran cantidad de seguidores entre los oprimidos, para los que ella es un símbolo de liberación. Galland cuenta una historia tradicional:

“Un día un esclavo estaba de viaje con su dueño cerca del pequeño altar que se había construido para la Aparecida. El hombre suplicó a su dueño parar los vagones y dejarle rezar en la puerta del altar. Tan pronto como se arrodilló bajo el dintel, las pesadas cadenas que llevaba cayeron de sus manos y pies, y el collar de hierro alrededor de su cuello se rompió en pedazos. Su dueño lo declaró libre: la misma Virgen parecía haberlo ordenado.”

Galland también parafrasea al Arzobispo Don Aloysius Lorcheider cuando explica el título de la virgen como “Madre de los excluidos de Brasil”: “Todos los que han sido marginados por la sociedad convencional, defendían y veneraban la figura de esta Virgen – los pobres, los hombres rotos y los oscuros. Ella es su campeona. Ella es negra porque es la Madre de Todos”. Los Brasileños la llaman Mari-ama y ama para ellos es la aya negra que cuida a los niños blancos y negros sin discriminación.

Brigitte Romankiewicz encuentra el mismo espíritu rebelde de la Virgen María en las historias recurrentes de su escapatoria de los planes de oficiales de la iglesia. El tema es éste: una estatua de María (a menudo, pero no siempre, negra) se encuentra en una zona desierta bajo circunstancias milagrosas. Los fieles acuden en tropel en peregrinación sin esperar la aprobación eclesiástica. Una vez que lo clérigos lo aprueban, los clérigos pretenden trasladar la imagen a la iglesia parroquial más próxima. Tratan de controlarla y traerla a casa, dentro del abrigo establecido de la iglesia, pero María tiene su propia mente. Milagrosamente la estatua regresa repetidamente al lugar de su descubrimiento hasta que consigue su propio santuario en el lugar que ella eligió. Según la leyenda la Virgen de Vassiviere escapó tres veces, la de Neunkirch nueve veces, la de Polignan en los Pirineos varias veces, rompiendo sus cadenas en su última fuga. Otras imágenes oscuras como Nuestra Señora de Oropa, Montserrat y Czestochowa también rehusaron ir donde los hombres querían llevarlas.

Mary Beth Moser describe un espíritu femenino similar que no tolerará la falta de respeto. En su “Honoring Darkness” -Honrando la oscuridad- (pp. 68-75, citado más arriba), lista muchos incidentes donde la gente que se mostró irrespetuosa con las Madonnas Oscuras fueron castigados milagrosamente por el Cielo.

Explicaciones Raciales

Algunas personas consideran las estatuas de las Madonnas Negras, no como simbólicas de un principio abstracto, sino como representando a María literalmente como Africana. Sus especulaciones sobre por qué los Europeos blancos retratarían a la madre de Jesús como una mujer Africana negra difieren.

Un grupo aduce que es por la simple razón de que eso es lo que era, una mujer negra. Después de todo, sabemos por la Biblia que había judíos Africanos en los tiempos de Jesús. En Hechos 8:26-40 se cuenta cómo un ángel envía al apóstol Felipe a convertir a un Judío Etíope de alto rango, que había venido a Jerusalén en peregrinación. Que había matrimonios interraciales entre Israelitas y Etíopes está atestiguado por la historia de Moisés que se casó con una Cusita, i.e. una mujer Etíope no semita, causando así la ira de su hermana Miriam. Si los Israelitas se casaban con Cusitas, tanto más puede uno asumir que se casasen con Amharas, i.e. Etíopes semitas. Considerando toda la historia que los Israelíes compartieron con Egipto (incluyendo la huida de la Sagrada Familia a ese país), uno puede aceptar que hubiese muchos matrimonios entre Israelíes y Egipcios de todos los colores. El ejemplo más famoso es Hagar, la doncella Egipcia con quien Abraham concibió a Ismael, padre de los Árabes. De manera que el tono de piel de María de Nazaret podría haber tenido muchas sombras de color moreno.

El otro grupo sostiene que no sólo María, sino todos nosotros somos originariamente Africanos, porque la raza humana en su conjunto nació en ese continente. En “Dark Mother: African Origins and Godmothers” – Madre oscura: Orígenes Africanos y Madres de Dios- Lucia C. Birnbaum habla de investigaciones arqueológicas y de ADN que sugieren los orígenes Africanos de la humanidad. Ella argumenta que el misterio de las Madonnas Negras en los países Europeos apunta a una memoria inconsciente de esas raíces. Presumiblemente nuestro ADN todavía contiene una huella de nuestra primera madre: una mujer negra, y nuestro subconsciente todavía recuerda la primera de todas las deidades a la que adoramos: una Madre Divina oscura.

Birnbaum aduce que los Africanos emigraron por todo el mundo, implantando en todas partes el culto a la Madre Oscura. Como prueba de las raíces Africanas de una cultura de amplitud mundial, pretende rastrear todos los usos de altares de piedra (dólmenes) y monumentos (menhires) en la edad de piedra (neolítico) hasta su posible origen Africano. No sólo eso, ella también sitúa en la cuna Africana los símbolos comunes de la Diosa: la V púbica o triángulo y el color rojo ocre, que imita la sangre menstrual. Ella habla de los orígenes Africanos de la creencia en la diosa, como si los humanos de todos los continentes no pudiesen haber sentido el mismo impulso de venerar lo Divino en la forma de maternidad. Por todo el mundo hay pájaros que construyen sus nidos y emigran – ¿acaso significa eso que todos se originaron en el mismo lugar? Yo pienso que adorar a una madre divina es un instinto humano básico, no limitado a ninguna raza en particular. Tiene un sentido tan inmediato el venerarla como incluyendo todo, impregnándolo todo, como luz y oscuridad, día y noche, esto en sí no debería atribuir a ninguna raza el haber creado las imágenes divinas clara y oscura.

sminport2-1.jpg nuria17-1.jpg

Santa Maria en el Pórtico en Campitelli, Italia, siglo X, enamel (izq)
Nuestra Señora de Nuria, Reina de los Pirineos, España, Siglo XII (der)

Las personas que piensan en la Madonnas Negras como madres Africanas resaltan las “características Africanas” que perciben en algunas de estas estatuas. Más abajo se ven dos que son descritas como “claramente Africanas”. A mí no me parecen Africanas, y yo no creo que sea ningún halago tildar las características a menudo bastas y primitivas de algunas esculturas Románicas como “Africanas”. Sin embargo, admito que la Virgen Negra de Chastreix (la primera imagen de este artículo) y especialmente su hijo, tienen un aspecto Africano de verdad.

De cualquier modo, lo que nosotros vemos en una estatua dada es nuestro asunto privado. Lo que es más importante para este estudio es lo que veían las masas de fieles de los siglos pasados y cuáles eran las intenciones de los artistas. ¿Estaban las Madonnas Negras Europeas retratadas y vistas conscientemente como Africanas? La respuesta es, algunas veces sí. Nuestra Señora de Meymac con su turbante apunta a la intención del artista de hacerla parecer Africana, o cuando menos “oriental”, lo que en la Edad Media significaba cualquier cosa al sur o sureste de Europa.

 Our Lady of Meymac, France, 12th century

Nuestra Señora de Meymac, Francia, Siglo XII

Que la gente la veía a ella y a algunas otras estatuas como Africanas está probado por los epítetos que se le daban. Las Vírgenes Francesas de Le Puy, Chartres, Meymac y quizás otras, eran apodadas “La Egipcia” durante siglos. Las Vírgenes Italianas de Montevergine, Somma Vesuviana, y Nápoles eran todas llamadas “Mamma Schiavon” -Mamá esclava- (Mary Beth Moser, Honoring Darkness – Honrando a la Oscuridad- p.77).

le-puy-scanned2.jpg O.L. of the Underworld.jpg

Nuestra Señora de Le Puy (izquierda, foto Francis Debaisieux) y Chartres (derecha), Francia, ambas son reproducciones, porque los originales fueron quemados durante la revolución, como brujas en piras de ejecución pública, bajo los gritos de “Muerte a la Egipcia”.

Puede ser que Dios quiera desafiar el racismo inspirando a los artistas blancos a crear Madonnas Negras y otorgándoles poderes especiales. ¡Y Él/Ella hicieron desafíos !. Hasta hoy en día la siguiente historia se cuenta en los folletos de Tindari, el santuario de una Madonna Negra más famoso de Sicilia, como aviso contra el racismo.

Una mujer había rezado a la Madonna of Tindari Italiana para curar a su hija, aparentemente sin saber qué aspecto tenía la estatua. Su deseo fue satisfecho y ella se dirigió al santuario de Nuestra Señora para agradecérselo. Al ver la imagen exclamó con indignación racista que esa Madonna era “Etíope”, y se asombró: “¿He viajado de tan lejos para ver a alguien más fea que yo?!”. El castigo, el remordimiento y la reconciliación se produjeron acto seguido uno tras otro: la pequeña cayó desde un acantilado, su madre lamentó su irreverencia, la niña fue salvada por intervención divina y la madre aceptó que el poder divino puede canalizarse tanto a través de formas negras como blancas, y que todas ellas merecen respeto.

 Our Lady of  Tindari , Italy,

Nuestra Señora de Tindari, Italia, “la Etíope“, sobre el siglo VII

Otras Madonnas Negras también son saludadas en sus santuarios como madres y reconciliadoras de todas las naciones y razas. E.g. Nuestra Señora de Loreto, en Italia, parece gozar de una apreciación especial entre los Católicos Africanos, que son mencionados y recibidos con sensibilidad en su casa sagrada. Del papel de la Aparecida Brasileña en la reconciliación racial, ya se habló más arriba.

Si preguntamos: ¿Que estaba sucediendo en Europa en el nivel de las relaciones raciales, cuando las Madonnas Negras se estaban haciendo famosas? a) La ocupación por los Árabes de España, Portugal, Sicilia, el sur de Italia y el sur de Francia b) Las cruzadas contra los Musulmanes y c) La discusión de la ética del comercio de esclavos.

a) Los “Moros” o “Sarracenos” ocuparon la mitad de España entre 710-1492, Portugal desde 711 hasta bien entrado el siglo XII, el sur de Francia por más de cien años, empezando también en el siglo VIII, Sicilia desde el siglo VIII al XII y el sur de Italia desde el siglo VIII al XIV. ¿Quienes eran los Moros?, Buena pregunta. Para los Romanos eran Mauritanos que habitaban en la región de los modernos Argelia y Marruecos. Para los Españoles eran originalmente una mezcla de Árabes y Bereberes (una tribu marroquí), que conquistaron los reinos Españoles. Cuando se mezclaron con la sangre Española e hicieron que los Españoles se convirtiesen al Islam, el término pasó a denotar a cualquier Musulmán. En la Francia moderna por otro lado, describe a los habitantes de una grán área Sahariana al sur de Marruecos, más o menos el territorio de la moderna Mauritania. En Alemania la palabra se usa para designar simplemente a gente negra. Este es otro ejemplo del fallo de los Europeos modernos a la hora de distinguir entre lo que es Negro Africano y lo que es Norafricano, Árabe o Semítico. Todo es extranjero, “oriental” y “negro” para ellos. (De ahí, pienso yo, la visión de Isis como una deidad “negra”).

b) Mientras que la gente del sur de Europa trató con Musulmanes Árabes y Norafricanos en su propio país, lo mismo hizo el resto de Europa en el “Oriente” durante casi cuatro siglos de Cruzadas (1095-mediados del siglo XV). Seguramente los cruzados que volvían a casa describirían a sus paisanos la Tierra Santa y el aspecto que tenían los habitantes nativos que allí quedaban. Debieron haber hablado de lo oscura que era su piel y puede ser que cruzase por sus cabezas que ésta era la gente de Jesús. (Aunque muchos prefiriesen no pensar en Jesús y los apóstoles como Judíos). Esto puede haber dado lugar a las representaciones de Marías negras. Pero aún no explicaría por qué los Jesuses negros no eran igualmente numerosos o importantes para la gente.

Durante la era de las cruzadas cuatro pequeños reinos Cristianos, más algunos pueblos y fuertes dispersos se mantuvieron entre el mundo Norafricano y Musulmán. Todos los territorios compartidos por Cristianos y Musulmanes fueron testigos de tiempos de guerra y tiempos de coexistencia pacífica y fructífera. Europa se benefició inconmensurablemente de la filosofía, ciencia, medicina y tecnología agrícola Árabes. Sin embargo la mayor parte de los Europeos que no estaban acostumbrados a tratar con vecinos Musulmanes de forma diaria, estaban aterrados ante la idea de una coexistencia pacífica con el mundo del Islam. Francia fue la fuente de mucha agresión Cristiana contra seguidores de Mahoma. Ella instigó las Cruzadas y sus poderosos monjes Benedictinos del Cluny tornaron los esfuerzos Españoles hacia una coexistencia pacífica con los Moros en guerra y persecución (véase la Enciclopedia Británica sobre las Cruzadas y la historia de España).

Es extraño, porque los mismos monjes que públicamente predicaban las cruzadas, en privado se entendían con los Musulmanes en intercambios culturales y religiosos muy fructíferos. Enviaban a sus mejores hombres a estudiar en las universidades Musulmanas Españolas de Toledo y Córdoba y tradujeron el Corán. Según Jacque Huynen en su “”l’Enigme des Vierges Noires”-El enigma de las Vírgenes Negras- se debe a monjes Benedictinos la creación de unan nueva civilización por la sintetización de culturas Druidica, Cristiana y Oriental en un sistema cohesionado (pp. 59-75). Yo supongo que el conocimiento es poder y aquellos monjes querían ambas cosas. Así que robaron todo el conocimiento del Oriente de sus hermanos Musulmanes, le dieron la vuelta y los dominaron.

c) Europa siempre usaba esclavos, mucho antes de haber oído de África. Al igual que los Africanos, los Europeos esclavizaban a sus propias gentes, antes de entrar en contacto con otras razas. Una vez que Europa se había convertido de forma bastante uniforme a la Cristiandad, surgió la pregunta de si era ético mantener esclavos. Bajo Carlomagno, gobernador del Sacro Imperio Romano desde 800 a 814 se hizo ilegal para los Cristianos mantener a otros Cristianos como esclavos. Pero especialmente las regiones Mediterráneas tenían acceso a esclavos Musulmanes y más tarde Africanos, aunque no eran ni de cerca tan numerosos como en las colonias. El primer estado en abolir completamente la esclavitud, incluso en sus colonias, fue el estado Alemán de Prusia en 1713. Siguió Gran Bretaña en 1807 y el resto de Europa en 1815.

Y entonces, en este contexto de Europa, luchando con cuestiones morales concernientes a otras religiones, culturas y razas, aparecen las Madonnas Negras que son llamadas Mamá Esclava, o Egipcia o Etíope. Del mismo modo que los Moros, parecen a la vez atractivas y espantosas. Como ellos, aparecen como alguien completamente distinto que luego resulta ser nuestro pariente después de todo. Pariente no sólo de acuerdo con la teoría de Birnbaum, sino también según las historias de la Biblia y el Corán que hablan de Abraham como el padre precursor de Judíos, Cristianos y Musulmanes.

 An old holy card depicting Our Lady of Africa, who is actually a Black Madonna in  Algiers . It seems that the monk is praying for the freedom of his African convert and Jesus grants his wish, breaking the chains of slavery.

Una vieja estampa que representa a Nuestra Señora de África, que es realmente una Madonna Negra en Argelia. Parece que el monje está rezando por la libertad de su convertido Africando y Jesús concede su deseo rompiendo las cadenas de la esclavitud.

Parientes, también en el sentido de que todos somos hijos de Dios. El rey Español Alfonso X, llamado el Sabio y el Ástrologo (1221-1284), cantó una canción sobre esto. El convirtió algunas historias sobre milagros de la Virgen María en poemas y canciones (“Songs of Holy Mary of Alfonso X, the Wise: Una traducción de Las Cantigas De Santa Maria” translated by Kathleen Kulp-Hill). Una de estas historias cuenta como tropas Cristianas y Musulmanas se encontraron en un río, dispuestos a caer unos sobre otros, cuando María apareció y proclamó: “Todos vosotros sois mis hijos. Id en paz.”

Con seguridad el Cielo debe estar del lado de la igualdad de razas, la paz y el entendimiento y un símbolo que nos ha traído para fortalecer la reconciliación racial es la Madonna Negra. Pero como de costumbre, pocos son los que escuchan, e incluso menos los que actúan en concordancia con las exhortaciones divinas.

De nuevo quiero enfatizar que ninguna explicación de las Madonnas Negras necesariamente excluye que otras no sean correctas a otro nivel, en otros tiempos y en otros lugares. Nuestra Madre Divina da a cada uno de sus hijos justo lo que el necesita en cada momento dado.

Nuestra Señora de la Buena Muerte: La Madre Oscura como guía por el Inframundo.

Como vimos más arriba, muchas de las antiguas diosas tenían funciones y rostros complementarios y opuestos, oscuridad y luz, caras pacíficas e iracundas. Eran guías a través del inframundo hacia el mundo superior. Similarmente Madre María también es retratada como negra y blanca, la sufriente Madre de los Dolores y la gloriosa Reina del Cielo, la humilde doncella del Señor y la poderosa Madre de Dios, así como guía segura en el tiempo de la muerte.

 Our Lady of Guadalupe, Mexico

Nuestra Señora de Guadalupe, México

La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe revela sus lados oscuro y claro de dos formas: una, ella irradia con la luz del sol, mientras que está de pie sobre una luna oscura, y dos, una línea recta recorre el centro de su vestido dividiéndolo en un lado luminoso y en un lado oscuro.

Madre María consuela y protege, pero también castiga. Mary Beth Moser en su libro “Honoring Darkness: Exploring the Power of Black Madonnas in Italy” -Honrando la Oscuridad: el Poder de las Madonnas Negras en Italia- dedica una sección entera a los Milagros Punitivos (pp. 68-76). Todos ellos sirven al propósito de evitar los abusos y asegurarse el honor y respeto de la Madre Divina. Ella no podría ser una una Madre divina que todo lo abarca si estuviese limitada a una sola expresión o color.

Como ella es la Puerta del Cielo que abre ambas vías, ella no sólo trae la vida de Dios a nosotros, sino que está asociada también con la muerte, aunque, en contraste con las viejas diosas, sólo con una buena muerte. De ahí uno de sus títulos: Nuestra Señora de la Buena Muerte.

 Our Lady of the Good Death (Notre Dame de la Bonne Mort), 12th century, Clermont-Ferrand, France, discovered in 1972 in the mortuary chapel of a bishop.

Nuestra Señora de la Buena Muerte (Notre Dame de la Bonne Mort), siglo XII, Clermont-Ferrand, Francia, descubierta en 1972 en la capilla mortuoria de un obispo.

La relación de las Madonnas negras con la muerte se evidencia no sólo por el título de la Virgen Negra de Clermont-Ferrand, sino también por el hecho de que muchas de ellas eran veneradas originariamente en capillas subterráneas para enterramiento (criptas) de las grandes iglesias. E.g. “Nuestra Señora de Debajo de la Tierra” (Notre Dame de Sous Terre), la Virgen Negra en la cripta de la Catedral de Chartres, cuyo título podría ser traducido más poéticamente, y quizás de forma más apropiada, como “Nuestra Señora del Inframundo”. Mont-Saint-Michel, que fue un lugar de enterramiento en tiempos pre-Cristianos, también alberga una Señora del Inframundo. Ambas Madonnas eran veneradas originariamente en cuevas, reminiscencia del reino de los muertos bajo la tierra.

Los Católicos generalmente se apoyan mucho en la Virgen María (sea blanca o negra) ante la muerte. Su oración más famosa, el Ave María, termina con: “ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”. Este es el mantra que es repetido una y otra vez cuando se reza el rosario. Durante siglos el rosario fue la práctica de oración marca del Catolicismo. Con las modernizaciones de los años 1960 casi desapareció de la vida Católica, excepto a la hora de la muerte. Antes, durante y después de la muerte, hasta hoy en día, los Católicos rezan el rosario por sus seres queridos.

También hasta hoy en día podemos encontrar estatuas, iglesias, incluso confraternidades nombradas bajo el título de Nuestra Señora de la Buena Muerte. La Asociación Polaca de Nuestra Señora de la Buena Muerte mantiene un boletín y una página web en varios idiomas (en la que cada traducción añade un sabor ligeramente diferente). Su objetivo es ayudar a todo el mundo a obtener una buena muerte. Para este fin recomiendan dar la espalda al pecado, permanecer en la gracia de Dios, a menudo dirigiendo los pensamientos hacia la eternidad, y tener devoción a “Nuestra Señora de los Siete Dolores bajo el título especial de Nuestra Señora de la Buena Muerte”. De este modo uno debería estar siempre preparado para morir, afirman, (www.apostolstwo.pl).

En el Brasil del siglo XIX una Confraternidad de Nuestra Señora de la Buena Muerte, formada por esclavos Africanos, fue de ayuda en la sintetización de las tradiciones Africanas y Católicas en lo que vino a llamarse como “Candomble”. Y todavía existe una Confraternidad de Mujeres Negras de Nuestra Señora de la Buena Muerte en Cachoeira, Brasil, que son responsables de la supervivencia del folclore local. (Véase: www.melchior.melchior/melchior.nsf y www.adepba.fr/doc_word/guyane_BAHIA.rtf )

Explicaciones Psicológicas

Una explicación psicológica para la Madonna oscura es que es una variable misteriosa (como la x en álgebra). Como tal, nos permite proteger nuestras fantasías, heridas y necesidades con ella. Una vez ofrecidas a ella,ella puede sanarlas y después llevarnos a una integridad mayor.

Para aquellos de nosotros, gente blanca, que se siente herido por madres humanas imperfectas, resulta de ayuda verse confrontado con una imagen de madre que es llamativamente diferente de aquélla a la que estamos acostumbrados. Esto nos permite reenmarcar nuestra imagen de maternidad, desprendernos de normas y hábitos viejos y abrirnos a una nueva experiencia de maternidad, sin las molestias de la carga del pasado.

Cuando una persona blanca se presenta a una madre negra (lo que era ciertamente el caso en la Francia del siglo XII) es un empujón para desprenderse de ideales convencionales (e.g. blanco=belleza, bondad y poder). Es un paso hacia la libertad de todas nuestras nociones preconcebidas, grilletes y horizontes estrechos.

Desde luego para la gente morena y oscura el efecto sanador de las Madonnas oscuras y negras funciona de un modo diferente. No es la diferencia con ellos lo que resulta sanador, sino su similaridad. A través de ella el cielo expresa solidaridad, amor y cuidado por ellos, afirmando que no están excluidos de las gracias celestiales. Como la Virgen de Guadalupe dijo a Juan Diego “¿No estás tú bajo mi sombra y protección? ¿No soy yo una de tu clase?”

Para C.G. Jung y sus seguidores la Madonna Negra representa el arquetipo de lo femenino oscuro, lo que es inconsciente, impredecible y misterioso en los humanos y en la mente de Dios. Ella representa el terror existencial que uno tiene de enfrentarse con la “noche oscura del alma” (San Juan de la Cruz) para entrar en unión completa con Dios. Cedrus N. Monte (en www.cedrusmonte.org) llama a la Madonna Negra una “fuerza letal” para el ego. Y explica además que cuando el ego está herido mortalmente el yo auténtico nace a una nueva vida. Otra forma de “buena muerte”.

 An ordinary garden statue of the type

Una simple estatua de jardín del tipo “Nuestra Señora de todas las Gracias”, se volvió Madonna Negra en mi porche, por Suli Marr.

 Mary holding a tamed dragon like a lap dog, a very rare type, Chartres relief on the

María sosteniendo un dragón domado como un perro faldero, un tipo de estatua muy raro. Chartres, relieve en la “Puerta Real”.

Brigitte Romankiewicz interpreta la oscuridad de la Madonna como una representación de un alma en completitud, con sus lados “luminoso” y “sombrío” en perfecto equilibrio. Los psicólogos insisten en que los humanos necesitan integrar sus tendencias oscuras si quieren estar sanos y completos. Necesitamos conocer y aceptar nuestros instintos básicos con compasión, pero no actuar según sus antojos. Sea cual sea el potencial positivo que puedan incluir debería ser apreciado y hacer uso de él de un modo constructivo.

Guadalupe,darkmoon.jpg MarijaBistrica,darkmoon.jpg

 

Hay otros dos tipos de Madonnas que retratan la capacidad de la Virgen para conocer, abrazar y transcender la luz y la oscuridad. Una es Nuestra Señora de pie, descalza sobre una serpiente, sonriendo dulcemente. Ambos, la serpiente y la Señora están ilesas en su lugar adecuado. La sombra es controlada, domada, pero no destruida.

Brigitte Romankiewicz (Die Schwarze Madonna –La Virgen Negra-, pp.100-1) ve la misma idea expresada en imágenes de más o menos Madonnas luminosas sobre una luna oscura, que algunas veces tiene la imagen de una cara de mujer triste o seria. He aquí tres ejemplos: La Virgen de Guadalupe, la Madonna de Haslach en el Landesmuseum de Stuttgart, y la Madonna Negra de Marija Bistrica.

Las Madonnas de pie sobre una luna o mujer-luna empezaron a surgir a finales del siglo XIV. Historiadores de arte tradicionales interpretan este símbolo como señalando a Eva, la Madre Oscura arquetípica de la Cristiandad, quien supuestamente, hundió a la humanidad en el pecado.¿Cómo llegaron a fusionarse la luna y la primera mujer?. A través de muchos siglos la luna ha simbolizado el poder femenino para traer vida al cosmos. Desde el siglo VI A.E.C. aproximadamente, la diosa Greco-Romana Selene se hizo conocida como la “Madre de todo lo que vive” (Dorothea Forstner y Renate Becker, Lexikon christlicher Symbole,-Diccionario de símbolos cristianos- Marixverlag, Wiesbaden: 2007, p.356). Ese título recuerda el nombre de Eva, explicado en Génesis 3:20. “Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes”. Eva es la interpretación inglesa del nombre Hebreo Chawwah, que fue derivado de la palabra Hebrea chawah. “respirar, vivir”.

Así pues Eva es una figura que representa todo lo que es femenino en nuestro universo visto con ojos patriarcales: Ella es todas las mujeres que tienen el poder de traer la vida, pero que también están de alguna manera en la raíz de todo el mal y tienen que ser “mantenidas en su sitio”. Ella es también la luna femenina, que mide el tiempo y garantiza la fertilidad, pero recibe su luz del sol masculino.

Pero incluso fuera del patriarcado, las mujeres, tanto como los hombres, ambos tienen lados de luz y de sombra que son un reto para ser interpretados de una forma saludable. La Madonna de pie sobre una luna oscura (algunas veces con la cara de Eva) es una imagen de integración y completitud. Es la totalidad de la feminidad, con aspectos luminosos y oscuros en su lugar adecuado: la luz en la parte superior y lo oscuro bajo los propios pies, i.e., controlado. María, la “segunda Eva”, la primera mujer de la “nueva creación en Cristo” redime a la “primera Eva”, del mismo modo que Jesús, el “segundo Adán”, el primer hombre de la nueva creación, redime al “primer adán”. (Consultar Cor.15:45-49)

Nuestra Señora de Guadalupe es un retrato especialmente bien equilibrado de la integración de la luz y la oscuridad, la unión de los opuestos: hay una línea que baja a lo largo de su vestido y lo divide en dos partes, un lado con luz y un lado con sombra, está el sol irradiante de luz detrás suyo y la luna oscura debajo de ella, y está el ángel masculino bajo ella, soportando su propia feminidad.

Explicaciones Místicas

En el misticismo Cristiano la oscuridad representa los misterios divinos que están escondidos de la “luz de la razón” ordinaria. Esta tradición se remonta hasta la Biblia Hebrea. La historia más famosa sobre Dios encontrándose con nosotros en la oscuridad está en el libro del Éxodo. Dios se aparece al pueblo de Israel en el Monte Sinaí en una espesa nube oscura. Entonces pide a su profeta especial, Moisés, que suba y se encuentre con él, cara a cara, dentro de la nube “Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios” (Ex. 20:21).

No menos importante es el relato de la primera Alianza de Dios con el pueblo de Israel en Génesis 15. Cuando Abraham quiere saber realmente de Dios, se le dice que lleve un sacrificio ante el Señor. El tiene que defender sus ofrendas frente a animales salvajes y esperar todo el día. Finalmente “Mas a la caída del sol sobrecogió el sueño a Abram, y he aquí que el temor de una grande oscuridad cayó sobre él. “(versículo 12) Y en esa oscuridad Dios habló con él profusamente. “Y sucedió que puesto el sol, y ya oscurecido…” (versículo 17),”…. hizo Jehová un pacto con Abram….”(versículo 18).

La nube oscura es mencionada de nuevo en 1Reyes 8:10-12, durante la dedicación del templo de Salomón: “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová. Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad”.

Por tanto Dios se oculta en una nube de oscuridad y para experimentar a Dios directamente uno tiene que entrar en lo que un famoso libro medieval con el mismo título llama “la Nube de lo Desconocido”. El autor anónimo recomienda durante la oración o la meditación poner todo lo que has conocido desde siempre bajo una “nube del olvido”, para ser capaz de dirigir una nueva y completamente fresca mirada a tu universo.

MADONN_di_Loretto.jpg

loreto_holy_house.jpg

Casa Sagrada” de María en Loreto, donde reside una de las Madonnas negras más famosas.
Foto Giorgio Filipini.

Poco después de la primera vez que me pidieron dar una charla sobre Madonnas negras pude ir a Loreto, Italia, ante la Madre negra en la oscuridad de su pequeña casa de ladrillo. Allí le pregunté directamente sobre el significado de su negrura. Escuchando con una mente abierta y vacía y con todo mi ser, sentí que mes estaba cubriendo con la oscuridad de su manto como en una oscura “nube de lo desconocido”. En esa oscuridad, más allá de las palabras, estuvimos en contacto. Ella no me dio ninguna palabra entonces, pero después me sentí segura de que ella revela sus secretos a aquellos que la aman. A aquellos que se atreven a entrar en la oscuridad de la “Nube de lo Desconocido” y la “noche oscura del alma” (San Juan de la Cruz) ella los atrae hacia sí, como un “agujero negro” atrae la materia, y allí, en esa oscuridad, les enseña. Es como estar en el vientre de Dios, sabes que estás nutrido y custodiado en la seguridad. Creces sin necesitar saber cómo. Siempre desde entonces, veo a las Madonnas Negras como un símbolo del vientre de Dios.

El Dr. Eben Alexander, autor de “Proof of Heaven” – La Prueba del Cielo- describe vívidamente su entrada en el vientre de Dios durante su experiencia cercana a la muerte. “Continué avanzando y me encontré entrando en un inmenso vacío, completamente oscuro, de tamaño infinito, pero a la vez infinitamente confortante. Siendo como era, completamente negro, rebosaba de luz: (….) Mi estado era, en verdad bastante extraño, semejante a un feto en una matriz. (….) En este caso, la “madre” era Dios, el Creador, la Fuente que es responsable de crear el universo y todo lo que hay en él. (….) era como si estuviese naciendo en un mundo más grande, y el universo mismo fuese como un vientre gigante” (Simon & Schuster Paperbacks, N.Y.: 2012, pp. 46-7).

En su libro “Revealing Heaven: the Christian Case for Near-Death Experiences”-Revelando el Cielo: El Caso Cristiano para Experiencias Cercanas a la Muerte- John Price usa las mismas palabras. Es decir, el cita a un ministro fundamentalista que habla de su experiencia cercana a la muerte: “Entré en lo que parecía como un vientre, que era oscuro, excepto que podía verse en la oscuridad (…) creo que entré en un vientre de algún tipo para ser sanado. Era como si mi disco duro fuese completamente borrado y volviese para tener que reaprender. (….). En el momento que desperté del coma, Sabía que había vivido una mentira que había herido a miles de personas” (Harper Collins Publishers, N.Y.: 2013, pp.140-141).

Otros símbolos de la divinidad de Madre María

1. La forma triangular de las Madonnas con corona y manto, reminiscencia del triángulo de la Diosa, el primer símbolo religioso de la humanidad. (Véase el artículo: “Mother Mary and the Goddess“.-Madre María y la Diosa-).

ZAPOPAN.jpg

red_blue.jpg

2. Ambos Jesús y María son retratados rutinariamente con ropas rojas y azules, donde el rojo simboliza su humanidad, su sacrificio de amor, y el azul su divinidad. El significado de los colores en iconografía puede cambiar con el curso de los siglos y también con las preferencias ‘individuales’ de interpretación. A pesar de ello, es ampliamente reconocido que el rojo y el azul simbolizan las dos naturalezas de Cristo -humana y divina- de las que participa la Madre de Dios.

3. La imagen de la Virgen de Guadalupe Mexicana, vestida de cielo (manto) y tierra(vestido), radiante con la luz del sol, y de pie sobre la luna.

4. La Medalla Milagrosa que representa a Jesús y a María como iguales e inseparables (ver la página de inicio).

5. La Virgen en el Apocalipsis 12:1 y en Roma, donde dijo en 1948 “Soy la Virgen del Apocalipsis” y “Soy la unidad de la trinidad divina, Hija del Padre, Madre del Hijo, y Esposa y Templo del Espíritu Santo”.

El Blanqueado de las Madonnas Negras

Hoy en día, más y más Madonnas Negras son blanqueadas durante las restauraciones. Algunos ejemplos en este índice son Chartres, Chatillon-sur-Seine, Cuxa, Err, Font-Romeu, Molompize, Prats-de-Mollo, Ronzière, Magdeburg, Custonaci, Milicia, Pescasseroli, Piazza Armerina, Nuria, y Olot. Yo supongo que para aquellos que creen que las Madonnas Negras son negras sólo debido al hollín de las velas y otras suciedades que se han acumulado sobre ellas a lo largo de los siglos, tiene algún sentido restaurarlas a su color blanco original, que a menudo aparece bajo las restauraciones. Pero incluso aunque la oscuridad de una estatua no tuviese significado espiritual aún quedaría el valor de la pátina, i.e. del oscurecimiento normal de los materiales a lo largo de los siglos. Cualquiera que trate con antigüedades sabe del valor de la pátina como signo de una edad honorable y no pensaría nunca en quitarla. ¿Por qué hacer entonces estos horribles lavados de cara a las estatuas de Madonna? Más aún, uno podría esperar que los que están a cargo de las restauraciones consultarían con historiadores del arte. Y uno podría esperar además que los historiadores de arte supiesen que “Madonna Negra” es un título Católico específico otorgado a ciertos, pero no todos, estatuas e iconos. Como se ha discutido más arriba, este título apunta a una historia mucho más profunda que una mera capa de hollín, suciedad y pátina. Es una tradición única de los Católicos, una de la que deberían estar orgullosos, no blanquearla.

Desde luego que las estatuas antiguas de madera necesitan restauración. Nuestra Señora la Negra de St. Guiraud es un buen ejemplo de lo que ocurre cuando una estatua no se renueva nunca. Uno apenas puede distinguir que se trate de una Madonna. Sin embargo, las renovaciones pueden conservar la oscuridad. La Madonna Negra de Einsiedeln es un ejemplo. La estatua fue dañada malamente cuando las tropas Revolucionarias Francesas ocuparon Suiza y tuvo que pasar a esconderse durante un año. Para su vuelta, en 1799, fue restaurada, no a su negrura, que la gente había venerado durante siglos, sino a su blancura original. Esto causó un revuelo tal en la población que el restaurador tuvo que oscurecerla de nuevo. Él intentó un compromiso entre la piel oscura y algo de color en los ojos, mejillas y labios, pero la gente no estuvo contenta hasta que pintó toda la cara negra como la pez, como había sido siempre. ¡Ese es el espíritu!

Algunas veces, las restauraciones de Madonnas Negras son una espada de doble filo: por un lado disminuyen el poder de la estatua para muchos de nosotros. Por otro lado pueden traer a la luz algunos otros aspectos del original que habían sido tapados. E.g. en Custonaci, Sicilia, las ofrendas de trigo originales, tan relacionadas con el antiguo culto de Demetra en esa isla, fueron revelados. En Chartres fue el manto rojo y azul, símbolo de sus naturalezas humana y divina, o su pasión (en ambos sentidos mundanos) y su glorificación. Para más detalles, véase el subapartado precedente “Otros símbolos que corroboran la interpretación de la oscuridad de Madre María como su divinidad” y mi artículo “Mother Mary and Mary Magdalene”-Madre María y María Magdalena, subapartado ““Goddess of Love””-Diosa de Amor-.

Yo creo que una de las razones para todo ese blanqueado de Madonnas Negras es que la Iglesia Católica tiene un problema con que tantos no-Cristianos entren en sus santuarios sagrados adorando Madonnas Negras como la Diosa, difundiendo la opinión de que ella no es realmente tanto la Madre de Cristo como una diosa pre-Cristiana disfrazada. Quizás están intentando desalentar peregrinajes “Paganos” a santuarios Cristianos y están usando la corrección científica como una excusa. Puedo entender que un cura Católico se sienta incómodo cuando un grupo de tipos de la nueva era aparecen con péndulos haciendo quién sabe qué en la cripta de su catedral. Sin embargo, bien podría rezar que la Madre de Cristo convierta a esos Paganos que han sido atraídos hacia ella, más que disuadirlos de entrar a una iglesia. Podría entablar con ellos un diálogo interreligioso que enriquecería a ambas partes y contribuiría a la paz entre las religiones. Eso es lo que pasaría en un mundo perfecto – no en la clase de mundo en el que vivimos, pero uno puede esforzarse por ello.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español