Meditación de la Virgen Negra

1: Note la respiración en su cuerpo.

2: Permítale que ocupe todo el espacio que quiera.

3: Lleve la conciencia a sus pies, ……. su vientre……su corazón……su cara…..relaje la tensión dondequiera que la sienta.

4: Dése cuenta de cómo la respiración llega desde el universo, entrando por la nariz y por cada poro de su piel. Fluye hacia sus pulmones, se mezcla con su sangre y va a cada célula de su cuerpo

5: A partir de la unión de la infinidad divina y la compasión surge en frente de usted y para usted una Madre Oscura, puede aparecer en la forma de una Virgen Negra, una diosa como Kali o Isis, una esfera de Maternidad, energía oscura, su abuela fallecida, etc.

6: Inspire esa oscuridad en su ser. Observe a dónde quiere ir, qué quiere hacer por o para usted. No tenga miedo. Ríndase a lo que sea que ocurra. Incluso si ella quiere devorarlo, lo escupirá de vuelta desde su imagen.

7: Cuando todo esté en calma, o según lo necesite, repita su mantra (Ave Marías o cualquier otro mantra de la madre divina que usted prefiera).

8: Cuando sienta que ha terminado, termine enviando Sus bendiciones a todos los seres.

*Prof. Jesús Ángel Gomollón Garcia enseña ingenieria en la universidad de La Coruña, cerca de Santiago de Compostella, España. Interfaithmary en Español